/NUEVA SENTENCIA A ABIMAEL GUZMÁN REINOSO DE SENDERO LUMINOSO

NUEVA SENTENCIA A ABIMAEL GUZMÁN REINOSO DE SENDERO LUMINOSO

Abimael Guzmán Reinoso y otros 11 cabecillas del maoista grupo guerrillero Sendero Luminoso serán sentenciados hoy luego de encontrarlos culpables del atentado con coche bomba en la calle Tarata en 1992, donde murieron 25 personas.

El Ministerio Público solicitó para Guzmán y la cúpula senderista la pena de cadena perpetua como autores mediatos del ataque perpetrado por un destacamento terrorista, cuyos integrantes fueron sentenciados con anterioridad como ejecutores del hecho.

Los procesados en este caso son Abimael Guzmán, Elena Yparraguire, María Pantoja, Óscar Ramírez Durand, Osmán Morote Barrionuevo, Margot Liendo Gil, Florindo Flores Hala ‘Artemio’, Laura Zambrano Padilla, Edmundo Cox Beuzeville, Florentino Cerrón Cardoso, Elizabeth Cárdenas Huayta y Moisés Limaco Huayascachi.

El ministro del Interior, Mauro Medina Guimaraes, aseguró que una sentencia condenatoria contra los cabecillas de Sendero Luminoso, marcará un hito histórico en la lucha contra el terrorismo. En ese sentido, invocó al Poder Judicial a que se sume a la protección de la población contra los miembros de Sendero Luminoso procesados por el atentado en la calle Tarata, perpetrado en 1992.

Con ello, Guzmán, de 83 años, podría acumular una segunda condena de por vida, que ya cumple desde 1992.

Los acusados son juzgados por “terrorismo y tráfico ilícito de drogas”, pues también se les señala de haber protegido el narcotráfico a cambio de cupos en los valles cocaleros de Perú, durante las décadas de 1980 y 1990.

“El doctor Guzmán ya está condenado desde antes del juicio”, ironizó a la AFP su abogado, Alfredo Crespo, quien cuestionó la imparcialidad de los jueces.

“De todos modos apelaremos la sentencia”, acotó.

Los 12 miembros del Comité Central del Partido Comunista del Perú -nombre verdadero de Sendero Luminoso- han sido procesados en este largo proceso.

“La fecha de sentencia prevista será un día antes de conmemorar la captura de Guzmán y parte de la cúpula de Sendero Luminoso, ocurrida el 12 de septiembre de 1992”, resaltó el Poder Judicial.

Este juicio es uno de los pocos pendientes contra Guzmán, quien se alzó en armas en mayo de 1980 con el fin de fundar una “República Popular de Nueva Democracia”, con la idea de adaptar a los Andes peruanos las teorías de Mao, Marx y Engels mezcladas con las suyas.

Tarata, Lima, Perú. Ataque terrorista de Sendero Luminoso en 1992.

Tarata, terror en Lima

En el caso de la calle Tarata, la fiscalía acusa a los jefes senderistas de ser “autores mediatos del ataque perpetrado por un destacamento terrorista, cuyos integrantes fueron sentenciados con anterioridad como ejecutores del hecho”.

Durante las audiencias, Guzmán calificó el juicio de “farsa” y aseguró que no tuvo “nada que ver” con este crimen al que calificó de “error” de sus seguidores que lo cometieron.

Esa versión fue refutada por Oscar Ramírez Durand, exnúmero tres de Sendero y hoy enemigo del líder, quien pidió perdón a los familiares de las víctimas y culpó a Guzmán.

“Él (Guzmán) es el principal responsable de lo ocurrido en Tarata y desde un principio debió asumirlo”, aseguró en el juicio.

El atentado con coche-bomba ocurrió en la pequeña calle Tarata, en el turístico distrito de Miraflores, la noche del 16 de julio de 1992. La explosión mató a 25 personas, dejó más de 100 heridos, destruyó viviendas, autos y locales comerciales.

El vehículo estaba cargado con casi 500 kilos de explosivos. En el lugar donde estalló, existe hoy una fuente de agua y un monumento en recuerdo a las víctimas.

Fue la primera vez que un objetivo civil fue blanco de un atentado en Lima. El escenario fue de terror.

“Todos bajaban con heridas en la cara. Todos tenían algún tipo de lesión. En el trayecto también pude ver cadáveres mutilados, escenas que realmente me hacían pensar que estábamos viviendo una guerra”, contó a la Comisión de la Verdad Osvaldo Cava, quien perdió a su hermano en el atentado.

 

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.