/LA OPORTUNIDAD PARA CONSTRUIR LA VERDADERA REPÚBLICA

LA OPORTUNIDAD PARA CONSTRUIR LA VERDADERA REPÚBLICA

Por Óscar Esquivel

La corrupción en Honduras está siendo amenazada por su misma naturaleza, por un Estado extranjero y sobre todo por el aliento moribundo de las mayorías. Ese cáncer inoculado en el cuerpo de nuestra débil república a través de la clase empresarial, política y potencias extranjeras está terminando con el organismo hondureño. Los síntomas son evidentes: golpe de estado en el 2009, dos procesos electorales fraudulentos, saqueos monstruosos a las instituciones públicas y un tema no menos dañino como el narcotráfico.
Los expulsados de su tierra por corrupción y narcotráfico se encuentran en Tijuana, paso obligado hacia Estados Unidos de Norteamérica. Éste es el mismo país que ha patrocinado golpes de estado y que se ha hecho de la vista gorda en temas como el narcotráfico y corrupción en nuestra Honduras. Los Estados Unidos de Norteamérica hoy empiezan a pagar las consecuencias de promover y sostener gobiernos corruptos y plagados de narcotraficantes, que han existido a lo largo de nuestra corta historia republicana.

El caso de corrupción en el IHSS, junto a los casos denominados “Caja Chica de la Dama” y “Caja Chica del Hermano”, tienen en la cárcel a la esposa y hermano del ex presidente Porfirio Lobo Sosa, quien ha dicho que no solo en su gobierno existió corrupción y cuestionando el por qué no hay presos en el actual gobierno del presidente Juan Orlando Hernández. No obstante, la semana pasada fue capturado en Miami Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano menor del presidente Juan Orlando Hernández, acusado por el delito de tráfico de drogas. “TH” fue mencionado anteriormente por este mismo caso por un ex capitán de las Fuerzas Armadas y por narcotraficantes extraditados. Fueron, además, mencionados otros funcionarios actuales y ex funcionarios. Estas acusaciones, lamentablemente, no tuvieron eco en los organismos operadores de justicia en nuestro país.

El reloj de arena se acelera cada día que pasa para la clase política, empresarial y armada que forman el núcleo corrupto del país. A medida que el tiempo avanza, el círculo aparentemente se va
cerrando, por lo que tendrán que caer otros personajes de mayor capital económico y político. El amo del norte mueve sus hilos al no estar conforme con la miseria –hija de su abuso– que amenaza sus fronteras.

Estados Unidos abrió la cuerda de la horca lo suficientemente grande desde hace mucho tiempo y ahora comienza a tensar, asfixiando a sus capataces. Sin embargo, tampoco está dispuesto a renunciar a los intereses que tiene en nuestro territorio. No están dispuestos a desprenderse de uno de sus portaaviones más importantes en el mundo. El círculo aparentemente se va cerrando, pero nuevas estructurales criminales ya existen o serán creadas por el amo del norte.

La oportunidad se presenta para que actores políticos con capacidad y honradez entren en escena. La oportunidad está para que la apatía de las mayorías hacia lo público sea de su interés primario. Las estructuras criminales seguirán vigentes mientras los hondureños honestos no los identifiquen y combatan. Ya va siendo hora de enfrentar a capataces y amos. Es la oportunidad de crear una verdadera república de y para las mayorías, con verdadera independencia entre poderes y libre de injerencia de potencias extranjeras.

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.