/PANDORA NUEVA TEMPORADA
P

PANDORA NUEVA TEMPORADA

Por Carlos J. Alvarado.

Terminó la copa del mundo, un evento que mantuvo a miles y en especial a los hondureños cautivos durante un mes. Lo que no nos esperábamos era los nuevos capítulos estrenados en Pandora, lo que para muchos es el sinónimo de una nueva historia novelesca que mantendrá entretenidos por un largo rato a sus espectadores.

La inmensidad de serios aprietos para una de las mujeres que por ahora, juega uno de los papeles más peligrosos en la historia del país nos debe poner a pensar e imaginar cuales serían nuestras reacciones al estar en sus zapatos.

La jueza, Lidia Álvarez Sagastume es en este momento la mujer que tiene sobre su espalda, no solo la presión del pueblo si comete el mínimo error al momento de aplicar la ley, sino serias repercusiones en la historia del país.

Tener enfrente a diputados que le dieron el voto de confianza para convertirse en magistrada de la Corte Suprema de Justicia, y que ahora el papel es completamente diferente, pues es ella misma y los medios probatorios los que decidirán su libertad o no.

El caso Pandora ha estremecido históricamente a multitudes, pues nunca antes existieron órganos estatales capaces de tocar ni con el pétalo de una rosa a altos funcionarios y exfuncionarios salpicados en vergonzosos actos de corrupción, en perjuicio de la salud, educación y seguridad de todos los hondureños.

En esta papa caliente, se juegan intereses realmente inimaginables, personas cercanas al poder político y económico desfilan por los tribunales como delincuentes comunes, pero con trato preferencial.

De manera que la resolución dada en la audiencia inicial da paso, de nueva cuenta, a que los hondureños perdamos las esperanzas, porque la confianza hace mucho dejó de habitar en nuestros cuerpos.

Un desfalco que seguramente impidió el desarrollo de cientos de programas en favor de productores por ejemplo, y que fue a parar a los bolsillos de los inescrupulosos que por décadas han puesto de rodillas al país.

Aunque para muchos la injusticia -si ese es el caso- no debe cantar victoria, pues hacen falta otros medios de prueba que podría cambiar el panorama.

Mientras que para los que estamos del otro lado del “charco” en el que hemos preferido estar por tratarse de la no renuncia a nuestros principios ideológicos y hasta morales, debemos tener claro que “Pandora”, y su nueva temporada debe servir como advertencia para quienes tienen la visión de ensuciarse con dineros ilícitos.