Carlos Montoya: “Luis Zelaya es un candidato inventado”

Carlos Montoya, liberal desde hace 52 años y uno de los más vocales impulsores de la Alianza de Oposición desde su partido, en entrevista exclusiva para El Pulso nos cuenta cómo se logró su candidatura para una diputación en las planillas de Libre, cuál es su actual afiliación partidaria, qué intereses y figuras hay, a su criterio, detrás del presidenciable del Partido Liberal, Luis Zelaya, y cómo ha sido el proceso de integración de la...

Carlos Montoya, liberal desde hace 52 años y uno de los más vocales impulsores de la Alianza de Oposición desde su partido, en entrevista exclusiva para El Pulso nos cuenta cómo se logró su candidatura para una diputación en las planillas de Libre, cuál es su actual afiliación partidaria, qué intereses y figuras hay, a su criterio, detrás del presidenciable del Partido Liberal, Luis Zelaya, y cómo ha sido el proceso de integración de la alianza en los últimos meses.

¿Cómo logra integrar su candidatura a diputación en las planillas de Libre, en el marco de la alianza?

Llegamos a la conclusión que lo mejor para fortalecer a la oposición era entrar en una alianza con la oposición, entonces apoyamos al PAC, a LIBRE y al PINU y a otras fuerzas. Esperamos que los liberales nos acompañen para hacer esta alianza, cuyo propósito es detener la dictadura y establecer la democracia. Ya, sobre las interioridades, Carlos Eduardo está coordinando la Comisión Anticorrupción y había puesto a disposición de la Dirección Nacional su cargo. Coincidimos en el interés en que yo vivo en Francisco Morazán, y fue cuando se me dio la oportunidad de estar en la sexta posición de Libre.

¿Usted sigue siendo liberal?

Sí. El liberalismo es una ideología. El partido es un partido histórico. Yo he dado 52 años de mi vida al partido. Estamos en una alianza provisional, estamos en una alianza para detener el continuismo; eso se termina en noviembre, y vamos a estar en una alianza en el poder. Entonces el liberalismo va a tomar con nosotros la cuota de poder que le corresponda y eso no lo hace una persona, se hace con el partido. Yo soy liberal y mi apoyo ha sido tradicionalmente en el Partido Liberal. Estamos por la candidatura del Ing. Nasralla porque creemos que es un hombre honesto y bien intencionado para hacer un gobierno de recuperación y reconstrucción del país en este momento histórico, pero yo sigo siendo liberal. Filosóficamente creo en el liberalismo social, me he formado en esa disciplina, y creo que es lo mejor para la humanidad. No para Honduras, para la humanidad.

“A este muchacho se lo sacaron de la bolsa de la camisa para presentar una bandera no política y engañar a los liberales”

¿Son los liberales auténticos los que están tras la actual campaña del Partido Liberal?

Cuando hice la declaración de que nos íbamos para la alianza si había corrupción en las elecciones internas, se preocuparon mucho los golpistas, los liberales que dieron el golpe en 2009, el señor Micheletti y otros que lo acompañan. Entonces hicieron un movimiento para detener a este grupo en el que estaba en un momento dado Enrique Ortez y el licenciado Martell. Gastaron millones solicitados a los beneficiados del golpe para comprar actas, para hacer fraude. Sacaron un candidato inventado. El señor Luis Zelaya nunca estuvo militando en el Partido Liberal, nunca había visitado las oficinas del Partido Liberal, nunca había votado en elecciones internas por el Partido Liberal. Así que a este muchacho se lo sacaron de la bolsa de la camisa para presentar una bandera no política y engañar a los liberales. En el fondo, se reeligen los mismos alcaldes, se reeligen los mismos diputados que han venido entregando el partido desde el 2009 hasta la fecha y que sólo van a las instancias del liberalismo para enriquecerse.

¿Qué hay detrás de Luis Zelaya?

