“No le vamos a dar un magistrado más al Partido Nacional”: Osman Aguilar

Osman Aguilar es diputado suplente por el Partido Liberal y actual precandidato a alcalde del Distrito Central por la corriente de Luis Zelaya. En entrevista con El Pulso, Aguilar nos cuenta lo que sucedió el jueves que no se pudieron ratificar las reformas electorales en el Congreso Nacional, nos habla sobre los conflictos en el Partido Liberal y las posibilidades de este instituto político de unirse a la alianza multipartidaria conformada por LIBRE, PAC y...

Osman Aguilar es diputado suplente por el Partido Liberal y actual precandidato a alcalde del Distrito Central por la corriente de Luis Zelaya. En entrevista con El Pulso, Aguilar nos cuenta lo que sucedió el jueves que no se pudieron ratificar las reformas electorales en el Congreso Nacional, nos habla sobre los conflictos en el Partido Liberal y las posibilidades de este instituto político de unirse a la alianza multipartidaria conformada por LIBRE, PAC y PINU, y sobre sus propuestas como precandidato a alcalde por el Distrito Central.

¿Qué piensa usted sobre la alianza entre LIBRE, PAC y PINU?

La alianza, igual que las asociaciones, está están desarrolladas en la ley electoral, es decir, la ley las permite: lo permite la constitución, lo permite la ley. Hace mucho está eso. No se había dado una oportunidad de que hubiera una alianza. Yo soy demócrata, y estoy abierto a las pláticas y los consensos. En el caso del Partido Liberal, en este momento no podemos porque lo prohíben nuestros estatutos. Nosotros somos bien respetuosos de las leyes y nuestros estatutos, y para que nosotros nos sentemos a dialogar con la oposición pensando en una alianza electoral nos tiene que autorizar nuestra convención. La convención es después de las internas. Entonces nosotros tenemos que pasar las elecciones internas del 12 de marzo, después viene la convención y ahí es donde la convención nos autoriza a sentarnos con los demás institutos políticos para hablar de alianzas, de consensos, de acuerdos, que pueden ser en cualquier nivel electoral. Pueden ser a nivel de presidencia, a nivel de diputados, a nivel de alcaldía o a nivel de los tres, dependiendo de los acuerdos a los que se lleguen.

Hablemos sobre el Partido Liberal. ¿Qué piensa de las últimas acusaciones que vertiera el precandidato presidencial Carlos Montoya sobre el liberalismo y en particular sobre la bancada liberal en el Congreso Nacional?

Yo siempre he dicho que el partido somos todos. Es una institución política de 126 años el Partido Liberal. Si se han cometido errores los cometen los miembros del partido, no podemos acusar a nuestro instituto político de cometer delitos o de cometer errores. Si bien es cierto, ha habido algunos actos qué lamentar, pero debemos deducir la responsabilidad individual a cada una de las personas que lo han hecho en determinados momentos. El Partido Liberal es el seguro de vida de la democracia del país, por eso nosotros estamos trabajando fuertemente en fortalecerlo. Y respecto a las acusaciones de Carlos Montoya pues yo le pido a él y a todos los que tengan qué reclamar, que lo hagan individualmente, que deduzcan la responsabilidad individual. Si son diputados, que digan nombre y apellido de los diputados que han actuado mal. Si son funcionarios, que digan con nombre y apellido los funcionarios, pero el partido es mucho más grande que ellos, más grande que nosotros, somos todos juntos.

“El Partido Liberal es el seguro de vida de la democracia del país.”

¿Qué fue lo que pasó con la ratificación de las reformas electorales en el Congreso Nacional?

Nosotros estábamos en reunión de bancada, y hábilmente, el partido de gobierno, que no le quiere cumplir el acuerdo a LIBRE, porque estamos claros: el partido de gobierno no le quiere cumplir al partido LIBRE el trato que hicieron para que tuviera un magistrado más. Entonces, el partido de gobierno dice, “yo no voy a perder el control del Tribunal Supremo Electoral. Si le doy un magistrado a LIBRE yo me quedo con el otro.” En este momento, el partido de gobierno tiene dos de tres. Si aumenta dos magistrados, dice el partido de gobierno, “bueno entonces uno es mío y otro es de LIBRE”. Entonces se queda con tres de cinco, seguiría teniendo el control. Nosotros no estamos de acuerdo en eso, nosotros estamos de acuerdo en que le den uno a PAC y que le den uno a LIBRE, es lo justo, y así prácticamente se lo ganaron en las urnas los dos partidos. Pero si le van a entregar un magistrado más al Partido Nacional nosotros no estaríamos de acuerdo. Créamelo que vamos a votar en contra. Lo que sucedió ese jueves es que cuando nosotros suspendemos la reunión de bancada y nos dirigíamos al hemiciclo inmediatamente el partido de gobierno suspende la sesión. Los compañeros de LIBRE se enojaron y les compraron el mensaje a los nacionalistas de que nosotros habíamos saboteado. En realidad nosotros estábamos en reunión de bancada. Yo les digo, quien les incumplió fue el Partido Nacional. Quien abre la sesión, quien cierra la sesión, quien dice cuándo sesionamos es el Partido Nacional. El Partido Nacional es el que no les quiere cumplir porque no quieren perder el control del Tribunal Supremo Electoral. Si a nosotros nos dicen, “la próxima semana los citamos para votar por eso,” sí, siempre y cuando sea un magistrado para PAC y un magistrado para LIBRE, no hay problema. Pero no le vamos a dar un magistrado más al Partido Nacional.

