LOS PROYECTOS DE ENERGÍA RENOVABLE

Los Derechos Humanos, la defensa de los Bienes Naturales y la generación de energía renovable Los datos arrojados por el estudio que publicó en 2015 el Observatorio de Bienes Naturales y Derechos Humanos, OBNDH, indican que en relación con actos de violación a los Derechos Humanos, la avanzada de las empresas de generación de energía renovable, conlleva en sí una violación intrínseca a los derechos de los territorios reclamados como ancestrales. Los tolupanes, los garífunas,...
adminjulio 28, 2016

Los Derechos Humanos, la defensa de los Bienes Naturales y la generación de energía renovable

Los datos arrojados por el estudio que publicó en 2015 el Observatorio de Bienes Naturales y Derechos Humanos, OBNDH, indican que en relación con actos de violación a los Derechos Humanos, la avanzada de las empresas de generación de energía renovable, conlleva en sí una violación intrínseca a los derechos de los territorios reclamados como ancestrales. Los tolupanes, los garífunas, los miskitos y los lencas, son los grupos más afectados, según el estudio del OBNDH.

El estudio señala que para los grupos indígenas y garífunas, para sus organizaciones y las organizaciones de Derechos Humanos, el Estado hondureño, es el principal responsable de que la situación de los Derechos Humanos en los territorios de los grupos originarios sea tan frágil.

En el documento publicado en 2015, desde la Asociación Nacional para el Fomento de la Agricultura Ecológica, ANAFAE, titulado «Concesiones territoriales en Honduras, una aproximación a la realidad», se explica que en lo referente a los proyectos hidroeléctricos en el país, estos «tienden a privatizar las fuentes de agua de las comunidades y hasta de municipios enteros, tal es el caso del río Cuyamel en donde éste provee de agua a siete poblados del municipio de San Francisco, incluyendo la cabecera municipal.»

Manta_contra_Patuca_III_ejatlas.org
Foto: ejatlas.org

Los proyectos públicos y privados, señala el documento de ANAFAE, no tienen en consideración que producto de los proyectos energéticos, existe un desplazamiento forzoso de las poblaciones de aquellas zonas en las que las empresas han identificado la viabilidad de los mismos. En el caso particular del departamento de Olancho, el proyecto Patuca III, cuya línea de transmisión es de 46 kilómetros, y que, según el estudio, conllevó la expropiación de sus tierras a los pobladores de Patuca.

En algunos municipios, como el de Santa Elena en el departamento de La Paz, donde aún no se han echado a andar los proyectos de generación de energía, los pobladores hacen una férrea resistencia a empresas como Encinos. La población indígena, amparados, muchas veces en el Decreto 169 de la OIT, defienden los bienes naturales como el río Chinacla, fuente principal de agua en las comunidades de la zona. Como parte de las respuestas que los pobladores de Santa Elena se plantean, comunidades como Opalaca, Caimán y Las Vegas, han decidido unirse para echar a andar el proyecto de una hidroeléctrica comunitaria, estos proyectos son extremadamente caros a nivel económico, las comunidades han sido apoyadas por la cooperación entranjera, pero un proyecto que ya asciende a más de cinco millones de lempiras, según el estimado de Sergio Ventura, presidente del consejo indígena local de Opalaca. Ahora las comunidades tienen el reto de sostener un proyecto que beneficiará a 170 familias.

El estudio del OBNDH, indica también que las organizaciones de los grupos indígenas que se han visto afectados por esta situación, identifican a los militares como la principal institución represora del Estado hondureño. Otras instituciones como la policía, las alcaldías, las instituciones judiciales, la secretaría de recursos naturales y ambiente, el INE y la guardia presidencial, se han visto vinculadas en situaciones de represión a las comunidades que resisten a las empresas. En las denuncias hechas por la comunidades, recogidas por CEHPRODEC desde el OBNDH, destacan nombres de empresarios y concesionarios como el de Gladis Aurora López, vicepresidenta del Congreso Nacional y presidenta del Partido Nacional, o el de Johnny Canahuati, principal inversionista de la empresa Hidrocel, S,A de C,V, que en 2006 comenzó operaciones sobre los río Cortecito y San Carlos en la aldea San Carlos del municipio de Omoa, departamento de Cortés. Las estimaciones de Canahuati en 2006, es que este proyecto podrá, a través de su contrato con la ENEE, suministrar corriente por 15 años a través del Sistema Interconectado. La inversión inicial que se necesitaba para construir este proyecto era de 15 millones de lempiras, otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Ubicación de los proyectos de generación de energía renovable

gráfico 1
CEHPRODEC

El 54% de la energía que consumimos los hondureños proviene de la generación de energía térmica. Existen 18 plantas de generación de energía térmica en el país, de las cuales, 9 de ellas están ubicadas en el departamento de Cortés, haciendo de éste, el departamento con mayor inserción en el área, seguido del departamento de Choluteca, con 5 plantas. En Honduras, la energía renovable que se produce se hace a partir de cinco diferentes tipos de tecnología: hidroeléctrica, solar, biomasa, geotérmica y eólica, según el informe del del Observatorio de Bienes Naturales y Derechos Humanos, OBNDH, del Centro Hondureño de Promoción para el Desarrollo Comunitario, CEHPRODEC, publicado en 2015.

