OBAMA, EL PRESIDENTE QUE SE VA

El próximo 20 de enero del 2017, Barack Hussein Obama II, quien en enero del 2009 se convirtió en el cuadragésimo cuarto Presidente de los Estados Unidos y en el primer Presidente afrodescendiente de su historia, dejará los predios de la Casa Blanca y el poder de la nación aún más poderosa de La Tierra, para dar paso a una nueva etapa liderada por el Partido Republicano y el electo Presidente Donald Trump. Abogado, político,...
Redacciónenero 19, 2017

El próximo 20 de enero del 2017, Barack Hussein Obama II, quien en enero del 2009 se convirtió en el cuadragésimo cuarto Presidente de los Estados Unidos y en el primer Presidente afrodescendiente de su historia, dejará los predios de la Casa Blanca y el poder de la nación aún más poderosa de La Tierra, para dar paso a una nueva etapa liderada por el Partido Republicano y el electo Presidente Donald Trump.

Abogado, político, escritor, orador, Premio Nobel de la Paz, esposo y padre de dos hijas,  su figura ha marcado los últimos diez años de la política de su país, desde su gran aparición pública en 2006, siendo aún senador del Estado de Ilinois por el Partido Demócrata, y será recordado por las generaciones venideras como uno de los presidentes más importantes de la historia de la gran nación del norte.

Barack Obama nació en la localidad de Honolulu, Estado de Hawái, el 4 de agosto de 1961. Hijo del economista de origen keniano Barack Obama y de la antropóloga Shirley Ana Durkham, cursó su educación primaria entre Hawái e Indonesia, lugares donde según algunos de biógrafos, conoció muy de cerca los escenarios de pobreza y miseria de los habitantes del “tercer mundo”, experiencia que sería fundamental para su futura vinculación con las ideas políticas liberales.

Una vez de vuelta a los Estados Unidos, cursó dos años en el Occidental College de Los Ángeles. Más tarde, en 1983, ingresó en la Universidad de Columbia (Nueva York) para estudiar Ciencias Políticas, donde se especializó en Relaciones Internacionales.

Obama en su juventud. Cortesía: NaturalezaAjena
Obama en su juventud. Cortesía: NaturalezaAjena

Su carrera política comenzó en 1990, cuando se convirtió en amigo del mítico estratega político Judson Miller, quien el 1983 había llevado a Harold Washington a convertirse en el primer Alcalde afrodescendiente de la ciudad de Chicago. En 1991 ingresó en la Universidad de Harvard (Cambridge, Massachussets) para ampliar sus estudios superiores, y «allí fue elegido primer presidente negro de la Harvard Law Review, publicación estudiantil de dicho centro. Tras graduarse con honores regresó a Chicago, donde trabajó durante algún tiempo en una asesoría jurídica especializada en derechos civiles».

Gracias a sus dotes personales de carisma, sus conocimientos jurídicos y sociales, y su gran capacidad de oratoria y convencimiento —una de sus grandes virtudes—, y con el padrinazgo del líder político negro Emil Jones, en 1996 el joven abogado Obama fue elegido miembro de la Cámara Estatal por el Partido Demócrata, representando al distrito de Hyde Park. Una vez conseguida esa tarea, su próxima meta era el Congreso Nacional de los Estados Unidos:

«Obama utilizó su nueva posición para preparar su ingreso en el Congreso de los Estados Unidos, en el que aspiraba a sustituir a Bobby Rush, líder de los Panteras Negras de Illinois, mediante la captación de su electorado. La primera tentativa tuvo lugar en 2000 y supuso un fuerte revés en las aspiraciones de Obama, que fue doblado por Rush en número de votos[1]».

Entre los años finales del gobierno de Bill Clinton y los primeros años de la administración de George Bush hijo, Barack se dedicó de lleno a sus tareas en la Cámara, al mismo tiempo que se preparaba para seguir avanzando en la escala política de las funciones públicas. Para entonces su carrera había tomado un giro importante gracias a su nuevo roce con transcendentes figuras nacionales de su partido como Ted Keneddy.

En 2003 auspició y dirigió la aprobación bipartidista de una ley para el control de la discriminación racial, que exigía a los policías el registro de la raza de los conductores a los que detiene, y otra ley que convertía a Illinois el primer Estado en imponer y oficializar la orden de grabar en vídeo los interrogatorios por homicidio.

Fue reelegido para el Senado de Illinois en 1998 y en el 2002.

Barack y Michelle Obama. Cortesía: SuNoticiero
Barack y Michelle Obama. Cortesía: SuNoticiero

Gracias a ello y al relevante desempeño que había ejercido como miembro de la Cámara Estatal, en 2004 fue elegido como representante nacional de la Convención Demócrata de Boston. Este hecho marcó el gran inicio de su carrera, por lo que entonces se postuló para asumir la representación del Estado de Ilinois contra el candidato republicano Jack Ryan, convirtiéndose en representante del Estado de manera muy rápida —debido al escándalo pasional en el que se vio envuelto su oponente—, y en el quinto afrodescendiente en el Congreso de los Estados Unidos.

La campaña por el Senado.

