/«LAS PERIODISTAS TENEMOS OVARIOS PARA SEGUIR»: ACOSO EN LAS REDES A PROFESIONALES DE MEDIOS

«LAS PERIODISTAS TENEMOS OVARIOS PARA SEGUIR»: ACOSO EN LAS REDES A PROFESIONALES DE MEDIOS

Dos de cada tres mujeres periodistas han sido amenazadas o han sufrido acoso en internet al menos una vez en su carrera.

A diferencia de sus colegas hombres, para quienes el acoso toma forma de insulto, las mujeres reciben ataques contra su género, su sexualidad y su apariencia, según el Women’s Media Center.

Lori Montenegro, directora del buró en Washington D.C. de la cadena Telemundo, achaca esto al machismo del que “siempre ha sido víctima la mujer”.

“Criticarle su pelo, si es linda o no es linda…eso siempre va a ser parte de lo que sufrimos las mujeres”, dijo la periodista.

Los datos parecen reforzarlo: las periodistas son tres veces más susceptibles a recibir comentarios abusivos en internet, a través de correos electrónicos o redes sociales, que sus compañeros.

“El acoso en las mujeres tiene unos ingredientes adicionales que tienen que ver más con la sexualidad”, dijo María Elvira Domínguez, directora del diario El País de Cali, Colombia. “No creo que [el acoso] se de tanto por ser periodista, sino por ser mujer”, añadió Domíngez, quien también es presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Para Maribort Petit, periodista independiente venezolana, la situación se agrava cuando se trabaja en un país donde hay poca libertad de prensa.

“El gobierno [de Venezuela] tiene una especie de industria en la redes sociales que funcionan para atacar a quien publica información contraria a sus intereses”, dijo Petit, cuyo trabajo ha sido perseguido y criticado por el gobierno de Nicolás Maduro.

En diciembre, la compañía estatal PDVSA dijo en un comunicado a sus empleados que si transmitían los reportajes de Petit, serían procesados por ‘traición a la patria’.

“Te quieren apuntar una debilidad por el solo hecho de ser mujer y más cuando estás tocando temas en los que ellos resultan perjudicados”, explicó la periodista de investigación.

El asunto va mucho más allá de mensajes ofensivos o amenazas, sino que pueden tener repercusiones en la salud mental y la vida profesional de las periodistas.

Un 30% de las periodistas encuestadas por la International Women’s Media Foundation indicó que había considerado dejar la profesión debido al efecto que el abuso en las redes había tenido sobre ellas.

Alrededor de un 20% reportó también haber sufrido emocionalmente por culpa de los mensajes y amenazas.

“Las víctimas pueden necesitar cambiar sus rutinas diarias, el sitio donde trabajan sus hogares o incluso sus países para protegerse”, explicó el estudio.

Para Domínguez, las mujeres tienen que estar “más atentas a ese tipo de acoso” cuyo objetivo es “debilitar para que exista una autocensura”.

A pesar de las críticas y la persecución judicial, Petit no se cansa. “Las mujeres que estamos haciendo periodismo tenemos ovarios para seguir” en la profesión.

Fuente: VOA