Evitar que el liberalismo se uniera a la alianza. Cualquier otro candidato se aliaba a la alianza. Es más, cualquier otro candidato inteligente hubiese negociado para que él fuera, dentro de cuatro años, el candidato de la alianza y era el seguro presidente. El Partido Liberal es el factor más importante en la alianza porque le da el triunfo a la alianza. La misión de Luis es no integrar a la alianza. Incluso cuando se le invitó llegó con una propuesta autocrática, pidiendo que si él no era, no entraba. Eso se lo habían inventado en una reunioncita de incondicionales para decir que si ellos no eran, no entraban. Pero el propósito no es ganar; ellos saben que no pueden ganar, que no pueden remontar un millón de votos de la última elección a la fecha, que se comportaron como argolla entreguista muy mal en el congreso, en muchas alcaldías. Entonces su papel es no integrar la alianza, quitarle votos a la alianza para que gane Juan Orlando.

¿Tiene Luis Zelaya una alianza con el Partido Nacional y Juan Orlando Hernández?

Totalmente. Él ha sido financiado por Micheletti y Micheletti es el que le entregó el poder a los nacionalistas, a Pepe Lobo, y Pepe Lobo a Hernández. El golpe de estado dio al traste con la candidatura del señor Elvin Santos, que tenía 18 puntos arriba en ese momento. Ellos están más cómodos con el Partido Nacional que con la victoria de cualquier otro grupo que tenga como propósito reivindicar la corrupción.

“Cuando usted tiene 200,000 activistas y más de un millón de simpatizantes, los problemas surgen, especialmente cuando hay alianzas”

¿Cree que hay liberales en desacuerdo con la candidatura del presidenciable Luis Zelaya?

Hay muchos, usted ve la pobreza. El candidato al principio decía que iba como la espuma, subiendo, y mire ahora. Mire los videos donde él va, ya no llega la gente. La gente entendió y comprendió que él está jugando un papel de entrega  al no permitir que el liberalismo se vaya con la alianza. La base, el pueblo liberal va a votar por la alianza. El liberalismo siempre fue progresista. Algunos caudillos siempre han sido traidores, conservadores, entreguistas, pero el pueblo pueblo del liberalismo ha sido un pueblo progresista en la historia de Honduras.
Es la falta de capacitación, la falta de entrega la falta de convicción. Un lapsus linguae cualquiera lo puede tener, sin embargo no es eso: el tipo no es liberal. Tiene más fotos con el gobierno que con cualquier otro liberal antes de ser lanzado a la candidatura. Tiene negocios con el gobierno; la Unitec hizo negocios con el gobierno, negocios que tienen que esclarecerse en cualquier momento. El tipo no dio bola, lo que ha hecho es el papel de evitar que el liberalismo se vaya con los sellos a la alianza, pero el liberalismo con sus votos se va a ir a la alianza.

¿Cómo ha sido el proceso de consolidación de la Alianza de Oposición?

La Alianza está encabezada por un hombre que sacó 400,000 votos. Él alega que sacó un millón, pero lo contable en cifras manejables es 400,000 votos, particularmente en la costa norte. Es un voto que le apoya. Libre sacó casi 900,000 votos. Las dos fuerzas juntas son mayoritarias, pero además le hemos sumado a un facción del Partido Nacional y la facción liberal, que creemos que va a ser el Partido Liberal. Nosotros vamos a tener dos millones de votos, o tal vez más, en este proceso electoral, y vamos a vigilar las urnas y a hacer todo lo que sea necesario para evitar el fraude.

Cuando usted tiene 200,000 activistas y más de un millón de simpatizantes, los problemas surgen, especialmente cuando hay alianzas, pero poco a poco vamos entendiendo que es más importante ganar el poder que empecinarse en un nicho como cofradía para ostentar el poder. Si el poder es para servir, y constitucionalmente tienen que participar todos los sectores. Así que me parece que el sacrificio de Mel Zelaya es muy grande, y de doña Xiomara Castro de Zelaya.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019