LOS INICIOS DE LA AVIACIÓN HONDUREÑA

@oscarlestrada En tiempos del Gobierno del Doctor Francisco Beltrand se levantaron suscripciones públicas para la adquisición de un aeroplano, en vista de que después de la dura prueba de la Primera Guerra Mundial el nuevo medio de transporte fue conocido como un eficiente factor de progreso. No se pudo llegar a la materialización de la idea, pero el Gobierno de López Gutiérrez adquirió por compra, a mediados de 1920, un aparato marca Bristol de trescientos...

@oscarlestrada

En tiempos del Gobierno del Doctor Francisco Beltrand se levantaron suscripciones públicas para la adquisición de un aeroplano, en vista de que después de la dura prueba de la Primera Guerra Mundial el nuevo medio de transporte fue conocido como un eficiente factor de progreso. No se pudo llegar a la materialización de la idea, pero el Gobierno de López Gutiérrez adquirió por compra, a mediados de 1920, un aparato marca Bristol de trescientos caballos de fuerza, tipo militar y de dos plazas, que se puso bajo la responsabilidad del piloto Iván Lamb, un aviador inglés, veterano de la guerra mundial recién pasada.

La aeronave efectuó varios vuelos en la capital utilizando como campo de aterrizaje el llano de Toncontín, y el 15 de septiembre de 1921, cuando se daba como un hecho la reconstrucción de la federación con los estados de Honduras, El Salvador y Nicaragua, el Bristol intentó conducir a las capitales respectivas los pliegos de la unión, pero el avión sufrió un accidente y se vino abajo en las proximidades de San Salvador.

Reparado en 1922, el Bristol fue piloteado por el aviador Luigi Verditti, mientras el señor L. Stornajulo trajo a Honduras varios aparatos, en uno de los cuales, bautizado con el nombre de “Lempira”, hizo varias demostraciones de pericia el aviador Enrique Massi.

Este piloto realizó un vuelo de Tegucigalpa a Managua y aunque tuvo que hacer un aterrizaje obligado a 12 kilómetros de la ciudad de León, siguió luego hacia la capital nicaragüense una vez reparada la avería. Intentó acto seguido llegar hasta San José de Costa Rica, pero una nueva falla lo hizo aterrizar de emergencia en territorio tico.

En oportunidad de celebrarse el cumpleaños del presidente López Gutiérrez, el 28 de octubre de 1922 hicieron vuelos acrobáticos sobre Tegucigalpa los aviadores Luigi Verditti y Enrique Massi en sendos aeroplanos. Días antes Massi había efectuado vuelos con pasajeros, correspondiendo al dirigente obrero y periodista Fernando Zepeda Durón ser el primero. La señorita Martha Streber y Eva Guilbert fueron las hondureñas que surcaron los aires por primera vez en el avión Lempira del aviador Massi.

En 1923 el Doctor Thomas Canfield adquirió dos aviones Lincoln Standard con el propósito de establecer en Honduras el correo aéreo, aunque terminó vendiendo las unidades adquiridas a la empresa de transporte terrestres DEAN. Sin embargo,, los planes no pudieron llevarse a cabo. Uno de estos aviones cayó en las proximidades de Zambrano en 1923 y en la tragedia perecieron un pasajero y un empleado de la Tela Railroad Company.

Al concluir la Administración López Guitiérrez-Ochoa Velázquez, había aviones en la costa norte que realizaban vuelos entre las ciudades más importantes de aquel sector y la capital de la República.

LOS PRIMEROS BOMBARDEOS AÉREOS

Desde el 6 de abril de 1924, ya en plena guerra civil contra las intenciones continuistas del General López Gutiérrez, los grupos alzados dirigidos entre otros por el General Tiburcio Carías Andino, empezaron el ataque de la ciudad de Tegucigalpa y de algunas posiciones gobiernistas, utilizando un avión comercial desde el que un piloto canadiense arrojaba bombas que por lo general fueron ineficaces y de ninguna importancia militar.

El aparato no era de combate y no contaba con dispositivos adecuados para cumplir su tarea. Las bombas eran tiradas a mano y aunque la intención era hacer que cayeran sobre objetivos militares, fueron casi siempre a explotar en sitios in importancia o residenciales, produciendo la muerte de personas ajenas al conflicto bélico, con desprestigio del movimiento rebelde y justificación de las quejas formuladas por el Cuerpo Diplomático y las colonias extranjeras en el país.

Más adelante, ya como Presidente de la República, el General Carías Andino volvería a utilizar la aviación con fines militares.

EL TRÁGICO VUELO DEL PRIMER AVIÓN CATRACHO

EL PRIMER VUELO COMERCIAL

En 1929, aterrizó en Honduras Pan American World Airways Inc., quien con sus aviones tipo Clippers realizaban tres viajes semanales entre Honduras y Nicaragua en ambos sentidos, extendiéndose más tarde desde Brownsville, Texas hasta Panamá.

En el año de 1931, TACA fue fundada como la compañía Transportes Aéreos Centroamericanos (TACA) en la ciudad de Tegucigalpa, por el capitán de origen neozelandés Lowell Yerex, como una empresa de servicio mixto (pasajeros y carga). TACA inició operaciones con un avión Stinson monomotor. Sus rutas llegaron a cubrir todo el territorio nacional y sus aeronaves ostentaban la matrícula mexicana XH para ser cambiada posteriormente por HR

En 1945 se funda la Empresa Servicio Aéreo de Honduras S.A. (SAHSA) con la ayuda de la empresa norteamericana PANAM que aportó el 38%, el Gobierno de Honduras el 19% y el resto entre particulares hondureños. Esta compañía fue la más importante en Honduras hasta su desaparición a mediados de la década de 1990.

La república de Honduras fue la primera nación de Centro América en adquirir un avión y destinarlo para ser avión presidencial, el primer avión utilizado fue un bimotor en la presidencia del doctor Ramón Villeda Morales, dicho avión fue cambiado en 1980 en el gobierno militar por un bimotor turbo hélice más grande que también fue utilizado para el transporte del presidente y de la célebre Selección Nacional de fútbol de Honduras que represento al país centroamericano en el mundial de España 82.


Fuentes: Enciclopedia histórica de Honduras, Tomo 10. Tegucigalpa, DC. 1989.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019