/LAS ELECCIONES DE MÉXICO Y LOS OBSERVADORES DEL PN Y DE LIBRE
Portada iiiii

LAS ELECCIONES DE MÉXICO Y LOS OBSERVADORES DEL PN Y DE LIBRE

Andrés Manuel López Obrador fue electo presidente de México el pasado domingo; Frank Alley miembro de la Juventud del Partido Nacional y Gerardo Torres secretario de Relaciones Internacionales del partido LIBRE participaron como observadores en este proceso y nos describen cuales son las similitudes y las diferencias del proceso electoral entre México y Honduras.

Obrador será el presidente de los mexicanos durante el próximo sexenio a partir del 1 diciembre del 2018. Tras haber obtenido un triunfo contundente con más del cincuenta por ciento de los votos a su favor. En unas elecciones en las que votaron cerca de 50 millones de personas y en las que Obrador obtuvo más del 52 por ciento del total de los votos, el mayor número de votantes comprendía las edades de 18 a 35 años.

El joven Alley, militante del Partido Nacional de Honduras, invitado por la Red Latinoamericana Jóvenes por la Democracia para  formar parte de los observadores internacionales, percibió que “había un consenso generalizado de que el mejor candidato era José Antonio Meade, pero por el partido que representaba (Partido Revolucionario Internacional y la Coalición Todos por México)  la gente no lo veía como opción”, eso hizo que quedaran en el tercer lugar en la contienda electoral.

Alley cree que la segunda fuerza política mexicana Partido Acción Nacional (PAN), encabezada por Ricardo Anaya, no logró unir a su partido de las pugnas internas y atribuye el triunfo de Andrés Manuel López Obrador (MORENA), a un desgaste de la clase política en todos los niveles de los partidos políticos tradicionales PRI y PAN; eso facilitó el triunfo de López Obrador:

“Los partidos tradicionales de México están obligados a tener una renovación total en su sistema de elección de candidatos y su sistema de propuestas de acciones para la ciudadanía,” dijo.

El joven militante del partido de gobierno asegura que hay profundas diferencias entre el sistema electoral de México y el de Honduras, en algunas elecciones, las de diputados por ejemplo, son por lista y no aparece la foto del aspirante, además hay elección de diputados por distrito, algo que se quiere implementar en Honduras. Existe un alto grado de confianza en las personas que están en las mesas electorales, también hay un alto grado de descentralización del Instituto Nacional Electoral (INE) dividiendo el trabajo con los Comités Locales Electorales.

Frank Alley. Foto: medium.com

Para Frank Alley, México tiene un gran problema al tener varias instituciones vinculadas a un mismo tema (sistema electoral) y eso hace confuso adónde acudir para la resolución de un conflicto; mientras que en Honduras se encuentra centralizado y es menos confuso ya que el proceso está regulado por un solo órgano el: Tribunal Supremo Electoral (TSE). Honduras hace algo muy bien para la transparencia del proceso electoral al tener presencia del TSE en todos los centros de votación, Honduras le ganó a México en el tema de la presencia de observadores internacionales.

Un detalle importante ocurrido en el proceso electoral fue la instalación de casillas especializadas para que personas de distritos diferentes al de ciudad de México pudieran ejercer el sufragio y que también fue utilizada por personas que vivían en esa ciudad, eso provocó confusión y ciertas irregularidades que se pudieron prevenir por el INE.

Según estudios realizados en México por especialistas: a pesar de que López Obrador fue quien menos se dirigió a los jóvenes, obtuvo la mayor cantidad de votos a su favor. “La victoria de Andrés Manuel López Obrador refleja la poca creencia de muchas personas de distintas ideologías y de la necesidad de comunicar efectivamente al electorado”.

La versión del representante de LIBRE

El secretario de Relaciones Internacionales del partido LIBRE, Gerardo Torres, asegura que se quebró en dos la historia en México con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. Demasiado tiempo de trampa y fraude. Hace seis años México estaba listo para cambiar, sin embargo el PAN en contubernio con el PRI se robaron el triunfo popular, una caída del sistema y una manipulación evidente de los datos evitó que Andrés Manuel llegará al poder y que colocó en silla presidencial a Enrique Peña Nieto.

A las once de la mañana, el secretario de LIBRE se enteró que las encuestas a boca de urna daban como ganador a López Obrador con aproximadamente treinta puntos de ventaja sobre su contendiente más cercano, Ricardo Anaya, ese margen se mantuvo hasta el cierre de la votación, pero nadie de la Coalición Juntos Haremos Historia conformada por Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT)  encabezada por Obrador celebraba hasta que el Instituto Nacional Electoral (INE) brindara los resultados oficiales, debido al temor de un posible fraude electoral.

Torres cree que el pueblo mexicano se cansó de los partidos tradicionales y por eso salieron enojados y masivamente a votar para ponerle un alto al PAN y al PRI. El dirigente de base del melismo nos describe algunas de las diferencias entre el proceso electoral de México y Honduras. “Las urnas electorales están ubicadas en casas y no en escuelas. Estos centros electorales no están altamente resguardados por policías o militares. No hay carpas de campaña cerca de los centros de votación”.

G2

En México hay un total de 6 votaciones: Presidente, Diputados Federales, Senadores, Alcaldías, Diputados locales y Jefes de Gobierno. Y aún así la propaganda es mínima. Al igual que en Honduras el sistema es preocupantemente artesanal, pero a diferencia de Honduras el ambiente es bastante vecinal y no tanto militante, explicó Torres.

Agregó que primero votan los ancianos y la gente no muestra prisa en entrar a votar. Las colas se mantienen en calma y pocos se atreven a decir en voz alta por quién van a votar, tal vez justamente para mantener intacta esa calma. La gente puede entrar con cámaras y tomar fotos a su voto, hay tanta gente dentro del centro de votación que se cometen muchos errores que pasan desapercibidos. Nadie pierde la calma, la tolerancia impera. Torres asegura “que desde la mirada de un Hondureño con serios problemas de credibilidad electoral el proceso es peligrosamente vulnerable”.

Es de suma importancia que jóvenes líderes de distintas instituciones políticas de nuestro país, puedan escudriñar los procesos electorales de la región para luego hacer aportes importantes al fortalecimiento de la democracia hondureña.