Honduras

Ojos sobre Valle de Ángeles

el

UN MODELO MUNICIPAL PARA PREVENIR LA VIOLENCIA

Tegucigalpa.

El relativo éxito de la estrategia de saturación policial en barrios y colonias del Distrito Central, y la violencia misma que aún persiste en distintas zonas de la ciudad, fuerzan el desplazamiento constante de residentes de colonias calientes a otros puntos más seguros; unos buscan moverse a otras zonas adentro de la capital y otros, a municipios cercanos.

Decenas de hombres y mujeres de la Tegucigalpa y Comayagüela son empujados diariamente a buscar refugio en ciudades aledañas, levantando las alarmas de las autoridades y residentes de municipios que hasta la fecha se han considerado como «tranquilos».

Santa Lucía, Ojojona y Valle de Ángeles, ciudades que rodean a la capital de Honduras, están en el foco de la crisis. Durante años las estadísticas de violencia y muerte se ha mantenido baja en estos municipios. Pero el aumento de la migración ha levantado las alarmas en las autoridades, que preparan medidas urgentes para hacer frente los nuevos vecinos. Su preocupación principal, no es aquellos desplazados que vienen huyendo de la violencia sino los que intentan escapar de la policía.

«Valle de Ángeles ha sido un lugar tranquilo, sin embargo, los fines de semana es muy concurrido, con los habitantes de aquí no tenemos ningún problema», manifiesta la vicealcaldesa Mirian Ponce.

Autoridades de la alcaldía de Valle de Ángeles reportan que diariamente, de uno a tres camiones de mudanza ingresan al municipio provenientes de Tegucigalpa. Muchos buscan abrigo en las colonias de la periferia municipal, traen consigo la esperanza de escapar de los peligros de Tegucigalpa, pero hay otros que llegan buscando hacer del municipio su campo de operaciones. Saber quienes son los que llegan es un reto al que debe enfrentarse la corporación municipal.

Foto Tiwy.com

Foto Tiwy.com

«Nosotros aquí, fácil los detectamos» —afirma el regidor municipal Alexander Cabrera, un empresario del transporte que desde su trabajo en la alcaldía ha estado a cargo de diseñar la estrategia de seguridad para el municipio. Según Cabrera, víctima él de la extorsión en Tegucigalpa, los ciudadanos de las comunidades de Valle de Ángeles están pendientes de quienes son los vecinos nuevos que llegan a vivir a los barrios y colonias, y si sus hábitos les generan sospechas, informan a las autoridades policiales que proceden a investigar.

Según las autoridades policiales de Valle de Ángeles, no hay una sola denuncia por extorsión en el municipio, no así el narcomenudeo.

«Han venido acá muchos ciudadanos que llegan huyendo de la policía, testaferros o delincuentes que toca localizar», indica Cabrera, afirmando que ha sido gracias a esa estrategia comunitaria que la semana pasada se dio captura a tres personas ajenas al municipio, que se establecieron en la ciudad intentando formar un mercado de narcomenudeo.

Capturados por la policía en operaciones contra el narcomenudeo en Valle de Ángeles.

Capturados por la policía en operaciones contra el narcomenudeo en Valle de Ángeles.

Para hacer frente a un posible aumento en la delincuencia, las autoridades municipales han pedido el apoyo de las instituciones de seguridad del gobierno central. Procedieron a construir una posta policíal para la Policía Militar y a restaurar la existente para la Policía Nacional.

«Tenemos presencia de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), de la agencia antinarcóticos, delitos comunes y las dos policías (PMOP y PN) que trabajan las 24 horas del día patrullando barrios y colonias», afirma Cabrera, resaltando la creación de una policía municipal creada para cuidar a los vecinos y turistas que llegan a la ciudad.

Iveth Flores, gerente propietaria de una tienda de artesanías de Valle de Ángeles, aseguró a la prensa que la llegada de antisociales integrantes de maras y pandillas es la causa para el aumento de muertes en Valle de Ángeles.

En este último semestre se registraron en Valle de Ángeles varias muertes violentas, algo inusual en el municipio. El 26 de febrero, en el barrio La Escondida, fue ultimado a disparos el menor Ángel de Jesús Sevilla Velásquez, de 16 años; al día siguiente fue asesinado en el mismo lugar José Armando Reyes Fernández, de 28 años. La noche del miércoles 8 de marzo, otro hombre identificado como Walter Ulises Ponce Chávez, de 31 años, fue ajusticiado por varios sujetos, siempre en el barrio La Escondida. 

