/LOS TUITS DE MARLON TÁBORA Y LA FRAGILIDAD DE LA INSTITUCIONALIDAD

LOS TUITS DE MARLON TÁBORA Y LA FRAGILIDAD DE LA INSTITUCIONALIDAD

En febrero de 2015 el Congreso Nacional aprobó un contrato de generación de 112.5 megavatios de energía eólica con la empresa de capital alemán Nordex Energy, según ese contrato Nordex Energy instalaría su proyecto en el municipio de Cololaca, Lempira, también tenía la responsabilidad de construir una línea de transmisión hacia una subestación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) en el municipio de La Labor, de mismo departamento por su plan de expansión, pero no ocurrió así y ahora la empresa pide cambiar la ubicación del proyecto y renegociar las tarifas aprobadas en el 2014, ante la publicación cinco años después, Marlón Tábora, coordinador del gabinete económico cuestionó e intentó deslegitimar tanto el contrato como la publicación.

El 9 de junio de este año, cinco años después de aprobado por el Congreso Nacional se publicó en el diario oficial La Gaceta el contrato por los 112.5 megavatios de energía eólica otorgado a la empresa alemana Nordex Energy, lo que abrió una cajita de Pandora económica entre el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, Juan Carlos Sikkafy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) el diputado nacionalista Óscar Nájera y Marlon Tábora, coordinador del gabinete económico ya que Tábora cuestionó vía Twitter la tardía publicación:

“Wow 112.5 MW de energía eólica ´aprobados´ en Febrero 2015 y publicados en Agosto de 2019 ¿Quien dio luz verde para su publicación 4.5 años después y tener el precio basado en el costo marginal de 2014? ¿Y la cancelación de los contratos? ¿Quién lo financiará?”.

“¿Quién era el mentiroso entonces? ¿Quién está detrás? Luego vienen los lloriqueos de pago. Veremos ahora quien da la cara por esto y logra el apoyo y financiamiento para el proceso de restitución del sector. Por unos perderán todos. Lamentable y vergonzoso”.

¿Por qué seguir contratando energía si hay sobrecontra(ta)ción? ¿Por qué no enfocarse en el déficit de potencia firme que existe? ¿Porque no contratar bajo procesos abiertos, transparentes y competitivos como se hizo la última vez? ¿Cómo encaja esto en el plan de expansión de generación?

En tres Tuits Tábora desafió la institucionalidad e independencia del Congreso Nacional, esto fue la llave que abrió la puerta a una polémica porque Mauricio Oliva le sugirió apuntar su pistola hacía otro lado y no “tirarle al Congreso”.

También Juan Carlos Sikkafy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) dijo sentirse preocupado por la falta de comunicación entre los funcionarios de la administración Hernández en un “tema tan importante como el energético es vital” expresó.

Le recomendamos leer:

Mientras que el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, le contestó a Tábora de una manera política y folclórica recordándole que al Congreso Nacional llega lo que las instituciones del gobierno le envían “que se supone es lo que se necesitan” negando una sobrecontratación porque “los contratos los hacen ellos” y le pidió “que apunte la pistola para otro lado que no le tire al congreso yo creo que está equivocado que se informe mejor” dijo Oliva.

También Héctor Rodríguez, gerente general del Nordex Energy para Honduras y Centroamérica le contestó a Tábora y aclaró que el precio marginal del 2014 ya no se aplicará y que se está en una negociación para bajar el precio del kwh de 11.4 centavos de dólar a 0.9 o 0.10 centavos y agregó que es el único proyecto al que a la fecha se ha entrado en una negociación para bajarle el precio, este punto aún es una oferta o una hipótesis porque falta la negociación, proceso que se aceleró con la publicación de La Gaceta.

La rebaja en la tarifa es viable si la ENEE acepta la solicitud del cambio pedido por Nordex Energy del municipio de Cololaca, Lempira hacía dos zonas que tienen potencial eólico: Cerro de Hula y San Marcos de Colón, porque el punto inicial resultó no era factible.

Leonardo Deras, gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) justifica la tardía publicación del contrato y dice que la muerte de Berta Cáceres influyó porque los fondos se cancelaron por ende los prestamos y por eso no se pudo construir la línea en la que Nordex Energy se iba a conectar con la subestación de la ENEE.

Algo que defienden también es la publicación en el diario oficial La Gaceta, la que debe hacerse a iniciativa de la parte contratante, en este caso Nordex Energy, porque para poder negociar el cambio de ubicación los inversionistas necesitaban la publicación del contrato, algo que el gobierno facilitó y con eso la negociación de las nuevas tarifas, no las mismas con las que se negoció en el 2014.

También puede leer:

Ante la polémica desatada por las declaraciones de Marlon Tábora vía Twitter, el diputado Óscar Nájera quien preside la Comisión de Energía dijo que tanto Tábora como Deras serán citados para comparecer ante el Congreso Nacional, aunque sin especificar el por qué, pero expresó que si la ENEE está en problemas es porque “los técnicos que tiene se han convertido en testaferros de los grandes contratistas y son los que tienen hundido a esa empresa y mientras no cambie la mentalidad de los ejecutivos de la empresa vamos a seguir así”.

Cambiando con esto el tema núcleo de la controversia hacía la comparecencia de los dos funcionarios del sector energético ante el Congreso Nacional.

Tábora cuestionó que esto no encaja con el plan de expansión y reestructuración de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que lidera, con el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) que otorgó un acuerdo Stand By para tal fin.

Para Ismael Zepeda, investigador del El Foro Social de la Deuda externa y Desarrollo de Honduras(FOSDEH) estas publicaciones a destiempo generan sospechas del por qué hasta ahora “después de cuatro o cinco años y que se supone hubo una revisión”.

En conclusión en un sistema corrupto cualquier cambio, publicación a destiempo o cualquier movimiento burocrático que se vincule con compras e inversión genera un efecto de desconfianza colectiva en la institucionalidad.

Ahora con la publicación del contrato se espera que las negociaciones sobre las tarifas y la ubicación del proyecto avancen y así se pueda generar energía limpia y barata.