Este mismo estudio revela que la mayor cantidad de proyectos de generación de energía renovable son hidroeléctricos, 110 en total en todo el país. Existe una diferencia enorme en comparación con las térmicas, que apenas son 18. Los proyectos de energía solar son 63, y 39 de los proyectos son eólicos, los proyectos de generación de energía renovable a partir de tecnología geotérmica apenas suman 3 en todo el país.

Los 251 proyectos de energía renovable representan, en la actualidad, para el país, la generación de 1,752.84 MW. Pero existen otros 252 proyectos que representan la generación en potencia de 5,614.964 MW. De estos, ya han sido aprobado 106 proyectos. De los nuevos proyectos, 55 de ellos están en etapa de estudio, y unos 67 facturan para la ENEE, 15 de ellos en construcción, y apenas unos 5 están operando.

Siguiendo el estudio del OBNDH, 31 de los proyectos hidroeléctricos se encuentran facturando para la ENEE, se han aprobado 51 proyectos, en estudio se encuentran 14, en etapa de construcción unos 11 de ellos, y apenas 2 están operando. Los proyectos hidroeléctricos en el país representan un total de 1,921.436 MW, quivalentes al 34% de la energía en potencia del país.

elheraldo.hn
Foto: elheraldo.hn

Los proyectos de generación de energía solar, ubicados en 5 de los 18 departamentos del país, representan el 24% de la energía en potencia del país con 1,388.62 MW. En el departamento de Choluteca se encuentran la mayoría de ellos, con 40 plantas solares, seguido del departamento de Valle con 9 plantas solares, y el departamento de Yoro con 7 plantas solares. En la actualidad se han aprobado al menos 39 plantas solares, y unas 10 están facturando con la ENEE. 13 de ellas están en etapa de estudio.

Cortés es el departamento con mayor cantidad de generación de energía renovable a través de biomasa, con 5 proyectos, seguido de cerca por el departamento de Francisco Morazán, con 4 proyectos de generación de energía renovable por biomasa. De estos proyectos, 6 facturan para la ENEE un total de 38.954 MW, 6 están aprobados, 2 están en construcción y otros 3 en etapa de estudio. La energía renovable por biomasa representan un total de 97.659 MW, esto representa el 2% de la energía total de los diferentes tipos de tecnología.

laprensa.hn
Foto: laprensa.hn

Las eólicas representan para el país un total de 1,247.8 MW, es decir, el 22% de la energía nacional. Los primeros proyectos de energía eólica en Honduras llegan a partir de 2011, con los desarrollado en Cerro de Hula, San Buenaventura en el departamentos de Francisco Morazán y el de San Marcos de Colón en el departamento de Choluteca. En la actualidad 24 de los proyectos eólicos están en etapa de estudio, 8 de ellos han sido aprobados. Los departamentos de Choluteca, con 13 proyectos éolicos y Francisco Morazán con11 proyectos éolicos, son los que mayor presencia tienen de las empresas dedicadas a la generación de energía renovable por tecnología eólica en el país.

El mapa de la generación de mega watts (MW) por uso de tecnología, según el estudio del OBNDH de 2015, revela que son las hidroeléctricas las que generan una mayor cantidad de energía renovable con 1,921.44 MW, las plantas solares generan 1,388.62 MW, los parques eólicos generan 1,247.8 MW, y las térmicas generan 954.3 MW. La cantidad de energía que se genera por geotérmicas y por biomasa, es mucho más bajo. La cantidad de energía renovable generada por geotérmicas es de 60 MW y por biomasa es de 97.66 MW.

El municipio con mayor cantidad de proyectos de generación de energía renovable es Choluteca, con 33 en total, seguido del municipio de San Marcos de Colón con 10 proyectos. En el municipio de Nacaome se encuentran 9 proyectos y en el municipio de Namasigue otros 9 proyectos. Omoa, Olanchito y Choloma, tienen 8 proyectos cada uno. Quimistán, Arizona y San Esteban, tienen 6 proyectos cada uno, y finalmente el municipio de Puerto Cortés con 5 proyectos de generación de energía renovable.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019