El regidor de Alexande Cerrato asegura que  esas muertes se deben a temas de drogas.

Centro de Valle de Ángeles.

Centro de Valle de Ángeles.

«Luego (en la investigación) se supo que estaban ligados a la venta de droga, excepto un muchacho que mataron en la pulpería, él no tenía nada que ver», afirma Cerrato, agregando que en la prensa han aparecidos otros casos de muerte por asfixia alcohólica reportados erróneamente como asesinatos.

Según el clase I de Policía, Jairo Reyes, jefe municipal de la Policía Preventiva de Valle de Ángeles durante los meses en donde sucedieron los asesinatos, las muertes se deben a pleito por territorios.

«La información que tenemos es que la mayoría de las muertes se han dado por el pleito de territorios para la venta de droga entre varias bandas», aseveró el oficial.

Valle de Ángeles es un municipio pequeño, apenas de unos 25,000 habitantes, 10,000 que residen en su casco urbano. Cada fin de semana reciben unos 2,000 visitantes nacionales y extranjeros que llegan como turistas escapando del ajetreo de la capital. Para diseñar la estrategia de seguridad ante la nueva realidad, la alcaldía decidió visitar los municipios de Santa Tecla y Panchimalco en El Salvador.

«Nosotros viajamos al municipio de Panchimalco y Santa Tecla en El Salvador, donde utilizaron un modelo de seguridad para combatir la extorsión, lo implementamos aquí y nos ha funcionado», aseguró el alcalde Municipal Wilfredo Ponce.

Regidor de Valle de Ángeles Alexander Cabrera, mostrando el nuevo sistema de monitoreo de seguridad en el casco histórico.

Regidor de Valle de Ángeles Alexander Cabrera, mostrando el nuevo sistema de monitoreo de seguridad en el casco histórico.

EL CIRCUITO DE CÁMARAS

Como recurso para hacer frente a la delincuencia que viene desde la capital, la alcaldía municipal del Valle de Ángeles se presta a inaugurar un moderno sistema de monitoreo por cámaras de seguridad, que cubren varios puntos estratégicos del casco urbano las 24 horas del día. Son 35 cámaras última generación, en una primera etapa que usan como apoyo a los cuerpos policiales que patrullan la ciudad.

El circuito está monitoreado permanentemente por agentes de policía, si bien ha sido pagado enteramente con fondos municipales. Su interés, según manifestó el regidor Cabrera, es dar tranquilidad a residentes y visitantes del municipio.

«A nosotros nos interesa que el ciudadano sepa que tenemos un equipo de monitoreo», expresó Alexander Cabrera, asegurando que el mismo es de acceso restringido.

«En una segunda etapa pensamos enlazarla con el 911», manifestó el alcalde Wilfredo Ponce.

IMG_5874

Regidor Alexander Cabrera, Alcaldía de Valle de Ángeles.

El regidor Alexander Cabrera agregó por su parte que piensan inaugurar la segunda etapa para el mes de septiembre y con eso tendrían cubierto todos los puntos estratégicos del municipio.

«Ahorita tenemos el caso de una muchacha a la que le robaron el celular en este restaurante —afirma Cabrera, señalando al monitor que vigila la entrada al restaurante en el centro del municipio—, por las cámaras de seguridad sabemos que entraron tres clientes y un lava carros mientras ella estaba allí. De todos, el único que entró y salió sin consumir fue el lavacarros, a él lo tenemos ya identificado y se le está investigando», concluyó.

Cámaras de seguridad, policía comunitaria, patrullaje constante de las Policías Militar y Civil, y distintos cuerpos de seguridad instalados de forma permanente son la estrategia de seguridad que la alcaldía ha preparado para hacer frente a la nueva realidad; una lucha que solo será posible con el respaldo de la comunidad. Sin embargo, el enfoque integral en necesidades de seguridad del municipio, sumado al énfasis en el trabajo conjunto de las fuerzas policiales y los pobladores, han devuelto poco a poco la confianza de los habitantes y visitantes del municipio de Valle de Ángeles, recuperando así su apacible encanto.

Alcalde Wilfredo Ponce en supervisión de obras en Valle de Ángeles.

Alcalde Wilfredo Ponce en supervisión de obras en Valle de Ángeles.

Acerca Oscar Estrada

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.

Recommended for you