Las Cabañuelas 2020

La humanidad siempre ha tenido la necesidad de predecir el tiempo, para prevención, cosechar, garantizar la subsistencia o precedir cuáles serán los meses de lluvia del año que comienza. Hablamos de Las Cabañuelas una suposición o un cálculo con el que se pretende dar un pronóstico del clima mensual, durante un año basado en la observación de los primeros 12 días de ese año. Para explicarlo mejor si el 1 de enero hubiera llovido, este...
Redacciónenero 14, 2020

La humanidad siempre ha tenido la necesidad de predecir el tiempo, para prevención, cosechar, garantizar la subsistencia o precedir cuáles serán los meses de lluvia del año que comienza.

Hablamos de Las Cabañuelas una suposición o un cálculo con el que se pretende dar un pronóstico del clima mensual, durante un año basado en la observación de los primeros 12 días de ese año. Para explicarlo mejor si el 1 de enero hubiera llovido, este mes habría sido de lluvia, no todo el día, pero si durante una parte del día. Si el día 2 hubo mucho frío, el mes de febrero sería un mes frío y así hasta cumplirse los doce meses. Los últimos días se miden entre el mediodía, 25 de enero hasta las 12:00 PM es enero y de las 12:00 PM en adelante es febrero y así con los demás meses.

Las cabañuelas se dividen en las de Ida, las de Vuelta, las de Mediodía y las de enero, divididas así:

Las de Ida:

-1 enero, representa a enero.
-2 enero, representa a febrero.
-3 enero, representa a marzo.
-4 enero, representa a abril.
-5 enero, representa a mayo.
-6 enero, representa a junio.
-7 enero, representa a julio.
-8 enero, representa a agosto.
-9 enero, representa a septiembre.
-10 enero, representa a octubre.
-11 enero, representa a noviembre.
-12 enero, representa a diciembre.

Las de Vuelta son:

13 enero, representa a diciembre.
14 enero, representa a noviembre.
15 enero, representa a octubre.
16 enero, representa a septiembre.
17 enero, representa a agosto.
18 enero, representa a julio.
19 enero, representa a junio.
20 enero, representa a mayo.
21 enero, representa a abril.
22 enero, representa a marzo.
23 enero, representa a febrero.
24 enero, representa a enero.

Las de mediodía son:

25 de enero, representa a enero y febrero.
26 de enero, representa a marzo y abril.
27 de enero, representa a mayo y junio.
28 de enero, representa a julio y agosto.
29de enero, representa a septiembre y octubre
30 de enero, representa a noviembre y diciembre.

Las de enero son:

00:00-01:59 horas, representa a enero
02:00-03:59 horas, representa a febrero
04:00-05:59 horas, representa a marzo
06:00-07:59 horas, representa a abril
08:00-09:59 horas, representa a mayo
10:00-11:59 horas, representa a junio
12:00-13:59 horas, representa a julio
14:00-15:59 horas, representa a agosto
16:00-17:59 horas, representa a septiembre
18:00-19:59 horas, representa a octubre
20:00-12:59 horas, representa a noviembre
22:00-23:59 horas, representa a diciembre.

Para el pronosticador de Copeco, Las Cabañuelas son “los primeros 12 días del año relacionan cómo van a estar. El primer día del año se corresponde con enero, el segundo con febrero, el tercero con marzo y así sucesivamente hasta llegar al 12 de enero, si un día llovizna o por ejemplo el día quinto fue el domingo estuvo lloviznando, estuvo con viento entonces la gente lo relaciona porque el día quinto se corresponde con mayo”. Pero, esto aplicaría a países con un clima templado, aunque aplicaría también por la inestabilidad del clima debido a los fenómenos.

Aunque reconoce que es una tradición y no tiene una parte científica aún hay gente que usa este tipo de observaciones para la aplicación en sus vidas y algunos en sus cosechas.

Explicado por el columnista de El Pulso, Óscar Esquivel, considera que su conocimiento se debe a que su padre es un campesino que observaba los primeros 12 días de enero.

Pero, la crisis climatica global actual pone en duda la tradición y los modelos de proyecciones científicos. Esto representa una duda sobre el inicio de las siembras y la llegada de las lluvias.

Óscar Esquivel lleva un diario de Las Cabañuelas “estuve monitoreando los primeros días de este mes y fue bastante fresco, algunas ligeras lloviznas acá en Tegucigalpa, sin embargo en la Costa Norte y noroccidental en este caso es en Petoa, Santa Bárbara de donde soy originario, estuvo lloviendo, lo que me alegró, porque según Las Cabañuelas no será un año tan caluroso y tan falto de agua como lo teníamos previsto o como se preve de acuerdo al cambio climatico”.

Pero lejos de la leyenda, Esquivel habla sobre el uso irracional de los recursos: tala de árboles y la falta de represas que hay que terminar o poner límites.

Es importante explicar que Las Cabañuelas solo se aplican a los meses de lluvia, si lloverá o no en el mes determinado por los primeros doce de enero. Nada más.

Las Cabañuelas son parte de esas tradiciones que se pierden y que las generaciones a partir de los centennials no tendrán tradiciones tan arraigadas. El folclore que se pierde en las mareas digitales.

“Estamos en octubre según las cabañuelas. Ligeras lloviznas en Tegucigalpa, aunque en la zona Nor Occidental ha estado lloviendo”.

“Según las cabañuelas hoy 4 de enero es abril y nada de lluvia hasta el momento”.

Conteo que Óscar Esquivel lleva de los primeros doce días de este año en su Facebook.

“Según Las Cabañuelas habrá lluvia durante este año, de pronto no en exceso, pero tampoco como lo predice el Cambio Climatico” lo que para Esquivel solo es el resultado natural de la guerra que el ser humano ha tenido contra la naturaleza.

El Cambio Climático está comenzando a intervenir en las tradiciones que los campesinos alguna vez -algunos aún las mantienen- creyeron para adelantarse a las lluvias y poder sembrar de una manera regular o normal.

La información sobre la tradición de Las Cabañuelas es confuso, no hay un dato de cuándo comenzó o quienes, pero el método llega a estos países desde la conquista por los españoles, pero se presume su inicio fue en la antigua Babilonia.

Entonces, como mortales desde la tierra nos forzamos a interpretar el cielo en busca de respuestas o como nos predice Esquivel, este año será de lluvia “Sino lluvia abundante, pero no un verano extremo como se previa por el cambio climático. Es es la lectura que he hecho.”

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019