/MORAZÁN (LA PELÍCULA)

MORAZÁN (LA PELÍCULA)

Por Alex Palencia.

Más allá de lo que escribe el maestro Isidro España sobre dicha película, puedo decir ahora que ya la he visto, del aspecto técnico, y para el dinero que se invirtió en ella, diremos que está regularmente realizada; los planos fotográficos son lineales y repetitivos, en consecuencia, aburridos y más cercanos al concepto televisivo que cinematográfico. Los espacios físicos (habitaciones, salas, oficinas, iglesias etc.) estrechas y pobremente ambientadas, el vestuario ya lo dijo el maestro España de mal gusto y alejado del tiempo histórico en que se ambientan las acciones: camisas con cuellos , balandranes y gorros; por demás ridículos, por lo menos allí pudieron hacer algo de ficción para hacer resaltar los personajes como bien se logró con el cura interpretado por el maestro Eduardo Bahr, a quien habría que felicitar por su gran interpretación del personaje.

A propósito de personajes; los perfiles psicológicos, si es que los tenía, están mal construidos y en algunos casos invertidos entre ellos, por ejemplo, el papel de Antonio Pinto quien a veces pareciera querer salvar a Morazán de la inminente muerte (nada más alejado de la realidad), da la impresión que hablara a través de él Mariano Montealegre diputado a la asamblea tica y adepto al proyecto de Morazán.

El personaje de Pinto es confuso al igual que el Presbítero de Cártago quien tuvo poco o casi nada que ver en los hechos, invirtiendo el rol de esté con el cura de San José, el español Luis Blanco, hermano de Ángel Blanco, quien conspira junto Fulgencio Carranza y su hermano Domingo Carranza esposo de la hija de Antonio Pinto (Petronila Pinto de Carranza), estos junto al doctor francés Víctor Castelló (casado con una de las hijas de Braulio Carrillo) insisten en la muerte lo antes posible del héroe.

Un año después de la muerte de Morazán cuando a Antonio Pinto se le enjuicia por el asesinato de Morazán, Pinto se defiende diciendo “que querían que hiciera  si Petronila se me moría”. Y es que, a la tal Petronila le daban ataques histéricos, al extremo de convulsionar mientras a gritos le pedía a su padre que fusilara a Morazán, porque si no lo hacía según ella, “el ejercito de esté regresaría y los fusilaría a todos”.

Petronila junto a los personajes arriba mencionados son los que presionaron al viejo Pinto para que este se apresurara a fusilar a Morazán. Muchos de ellos ni siquiera aparecen en la película de Hispano y Martínez, creemos por lo que hemos leído, que Petronila Pinto jugó un papel determinante en los últimos eventos que se dieron para apresurar la muerte del héroe, como para dejarla afuera de una película que habla supuestamente de eso, de la muerte o fusilamiento de Morazán.

Al final ni lo que hemos leído algo de Morazán entendimos ni jota el argumento de dicha película, el cual es confuso e incoherente, que lejos de aclarar situaciones, las enreda. Y qué decir de los Flash back; los que incluyeron fueron pobres e innecesarios, como la visita de Morazán a Braulio Carrillo antes de que este último saliera al exilio (hecho no comprobado o documentado por la historia).

Pudo haber sido más interesante y aclaratorio, un flash back donde se mostrara a Luz Blanco, Buenaventura Espinach y Jorge Peinado, en su visita a Chatfield en Guatemala, quienes le fueron informar a esté sobre los acontecimientos del 20 de julio de 1842, donde la asamblea costarricense por unanimidad de votos, a través de un decreto le daba todos los poderes a Morazán para organizar el Ejército de Liberación de Centroamérica a como al mismo le conviniera.

Es en esa reunión donde se planifica la conspiración para neutralizar el proyecto de Morazán de unir a Centro América a través de una cruzada militar, acción que a toda costa frustraría el proyecto ingles de construir el canal interoceánico en San Juan del Norte en Nicaragua, principal motivo que causó la muerte de Morazán.

