Miguel Pastor, el final de un clan político

@oscarlestrada Miguel Rodrigo Pastor Mejía nació en San Pedro Sula el 22 de diciembre de 1965. Hijo Sebastián Rodolfo Pastor Melgem y Rosa Amalia Mejía. A raíz de la pérdida de su padre en la década de los 70 se trasladó junto a su madre y sus hermanos, Mayra y Sebastián, a la ciudad de Nueva Orleans, Lousiana. Allí estudió en Riverdale High School. Años después regresó a Tegucigalpa, donde finalizó su educación secundaria en...
Oscar Estradaseptiembre 27, 2019

@oscarlestrada

Miguel Rodrigo Pastor Mejía nació en San Pedro Sula el 22 de diciembre de 1965. Hijo Sebastián Rodolfo Pastor Melgem y Rosa Amalia Mejía. A raíz de la pérdida de su padre en la década de los 70 se trasladó junto a su madre y sus hermanos, Mayra y Sebastián, a la ciudad de Nueva Orleans, Lousiana. Allí estudió en Riverdale High School. Años después regresó a Tegucigalpa, donde finalizó su educación secundaria en el Instituto Salesiano San Miguel. Es licenciado en Finanzas y Economía por la universidad de Lousiana.

Durante su juventud fue miembro activo del Partido Liberal, hasta que gracias a la unión con Nora Liduvina, hija de los Melgar Gúnera, se convirtió en activista del Partido Nacional de Honduras.

El clan que fundó el general Juan Alberto Melgar Castro, presidente de facto entre 1975 y 1978, constituía en la década de los 80 una fuerza política importante adentro del Partido Nacional. En 1990-1994 Nora Gúnera de Melgar fue Alcaldesa del Distrito Central y en 1998 candidata a la presidencia por esa institución política. Si bien al ser de una corriente adversa al poderoso callejismo le causó, según sus palabras, la traición de su partido y posterior pérdida en las elecciones generales frente al liberal Carlos Flores Facussé.

El alcalde del Distrito Central (2002-2006) Miguel Rodrigo Pastor Mejía.


Esa conexión política al más alto nivel con la familia Melgar Gúnera le permitió a Miguel Pastor ascender en la estructura del partido. Fue Presidente de la Juventud Nacionalista, Presidente del Comité Local, Presidente del Comité Central del Partido Nacional de Honduras y diputado suplente. En 2001, con la ayuda de su suegra y su hermano gemelo, Sebastían (casado con Pia Ferrari, hija del magnate de las telecomunicaciones Rafael Ferrari), Miguel se presentó como candidato a Alcalde del Municipio del Distrito Central en las elecciones en las que resultó vencedor, tras imponerse al candidato liberal Eliseo Castro. La base del melgarismo estaba entonces en la ciudad capital y Miguel Pastor supo aprovecharlo.

Fue el alcalde más joven de la ciudad Capital en tiempos modernos. Suplantó en el cargo a la también nacionalista Vilma Reyes Escalante, quien en una muestra de las arbitrariedades políticas asumió el cargo en herencia luego de la muerte de su esposo, César Castellanos Madrid, quien falleció en ejercicio del cargo de Alcalde en un accidente de helicóptero durante un patrullaje aéreo sobre la ciudad de Tegucigalpa, en octubre de 1998.

Durante su campaña para la alcaldía destacó su promesa de recuperar a la ciudad de los múltiples daños que ésta había sufrido con los embates de Huracán Mitch. Su gestión, sin embargo, estuvo marcada por un manejo irregular de los fondos públicos.

El historiador Albany Flores Garca relata en su artículo «Crónica de familia: Miguel Pastor»: La gestión de Pastor como Alcalde de la capital estuvo signada por una serie de irregularidades en la ejecución de políticas públicas y en la administración de los recursos económicos de la comuna. Así lo manifiesta la Auditoría realizada por el Tribunal Superior de Cuentas a su administración (2002-2006), en la que se encontraron delitos de gasto indebido en el pago de servicios profesionales, pago de comisiones por sobregiros bancarios sin la autorización de la Corporación Municipal.

