/MIGUEL AGUILAR, DE LÍDER SINDICAL A MAGNATE DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA
17e8b8b7690017d5aa42277f3bb8a299_XL

MIGUEL AGUILAR, DE LÍDER SINDICAL A MAGNATE DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA

En septiembre de 2013 Miguel Aguilar, entonces presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE) apareció presentando en Frente a Frente el plan para rescate de la estatal eléctrica, “Optimización de la red de distribución para el aseguramiento de ingresos de la ENEE”. Desde hacía décadas se venia hablando de la privatización de la ENEE como una amenaza permanente y el STENEE era siempre el primero en defender la empresa estatal. Ahora aparecía el presidente del sindicado defendiendo la tercerización de servicios como una forma de “rescate” de los intereses del pueblo.

«No podemos quedarnos solo con la huelga, solo con el contrato colectivo», afirmó en aquella ocasión Aguilar, junto a un grupo de sindicalistas colombianos.

Hoy, cinco años después, Aguilar pelea el reconocimiento formal de la presidencia del sindicato que lo llevó al poder. Sus compañeros lo cuestionan, pues según afirman aprovechó su condición de presidente del STENEE para adquirir acciones en la Empresa Energía Honduras. Pasó de ser líder sindical, a ser magnate de la energía eléctrica.

Sergio Medina, Secretario General de la junta central del STENEE, afirma que  Miguel Aguilar ya no es el presidente del STENEE, el presidente es ahora José Luis Matamoros, «porque la Junta Directiva la eligen los afiliados,» afirma, señalando que a Aguilar lo mantiene en el puesto porque funciona a los intereses de la patronal ENEE y la Empresa de Energía Honduras (EEH).

Pero Miguel Aguilar sigue siendo presidente del STENEE ante los medios en donde regularmente aparece con su cargo, los trabajadores no cuentan aún con la resolución firme y definitiva que acredite la validez de la asamblea extraordinaria que le sacó del cargo.

«Miguel Aguilar está allí por Jesus Mejía y por el Ministro Madero. El ministro le está hechando la mando porque son parte del negocio de EEH,» dice Medina.

Ángela Reyes.
Ángela Reyes.

Ángela Reyes, sindicalista del STENEE, llamó a asamblea extraordinaria del STENEE en agosto de 2016 para dar conocer lo que los convocantes calificaron como «despilfarro de los fondos del sindicato en manos de Miguel Aguilar.»

«Hay allí hasta pago de espectáculos con bailarinas nudistas», dijo Reyes, que no quiso revelar ante la prensa los pormenores de los gastos porque son medios de prueba que ante el Tribunal Superior de Cuentas (TSC)  y el Ministerio Público (MP).

«Cada vez que él (Aguilar) sale a la opinión pública, siempre sale a defender la empresa EEH. Porque hay un contrato que dice que Miguel Arturo Aguilar en representación del STENEE es el accionista del 8% de EEH,» indica Sergio Medina, reclamando la ilegalidad del contrato.

En la escritura pública con registro de instrumento público 87 del 16 de febrero de 2016, autenticado por el notario sampedrano Geovanny Roosevelt Núñez Murillo, aparece Miguel Aguilar, en representación de los trabajadores del STENEE, como accionista del 8% de las acciones de la EEH, que equivalen a 35 millones de lempiras.

El capital con que se conformó la EEH fue de 455 millones de lempiras, representado por ochenta y seis mil cuatrocientas acciones comunes, nominadas por 10 mil lempiras por acción.

Sergio Allirio Medina, Secretario General de la Junta Central del Stenee.
Sergio Allirio Medina, Secretario General de la Junta Central del Stenee.

Según los sindicalistas de la ENEE, Miguel Aguilar afirmó en su momento que las 3,5000 acciones a su nombre, pertenecían a los trabajadores, pues fueron compradas con fondos del STENEE.

La empresa Eléctrica de Medellín, S.A.S. aparece como accionista mayoritario al aportar 213 millones 850 mil lempiras, que es equivalente al 47%.

Interprise Consulting, S.A. destinó 186 millones 550 mil lempiras para el 41% del capital social.

Un tercer accionista es Unión Eléctrica SA que dio 18 millones 200 mil lempiras, siendo el 4% y por último el STENEE, de la mano de Miguel Arturo Aguilar Gámez, que aportó 36 millones 400 mil lempiras y es equivalente al 8% de las acciones que tiene dentro de la empresa privada.

Juntos, Eléctrica de Medellí y Unión Eléctrica SA de capital colombiano controlan el 51% de las acciones de EEH.

Al consultarle a los directivos actuales del sindicato sobre el beneficio que los trabajadores han adquirido de la aventura empresarial, ellos afirman  que los obreros no han recibido ningún beneficio de parte de EEH, pues incluso desconocen el origen del dinero que Aguilar aportó para constituir EEH.

«Estamos hablando de unos 36 millones de lempiras que supuestamente son del sindicato. Nosotros estamos investigando si son del fondo de prestaciones sociales o del sindicato en sí», según Sergio Medina, no puede incluso descartar que sea dinero producto del lavado de activos.

«Puede ser lavado de activos, porque es un dinero que inicialmente él dijo que el socio era él Miguel Aguilar en representación del STENEE, ahora dice que él es el socio.»

Según el periódico digital CondidencialHN, Aguilar en su momento afirmó en un foro de televisión que la empresa Eléctricas de Medellín le prestó el dinero para convertirse en inversionista dentro de la nueva compañía que presta servicios a la ENEE. No queda claro aún el origen del dinero.

Agustín Castellanos.
Agustín Castellanos.

Agustin Castellanos, también directivo del STENEE, afirma que el sindicato denunció en su momento cuando el sindicato entraba a la constitución de EEH con 36.4 millones de lempiras que Miguel Aguilar dijo eran un préstamo de Eléctrica de Medellín.

«Ahora vemos que las utilidades, de la cual el beneficiario se suponía era el trabajador, no ha recibido ninguna utilidad. El valor por cada acción era de 10 mil lempiras, según Miguel Aguilar, hoy ninguno de esos trabajadores está en la empresa porque fueron despedidos, ¿a quién se le van a entregar las utilidades?»,  pregunta Castellanos.

«Si Miguel Aguilar tomó el dinero del fondo de pensiones va a tener problemas legales, para tomar dinero de allí, o del STENEE, necesita conseguir una autorización con la base a través de asambleas, plantear qué es lo que viene y qué es lo que se va a hacer. En la Asamblea de las seccionas y sub seccionares se debe de someter a votación la acción que se va a hacer y cada seccional tiene sus delegados de congreso, luego se hace un congreso de delegados para autorizar la acción que se va a tomar y él no hizo ninguna de estos procedimientos. Él presentó las actas, pero es maquillado. Nadie le autorizó que tocara ese dinero, nosotros ni nos dimos cuenta. El dinero si es del STENEE tiene que regresar al STENEE y si es del fondo tiene que regresar al fondo,» afirma Sergio Medida, enfatizando que el proceso está aún en investigación.

«Cuando tengamos las pruebas completas vamos a proceder ante la fiscalía contra la corrupción,» concluyó.

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.