También somos del criterio que Morazán después de más de 17 años de batallas —las cuales al final se decidían cuerpo a cuerpo— este tendría forzosamente que haber desarrollado condiciones psicológicas como para controlar sus emociones y guardar la serenidad que le permitía siempre planificar, tal como lo hacía, sus estrategias militares en situaciones de alto riesgo, peligro y desventaja numérica, como las del día 14 de septiembre donde a las tres de la mañana rompe el cerco de 5,000 josefinos, en un acto de astucia bizarra y de hidalguía, dejando detrás de sí un sinnúmero de cadáveres; lo cual quiere decir que la lucha a muerte entre unos 140 soldados morazanistas y como dijimos entre soldados de Alajuela, Heredia y de San José mas los habitantes de la periferia de la ciudad que fueron movilizados por los conspiradores, sumarían según cálculos de los historiadores, unas 5,000 personas levantadas en armas contra los sitiados; lo cual quiere decir que dicha batalla fue intensa, a muerte, valiente y épica, donde se fue ganando a pulso de espada y bayoneta calada cada calle, cada esquina, cada callejón, cada casa o edificio aledaño, siendo, junto a su escapada de ciudad Guatemala en 1839, una de las mas épicas hazañas de Morazán y sus fieles y verracos soldado, a tal extremo que cuando Morazán regresa hecho prisionero muchas de las familias que habían perdido a más de uno de sus familiares en esa madrugada estaban muy indignadas contra el héroe.

Esta situación la hubiesen aprovechado los creadores de Morazán La Película para crear cine, haciendo coreografías que mostraran de alguna manera el fragor de esas batallas, y no una ilusa y nerviosa escapada de quien más que un valiente guerrero, muestran a un forajido tipo el Curro Jiménez, enfrentado a cipotes mal entrenados, saliendo con premura y blandiendo su espada, nervioso y angustiado ante tal situación.

Y la música dicen que nunca es bueno criticar al de tu propio oficio, bueno yo me atreveré hacerlo en esta perorata solo para poner en contexto la música en la misma. Percibimos que esta  jamás logra conectarse emocionalmente con la escena, sumado a la falta de creatividad para reforzar las imágenes, abusando del cliché de los coros sintéticos hechos con librerías digitales tipo symphony of voices o en todo caso de manufactura barata tipo Liberis Angelic Choir 2.0. Los cuales ahora se bajan del internet gratuitamente; y que al final suenan a una caricatura de Carmina Burana de Carl Orff en la película de Hispano y Dagoberto Martínez. A esto se suman los graves problemas de masterización de dicho soundtrack, con problemas básicos de amplitud y profundidad sonora, que hacen más distante aun la música de lo que está ocurriendo en la pantalla. Diez millones no serán mucho pero hubiese bastado para hacer algo de mejor forma y contenido.

P.D. ¡Ah! en realidad la película se trataba de salvar a la iglesia Católica Apostólica y Romana de su responsabilidad histórica, junto a la oligarquía de ese  entonces en los hechos acontecidos en tiempos de Morazán en San José, Costa Rica, en su asesinato. Así como está contada, no hay hombres malos ni buenos, y todos por supuesto, según Hispano y Martínez, están a la altura del héroe, que más que héroe, aparece como un hombre asustado, confundido e histérico, en otras palabras, se trata de limpiarle la cara a la iglesia y la oligarquía, eternas y furibundas enemigas de Morazán. Y no solo eso, se trataba de minimizar al héroe y tirarnos a la cara como cualquier común y vulgar hombre, además, el simbolismo del niño da para eso, se presta hasta para maliciosas interpretaciones. ¿Podría ser que Morazán, en vez de pelear con feroces enemigos como los curas Francisco Aqueche, Francisco Lobo y el mestizo Rafael Carrera y su ejército de sanguinarios religiosos. ¿Se enfrentaba en realidad a niños?

Y hablando de niños, obviamente el niño de esta película es sacado de la película Cristiada de Dean Wright, metido forzadamente por Hispano y Martínez en su película, prestándose para confusas interpretaciones.

Y por más que digan que es una película de ficción, es en realidad como lo habían dicho antes los mismos realizadores (una película histórica), pues la ficción no se encuentra por ninguna parte por más que la busquemos. Pues aunque todas las películas son ficción, pues en ellas, el tiempo en que se realizan los hechos es atemporal; aquellas que son basadas en hechos reales se les conocen como Películas Históricas. Morazán La Película; está basada en un hecho real, las últimas 88 horas de la vida de Morazán. Los realizadores de la misma al ser señalados en los errores o falencias en que incurren, se defienden ahora diciendo que ellos realizaron una película de ficción sobre Morazán, lo cual no es cierto, pues siempre dijeron que estaban realizando una película histórica sobre los últimos días del héroe.

Terminaremos nuestra perorata sobre el asunto para ilustrarlos mejor al lector, con la anécdota del pintor español Salvador Dalí.

Un día un periodista entrevistaba a Dalí.

– Dígame genio Dalí ¿Cual es la diferencia entre usted y el maestro Picasso?

A lo que Dalí responde: ─Verás el otro día fui al estudio de Pablo y el estaba pintando directamente al lienzo, y le pregunte… ¿Pablo que pintas? y él me respondió:

– Estoy tratando de pintar unos ángeles, pero no se ¡Quizás al final a lo mejor me salga una vaca!

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.