Flores cita como ejemplo en su artículo la Auditoría Especial, N° 016-2007-DASM, 2002-2006 de la Dirección de Auditorías, Departamento de Auditorías del sector Municipal.

«Según la investigación realizada al rubro de Gastos por Honorarios Profesionales y Comisiones por Sobregiros Bancarios, por el período comprendido del 25 de enero de 2002 al 25 de enero de 2006, se concluye que el Señor Miguel Rodrigo Pastor Mejía y Luis Humberto Ferrari, Florencia Valle Fortín, Rosa Aura Discuta Barillas, Alcalde, Tesorero, Director Administrativo Financiero y Auditor Interno Municipal respectivamente, han ocasionado un perjuicio económico al patrimonio de la Municipalidad por la cantidad de SEISCIENTOS NOVENTA Y TRES MIL TRESCIENTOS SETENTA Y OCHO LEMPIRAS CON SESENTA Y SEIS CENTAVOS (693,678.66), que se compone de la forma siguiente: Gasto indebido en el pago de honorarios profesionales en el levantamiento de encuesta política: 495,000.00; Gasto indebido en el pago de comisiones por sobregiros bancarios sin autorización de la corporación municipal: 198,378.66».

Anuncio de campaña presidencial de Miguel Pastor, para las elecciones de 2005.


Las denuncias de corrupción y la poca inversión en la reconstrucción de la ciudad capital durante la administración de Miguel Pastor en la alcaldía, contrastada con el alto costo de publicidad de su gestión, encaminada a levantar su perfil como precandidato presidencial, le generó un alto rechazo de la población de la ciudad capital. Pastor sin embargo, en febrero del 2005, lanzó su precandidatura a la presidencia de la República por el movimiento interno “Nuevo Tiempo” del Partido Nacional.

En las encuestas de opinión de la época, Miguel Pastor aparecía como posible vencedor de contienda de su partido, pero la experiencia política del entonces Presidente del Congreso Nacional, Porfirio Lobo Sosa, lo derrotó con una amplia mayoría.

Era el último intento del clan de los Melgar de recuperar algo del terreno perdido en la política del país. Pastor alegó en aquella ocasión haber sido víctima de un fraude por parte del oficialismo en su partido; luego estuvo dispuesto a negociar una cuota de poder para fortalecer “la unidad” interna del nacionalismo.

Más adelante, su suegra Alba Nora Gúnera, recuperaría algo de terreno cuando su partido le abrió un espacio en las elecciones generales de 2009. Pastor fue Coordinador de Campaña del Partido Nacional en esas elecciones que salió ganador Porfirio Lobo Sosa. Nora Gúnera de Melgar fue una de los 71 diputados del Partido Nacional para el período 2010-2014. Ese sería el último cargo de elección popular que los Melgar-Gúnera-Pastor lograrían alcanzar.

Pero Miguel Pastor aún resultaba útil para el presidente Porfirio Lobo Sosa. Lo nombró Secretario de Estado en los Despachos de Obras Públicas, Transporte y Vivienda en 2010, cargo del que fue separado por supuestos actos de corrupción.

Pastor manifestó que su separación de SOPTRAVI no se debió en ningún caso a anomalías en la administración sino a una persecución política encabezada desde el Congreso Nacional por Juan Orlando Hernández.

Pero había aún más en la historia.

Miguel Pastor como Mistro de Soptravi, inaugurando una calle en Victoria, Yoro. A la derecha de la foto aparece el hijo del presidente Pepe Lobo, Fabio Lobo, condenado a 24 años de cárcel en Estados Unidos.


