Honduras

“Mel me escucha y a veces me da la razón,” Jorge Aldana

Por

el

Tegucigalpa. El pequeño Jorge Aldana siempre estuvo expuesto a la política. Su madre, una dirigente del partido nacional, su padre político liberal, secretario privado del expresidente Rafael Pineda Ponce y presidente del partido Liberal, y su abuelo materno presidente del partido Nacional de Honduras y secretario de Educación, Rafael Bueso. La suerte estaba echada, Jorge Aldana sería político.

A los diez años, “Jorgito” se acostumbró a ver su casa llena de políticos del bipartidismo. Entraban y salían dirigentes, incluso el expresidente Rafael Leonardo Callejas se congregó ahí. No es de extrañar que se involucrara de manera activa en el arte de la política.

En la adolescencia ingreso a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) a estudiar Derecho, de donde no se graduó; junto a un grupo de jóvenes liberales se unió al Frente Unido Universitario Democrático (FUUD). Finalmente se titularía como periodista en la Universidad José Cecilio del Valle (UJCV).

Siguiendo los pasos de su padre y congregado en el partido Liberal, a los 21 años se congratula como Diputado del Parlamento Centroamericano, un partido que por tradición fue calificado como abanderado de luchas sociales, vinculado a las masas; mientras el partido Nacional afín a las elites, al poder económico del país.

No oculta su amor por el partido Liberal, donde se formó, alcanzo las primeras metas como político, compartió con amigos y conoció a su mentor, quien el considera el mejor presidente de Honduras, José Manuel Zelaya. Cree que los principios de ese instituto son los correctos, pero que fue secuestrado por una cúpula conservadora.

photo_2017-06-14_15-37-34-1024x768

La traición

En el 2012 Jorge Aldana se presentó como pre-candidato para la Alcaldía del Distrito Central, por el partido Libertad y Refundación (LIBRE), en la corriente Pueblo Organizado en Resistencia (POR), que presentaba como cara visible al empresario Mauricio Ramos (para quien Aldana trabaja actualmente en UNETV).

Aunque Aldana huyó del partido Liberal, por considerarlo espurio en el comportamiento de su cúpula, pronto se enfrentaría con actitudes nada diferenciadas de la política vernácula en Libre. Mientras el visitaba y organizaba barrios y colonias en la capital, miembros de su propio partido gestaban uno de los más duros golpes en la vida de Jorgito. Su planilla simplemente no fue inscrita ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Faltando cinco minutos para terminar el plazo final de inscripciones ante Tribunal Supremo, “personajes obscuros,” miembros de Libre, simplemente tiraron a la basura la documentación de su compañero, dejándolo inmediatamente fuera del proceso electoral, sin ningún escrúpulo.

Así lo recuerda Aldana.

Después de la movilización del 15 de septiembre de ese año, Jorge Aldana recibe una llamada de su amigo y Coordinador General José Manuel Zelaya quien le informa que necesita verlo de urgencia; han pasado 45 días desde que su planilla fue eliminada, él no lo sabe aún y sigue organizando barrios para las elecciones donde no participaría. Al salir de la reunión, en donde le informaron que estaba fuera de la contienda, el camarógrafo Luis Rodríguez, Arcadia Gómez, Gustavo Gonzales y Manuel Sandoval, no pudieron evitar la impotencia. Jorge Aldana lloró.

Jorge-Aldana

Ahora Fraude…

Cinco años después de la traición, el periodista vuelve a buscar ser el candidato para disputarse la Alcaldía Central, esta vez acuerpado por cuatro corrientes del partido Libre; su mayor contendiente, el defensor de Derechos Humanos, Wilfredo Méndez.

Esta vez la fortuna sonrío a Aldana. Contaba con el apoyo de aquellos sectores que hace cuatro años lo dejaron fuera. Méndez calificó los resultados como un fraude e impugnó ante el Tribunal los resultados.