¿Participó LIBRE en negociaciones para dejar al PAC sin representación en el Tribunal Supremo Electoral?

No creo que la bancada, porque los diputados, cuando se hacen este tipo de componendas no entran todos los diputados, es más, posiblemente ni hayan entrado diputados. Esto se hace al más alto nivel. Lo que sí tenemos claro es que el Partido Nacional, su posición es que uno de los nuevos magistrados es de ellos, y eso nosotros no lo vamos a permitir.

“Los compañeros de LIBRE se enojaron y les compraron el mensaje a los nacionalistas de que nosotros habíamos saboteado.”

¿Notificaron a alguien del PAC sobre esta situación?

Sí, tuvimos pláticas, claro. Es más, una de las razones por las que no ajustaban los votos es porque los mismos diputados del PAC sabían que era una mala jugada. Porque aun estando la bancada del Partido Liberal en reunión de bancada, valga la redundancia, fuera el hemiciclo, habían noventa votos. Pero esos noventa votos que había dentro, algunos de PAC dijeron, “No, hablemos. Tenemos que asegurarnos que uno de los magistrados sea nuestro, porque si no estaríamos aprobando más poder al Partido Nacional.” Y es ahí donde ocupaban votos liberales, pero en realidad, si todo PAC hubiera votado, si todos los nacionalistas y todos los Libre, ajustaban los votos. Lo que pasa es que ya se sabía cuál era la jugada que querían hacer.

En El Pulso realizamos una encuesta donde sale favorecido con un 40% de la preferencia sobre el resto de los candidatos. ¿Qué piensa de eso?

Es una buena noticia, nos sentimos alegres, contentos, halagados. Nosotros no hemos hecho una medición así, pero la hicieron ustedes y consulté con alguna gente que sabe de encuestas y me dijeron inclusive que la encuesta tiene veracidad porque no se podía votar dos veces porque el sistema identificaba el IP y había unos métodos de control. Nos satisface saber que la población de Tegucigalpa y Comayagüela ha tenido a bien recibir nuestra propuesta, nuestro proyecto, y que cree en nosotros. Eso de verdad que nos hace sentir súper satisfechos y nos hace ver que el trabajo que hemos estado realizando está dando resultados.

¿Cuál es la propuesta de Osman Aguilar como precandidato a alcalde? ¿Qué va a hacer para superar la gestión de Nasry Asfura?

Mi experiencia, mi formación y mi expertise es en materia de seguridad. Yo soy egresado de la Academia Nacional de Policía, antes de cumplir los 21 años egresé de la academia. Luego saqué una licenciatura en Ciencias Policiales, soy abogado graduado en la Universidad Autónoma con orientación en Derecho Penal y tengo una especialidad también en Inteligencia Militar. Lo que nosotros hemos criticado es que la actual corporación, a pesar de que Tegucigalpa literalmente se está desangrando, es una ciudad con casi 90 muertos por cada 100, 000 habitantes. La media de Honduras es de 60 muertos por cada 100, 000 habitantes, la media de Latinoamérica es de 22, del mundo es de 8, pero Tegucigalpa y San Pedro Sula llegan a 90 muertos por cada 100, 000 habitantes. Entonces prácticamente se está desangrando la ciudad, es el principal problema que tenemos. Nosotros vamos a resolver ese problema.

Confíen en nuestra propuesta, nosotros tenemos la experiencia, la capacidad, el valor y la voluntad para resolver el principal problema de la ciudad capital de este momento que es la inseguridad. Vamos a declarar la capital de la república ciudad hostil para las maras y pandillas, y en cuatro años vamos a hacer de Tegucigalpa y Comayagüela la capital más segura de Centroamérica, sin descuidar otros aspectos importantes como el abastecimiento de agua, que en este momento el 55% de nuestra población no tiene agua y la alcaldía no ha hecho nada por eso, como las aguas negras, donde sólo el 20% de las aguas negras son tratadas y las demás van a dar a los ríos, riachuelos y a las quebradas sin ser tratadas, de ahí vienen las epidemias de dengue, chikungunya, etc. Nosotros nos vamos a preocupar por la calidad de vida del habitante de Tegucigalpa y Comayagüela y vamos a ir en nuestra gestión municipal más allá que solamente tapar baches.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019