Albany Flores Garca señala en su recuento histórico del clan de los Melgar, a propósito de la destitución de Pastor: «El evento de su destitución como  Ministro de SOPTRAVI se dio en el marco de un escándalo por nexos con el narcotráfico, tanto de Pastor como del antiguo Ministro de la entidad en el gobierno de Zelaya, Rosario Bonano, según las declaraciones del periodista David Romero. El comunicador señaló que una fuente del Ministerio Público (MP) le confió que en efecto las autoridades norteamericanas están interesados en el también exministro de la Secretaría de Obras Públicas Transporte y Vivienda (2010-2014) y ex aspirante a la presidencia por el Partido Nacional, Miguel Pastor… Pastor Mejía estaría siendo investigado por los contratos carreteros que suscribió con la Inmobiliaria Rivera Maradiaga, S.A. de C.V., propiedad de los hermanos Rivera Maradiaga, integrantes de la banda de narcotraficantes “Los Cachiros” y por sus tratos con el hijo del expresidente Porfirio Lobo, Fabio Lobo quien guarda prisión en los Estados Unidos acusado de narcotráfico».

En 2012 Miguel Pastor volvió a lanzar su precandidatura presidencial, esta vez compitiendo en contra del también presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández.

Si bien su espacio de acción política se había reducido sustancialmente, comparado a la efervescencia que reflejaba en su tiempo como alcalde, Pastor contaba aún con el respaldo incondicional de su hermano Sebastián y del acceso a Televicentro, principal televisora del país. Su esfuerzo resultó infructuoso.

En mayo de 2019, la Fiscalía General de la República con colaboración de la MACCIH, presentó requerimiento fiscal en contra de Miguel Rodrigo Pastor Mejía.

En base a las declaraciones de Devis Leonel Rivera Maradiaga, líder del cartél de narcotraficantes “Los Cachiros”, la Misión de Apoyo contra la Impunidad y la Corrupción (MACCIH), fundamentó su nuevo caso, al que denominaron “narcopolítica”.

«La Unidad Fiscal Especial contra la Corrupción de la Impunidad del Ministerio Público de Honduras (UFECIC-MP) presentó hoy ante el Circuito Anticorrupción un requerimiento fiscal contra 12 ciudadanos acusados de formar parte de un esquema que permitió el lavado de dinero del tráfico de drogas internacional a través de obras contratadas con el Estado hondureño, que en su mayoría no se realizaron», detallan en el comunicado.

El requerimiento fue presentado en reserva, o sea sin revelar nos nombres de los implicados. Luego se reveló los nombres de cinco de los doce acusados, quienes son Fabio Porfirio Lobo Lobo, Devís Leonel Rivera Maradiaga, Miguel Rodrigo Pastor Mejía, Walter Noé Maldonado Maldonado y Deysi Marina Zuñiga Mendez.

Pastor, Maldonado y Zuñiga se presentaron voluntariamente al juzgado anticorrupción. Lobo y Rivera Maradiaga están encarcelados en los Estados Unidos por narcotráfico.

Luiz Antonio Guimaraes, vocero de la MACCIH, detalló que la investigación surge «a partir de la declaración de Devis Leonel Rivera Maradiaga hecha ante un juez de los Estados Unidos, donde manifiesta que entró en contacto el año 2009 con el candidato del Partido Nacional, José Porfirio Lobo Sosa a quien le dio dinero para su campaña electoral y a la vez este le sugirió que a cambio se formaran empresas a las cuales una vez ganada la elección le pudieran dar contratos por parte del Estado».

«El señor Porfirio Lobo nombra en Soptravi a Miguel Pastor y en carreteras a Walter Maldonado, quienes otorgaron a la empresa de Rivera Maradiaga “Inrimar” 21 contratos por el monto total de 68 millones de lempiras que aparentemente tenían como objetivo realizar obras, los contratos se otorgaron sin cumplir con los requisitos que la ley establece, otros cinco contratos fueron otorgados por Porfirio Lobo como decretos de emergencia», detalló Guimaraez.

Según la acusación, Fabio Lobo era el encargado de conseguir los contratos para “Los Cachiros”.

Según detalló Guimaraez, no existe un requerimiento fiscal en contra de Lobo Sosa, pero sí una línea de investigación abierta en su contra.

«Al parecer, todo indica que aquellas carreras políticas de gran éxito que construyeron Juan Alberto Melgar y su esposa Nora Gúnera de Melgar, de las que Miguel Pastor fue su principal heredero luego de su matrimonio con Nora Ludivina Melgar —hija de éstos—, ha concluído» señala Flores Garca.

Publicaciones relacionadas

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019