La vigencia del pensamiento de Valle en estos días oscuros

El 22 de noviembre de 1777 nacía en lo que fue “la villa de Xeres de la Frontera de Choluteca y mis Reales Tamarindos “conocida hoy como Choluteca; el sabio que se anticipó a su época: José Cecilio Del Valle. Valle realizó sus estudios en Guatemala donde se graduó a temprana edad de abogado, además fue un filósofo, economista y político. Alcalde de la ciudad de Guatemala en 1820 y fundador del periódico “El amigo...
Redacciónnoviembre 27, 2019

El 22 de noviembre de 1777 nacía en lo que fue “la villa de Xeres de la Frontera de Choluteca y mis Reales Tamarindos “conocida hoy como Choluteca; el sabio que se anticipó a su época: José Cecilio Del Valle.

Valle realizó sus estudios en Guatemala donde se graduó a temprana edad de abogado, además fue un filósofo, economista y político. Alcalde de la ciudad de Guatemala en 1820 y fundador del periódico “El amigo de la Patria”.

En 1821 cuando el istmo luchaba por su independencia, Valle conocer de las carencias de la región con respecto a otras naciones, no estaba muy de acuerdo con la emancipación política de Centroamérica de España. Sostenía que no estábamos preparados para caminar solos. Pero una vez que se dio la emancipación política fue fiel defensor de la independencia defendiéndola incluso del emperador mexicano Agustín Iturbide que reclamaba como suyo el istmo Centroamericano.

Valle fue diputado por Honduras durante la anexión al imperio mexicano, trinchera que utilizo para buscar la independencia definitiva.

Participó en tres ocasiones por la presidencia de la Federación Centroamericana; en 1825 ganó, pero le hicieron fraude; en la segunda ocasión fue en 1829 donde se enfrentó a Francisco Morazán, ganando Morazán, y; la tercera ocasión fue en 1834, donde logra hacerse con el triunfo, pero no le fue posible tomar el poder, ya que fue víctima de un traicionero infarto.

El istmo quedó huérfano de las luces de Don José Cecilio Del Valle que a través de sus conocimientos estaba muy por encima de liberales y conservadores de la época.

Siendo Presidente de la Federación José Francisco Morazán, según nos cuenta el historiador, catedrático universitario, Guillermo Varela: “El paladín le ofreció al sabio Valle ser embajador de Centroamérica en Europa, la Vicepresidencia y ser director de la Comisión de Reforma de la Educación. Valle no acepto los cargos, pero recomendó a su primo Próspero Herrera para embajador”.

Valle se cuestionaba que como era posible que habitando un territorio rico en recursos naturales hubiese tanta pobreza.  Tales inquietudes ocupaban la mente de José Cecilio del Valle, procurando encontrar respuestas en la economía política, ciencia de su predilección. No concebía la política separada de la economía y viceversa.

Antes que Simón Bolívar, Valle planteó el panamericanismo y se imaginaba en Costa Rica o Nicaragua un gran Congreso en donde se discutieran los asuntos de la Patria Grande.

En su proclama ardiente: ” Soñaba el Abad de San Pedro y también se soñar” nos manifiesta su profundo amor a estas tierras, a lo colectivo, no a lo tuyo ni lo mío. La construcción de una patria grande en donde las intervenciones de imperios extranjeros no tuvieran cabida. Valle concebía la solidaridad entre nuestros pueblos que compartían la misma lengua, costumbres. Los fuertes protegiendo a los débiles, la riqueza de unos en interés de los otros.

“Separadas unas de otras, siendo colocadas en un mismo hemisferio, el Mediodía no existe para el Norte, y el Centro parece extranjero para el Sur… Chile ignora el estado de Nueva España; y Guatemala no sabe la posición de Colombia…”se lamentaba nuestro sabio.

Nos continúa diciendo el amigo de la Patria y amigo del utilitarista británico Jeremías Bentham: “¡Oh Patria cara donde nacieron los seres que más amo! Tus derechos son los míos, los de mis amigos y mis paisanos. Yo juro sostenerlos mientras viva. Yo juro decir cuando muera: Hijos: defended a la América. Recibe, Patria amada, este juramento. Lo hago en estas tierras que el despotismo tenía incultas y la libertad hará florecer. En este suelo nací: este suelo es nuestra Patria. ¿Será el patriotismo un delito?”

Valle resurge, se vuelve vital en estas horas oscuras de su amada Patria.

El estudio y difusión del pensamiento de José Cecilio del Valle se convierte en una necesidad urgente en esta hondura en que los tiranos e imperios extranjeros acompañados de sus brazos armados y una religión ajena al creador del universo, se aferran a que las mayorías disfruten de las riquezas a la que tienen derecho.

 

Publicaciones relacionadas

Hubris

Hubris

diciembre 3, 2019

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019