“Sería vergonzoso para Aldana ser el candidato del fraude”, dijo Wilfredo Méndez en esa ocasión.

Wilfredo Méndez, argumentó que en 46 mesas electorales receptoras le daban una victoria absoluta –a Aldana-, mientras que en 890, más o menos, ganó con un 50 por ciento, eso significa que se adjudicaron 300 o 400 votos y que otros participantes y él mismo solo obtuvo 10 o cero. Además afirmó que había más votos que habitantes en el lugar de las mesas que dieron la victoria a Aldana.

Lea aquí la denuncia completa presentada por Wilfredo Mendez en las elecciones internas:

“Sería vergonzoso para Aldana ser el candidato del fraude”: Wilfredo Méndez

Notablemente incómodo y molesto, el ahora candidato a Alcalde Jorge Aldana, no dudó en reaccionar poniendo a disposición del partido su aspiración, hasta que se encontrara una solución al conflicto. Finalmente una comisión auditora dio como vencedor a “Jorgito”, quien aceptó que los procesos políticos están amañados, pero que él nunca se prestaría a hacerle un fraude a un compañero.

Aldana aceptó los resultados, Wilfredo no.

Propuestas y propuestas

“Jorgito,” como le dicen sus allegados, propone “ponerse en los zapatos de la gente”, es decir, buscar soluciones prácticas para los capitalinos, los usuarios del transporte público, micro empresarios, vendedores ambulantes, etc. Poner en práctica el presupuesto Participativo, dándole a los barrios y colonias empoderamiento en la toma de decisiones de cómo invertir en su propio desarrollo, conociendo la problemática y resolviendo los problemas estructurales.

20170929_104621

“¿Puedo tomar café?”

Quienes adversan políticamente a Aldana, consideran que es una buena persona, pero que es influenciado por José Manuel Zelaya Rosales. En entrevista con EL PULSO le preguntamos si es cierto que él es un activista del expresidente. “¿Puedo tomar café?”, responde entre risas, afirmando que él es una persona comprometida con un proyecto de refundación y quien lo lidera es Manuel Zelaya Rosales, “yo confío en Mel, estoy seguro que cada decisión que él toma, lo hace pensando en las grandes mayorías, es nuestro líder y paladín, no le voy a decir que no lo he cuestionado, porque también está la franqueza, el me escucha y a veces me da la razón”, dice. En nuestra conversación no rebota el adverbio “a veces”.

Aldaba afirma que la mayoría de las veces que el expresidente lo llama para darle una recomendación él lo considera, porque la mayoría de las veces acierta, además que él –Jorgito- no es un soldado de Manuel Zelaya, dice, “es un soldado de esta lucha que necesita personas que estén dispuestos a darlo todo en la batalla.”

EXTRA-PORTADA-1A-07052014

¿Qué siente Jorge Aldana, cuando ve un desposeído en la calle? 

“Siento mucho dolor, mi padre lustraba zapatos y vendía periódicos y desde muy pequeño siempre me hizo reflexionar sobre lo duro que fue su infancia. Hoy me pregunto ¿tendrá un niño que lustra zapatos hoy, la oportunidad de tener un futuro?, lo dudo mucho. Hay un dolor terrible cuando se encuentra a las personas en las calles, sin oportunidades, sin esperanza y que miren como la única escapatoria huir del país….”

Ser el candidato a Alcalde por la Alianza para la corporación del Distrito Central le ha costado caro a Jorge Aldana, superar comportamientos que pensaba eran prácticas de los partidos tradicionales, acusaciones de fraude y dos oponentes con gran potencial, Nasry Asfura en el partido Nacional y Osman Aguilar del partido Liberal, son parte de los retos que le esperan a “Jorgito”; será la población que decidirá en los comicios generales, quién es el más apto para dirigir la capital de Honduras.

(JS)

Acerca Invitado

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.

Recommended for you