Según la opinión de Scott Helman, uno de sus biógrafos destacados, la campaña proselitista para alcanzar el Senado de los Estados Unidos estuvo signada de numerosos inconvenientes y problemas, a los que el aspirante debió enfrentarse.

«[…] la candidatura de Obama fue promovida favorablemente gracias a la campaña publicitaria de David Axelrod, en la que se presentaron imágenes del fallecido alcalde de Chicago Harold Washington y el respaldo de la hija del también difunto senador de Illinois, Paul Simons. En las votaciones primarias de marzo de 2004, recibió el 52 % de los votos, obteniendo una ventaja del 30 % respecto a su rival demócrata más cercano, Daniel Hynes [2]».

Una vez electo Senador, Obama se convirtió en uno de los jóvenes políticos más beligerantes del Senado, pronunciando importantes y lúcidos discursos sobre la situación que vivían los Estados Unidos en la primera década del siglo XXI. Desde que asumiera la Presidencia George Bush hijo, Obama se había convertido en un crítico permanente de las políticas públicas y las decisiones emprendidas desde el gobierno, llegando a pronunciar un importante discurso en la apertura de la Convención Nacional del Partido Demócrata en 2004. Sus discursos promovían la necesidad que tenía el gobierno de su país de cambiar las necesidades y estrategias, para de beneficiar a los ciudadanos más pobres y a los soldados que servían en las guerras; al tiempo que cuestionaba duramente los motivos de éstas, y recordaba los daños históricos que éstas le había dejado a los Estados Unidos.

Desde el 4 de enero del 2005 que fue investido como Senador, Obama se destacó como uno de los Senadores más propositivos y liberales. Algunos de sus logros más importantes como Senador fueron: su apoyo a la Lay de Independencia Energética, su auspicio a la Ley para una América Segura y una Migración Ordenada, su apoyo a la Ley del Muro Seguro, presentó una Ley de Reducción Cooperativa de la Amenaza Nun-Lugar, enfocada en la destrucción de armas convencionales; la Ley de Transparencia Coburn-Obama, por medio de la cual se autorizó un motor de búsqueda para el gobierno virtual; en 2007 presentó una propuesta de una Ley sobre la desintensificación de la guerra de Irak, etc.

Obama, junto a a su familia, en su segunda toma de posesión del gobierno en enero del 2013. Cortesía: StartMedia
Obama, junto a a su familia, en su segunda toma de posesión del gobierno en enero del 2013. Cortesía: StartMedia

La campaña presidencial.

En febrero del 2007, contando ya con una importante notoriedad en el ambiente político estadounidense, pero siendo prácticamente un desconocido en el resto del mundo, Barack Obama hizo pública su candidatura a la Presidencia de la República para las elecciones internas de su partido. El discurso retórico de su campaña estuvo orientada hacia la promoción del fin de la Guerra de Irak, el aumento y la necesidad de crear una mayor independencia energética, la promoción de la Asistencia Sanitaria Universal, entre otros. Sólo ese año recaudó cerca de unos 58 millones dólares para gastos de la campaña en la que se enfrentaría a la Ex-primera Dama de la nación, la también demócrata Hillary Clinton.

«En las votaciones primarias del Partido Demócrata para la presidencia en el 2008, Obama obtuvo el mismo número de delegados en el estado de New Hampshire que su rival la candidata Clinton, pero superó a su contrincante en las votaciones y Asambleas Partidarias de los Estados de Iowa, Nevada, y Carolina del sur. El Súper Martes o el día en que se realizan la mayor parte de elecciones simultáneas en diferentes estados, consiguió veinte delegados más que Clinton[3]…»

De este modo, el 28 de agosto del 2008 Obama aceptó la nominación como Candidato Presidencial del Partido Demócrata para enfrentar en las elecciones generales al candidato republicano Jonh McCain. En septiembre y octubre de ese año, ambos candidatos se enfrentaron en tres Debates Presidenciales, que dejaron como virtual vencedor al candidato demócrata. A pesar de los pronósticos y las estadísticas histórcas, el 4 de noviembre de 2008, Barack Obama venció a John McCain en las elecciones generales con 365 votos electorales frente a los 173 de McCain, convirtiéndose así en el primer Presidente afrodescendiente de los Estados Unidos, además, como uno de los más jóvenes de la historia.

En su primer gobierno obtuvo la aprobación de la mayoría de los ciudadanos estadounidenses, por lo que fue reelecto para el cargo en las elecciones generales del 2012.

Sus logros, aciertos, errores, así como los eventos que marcaron sus dos periodos de gobierno tanto dentro de los Estados Unidos como en el resto del mundo, los analizaremos en la próxima entrega de esta breve crónica sobre el perfil de uno de los Presidentes más singulares de la historia de los Estados Unidos.

Citas al pie. 

[1] Disponible en: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/obama.htm

[2] Helman, Scott (12 de octubre de 2007). Early defeat launched a rapid political climb, The Boston Globe. Consultado el 15 de enero de 2017.

[3] Para ampliar en este tema véase: “2008 Democratic Delegates” (en inglés). Real Clear Politics. 2008. Disponible en: http://www.realclearpolitics.com/epolls/2008/president/democratic_delegate_count.html, visto el 16 de enero del 2017.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019