Honduras

LA DESILUSIÓN DEL PARTIDO LIBERAL

Por

el

Con euforia encaraban el proceso electoral los activistas y simpatizantes del Partido Liberal el pasado 26 de noviembre, la gran mayoría esperando una victoria o por lo menos posicionarse  como la segunda fuerza electoral, pero chocaron con la realidad al ser apenas la tercera fuerza, y con mucha diferencia en la contienda presidencial.

Luis Orlando Zelaya Medrano fue el gran vencedor del proceso primario del Partido Liberal y también de la presidencia del Consejo Central el pasado 12 de marzo, un “outsider”, sin recorrido político que sorprendió al arrebatarle la candidatura a Gabriela Núñez, quien era la favorita para representar a este instituto en las elecciones generales.

Zelaya sorprendió nuevamente a propios y extraños en su primer discurso como candidato al disculparse con las personas que salieron del Partido Liberal a causa del golpe de estado del 2009 y los invitó a volver a casa, cabe destacar que este gesto no fascinó a un gran sector de su militancia, ya que existen rencores todavía latentes.

Mientras fue avanzando en su campaña, fue ganando simpatías con un discurso coherente, progresista e integrador, desmarcándose de ideologías de izquierda y derecha, haciendo énfasis en la imperiosa necesidad de mejorar las condiciones del país, y por supuesto en su capacidad de lograr estas mejoras.

LAS ELECCIONES

El 26 de noviembre era una fecha crítica para Luis Zelaya y el  Partido Liberal, ya que en sus 126 años de historia, jamás había encarado tres derrotas consecutivas.

1

Captura de pantalla del twitter de Luis Zelaya, cuando anunciaba haber ganado las elecciones en la tarde del domingo 26 de noviembre. 

Las encuestas lo colocaban en muchas ocasiones como la segunda fuerza, sólo por detrás del presidente en busca de la reelección, Juan Orlando Hernández, y en los círculos liberales, incluso se mencionaba que era posible ganar la presidencia, como anunciaron en redes sociales por encuestas a boca de urna el propio domingo.

Pero esto no sucedió, más bien todo lo contrario y los liberales se llevaron la más grande derrota en su existencia, relegándolos por segundo proceso electoral consecutivo al tercer lugar.

Desde la actual vida democrática que comienza con las elecciones de 1981, este es el peor resultado en la historia del Partido Liberal, nunca jamás había obtenido tan pocos votos a nivel electoral, con tan solo 436,419*, menos de la mitad de los que consiguió Mel Zelaya en el 2005 al ganar la presidencia.

2

Cantidad de votos que ha obtenido el Partido Liberal desde 1982 hasta el actual proceso. 

Incluso en 1981, hace 31 años, obtuvieron 636,437 votos, unos 200 mil más que el pasado 26 de noviembre.

¿QUIÉN ES EL RESPONSABLE?

“Aquí hay un solo culpable y responsable y es Luis Zelaya, no podemos ver hacia atrás, yo miro hacia adelante por nuestro país y por nuestro partido”, expresó el expresidenciable Zelaya sobre sí mismo, pero las causas no son tan sencillas.

El analista Jorge Illescas, militante liberal, detalla que  “como consecuencia del 2009 el partido se dividió, la administración de Mauricio Villeda es otro golpe porque no hizo nada por organizarlo en cuatro años, el partido está completamente desorganizado, no hicieron nada más que una patarata para organizar la juventud, pero en la práctica la juventud está completamente desorganizada, tampoco hubo capacitación electoral, en el partido se encuentra Luis Zelaya que no tiene la verdadera y adecuada estructura  para un proceso electoral”.

Jorge Illescas, analista político y miembro del Partido Liberal. 

Jorge Illescas, analista político y miembro del Partido Liberal.

Añade que “ Zelaya Medrano luego se rodea del grupo perdedor de Mauricio Villeda, ahí hay gente que no tiene idea de que es un proceso político, ahí lo llevan y lo engañan, siempre dije que hacía falta un estratega político, le dan unas encuestas y lo engañan, a los liberales auténticos nos hicieron a un lado, a unos por Floristas, a otros por Rosenthalistas, excluyeron a Waldina, excluyeron a Marcia que son mujeres trabajadores que si conocen el liberalismo. Ellos fueron elitistas y exclusivistas con sus propios compañeros de liberalismo”.

LOS ERRORES

El daño del golpe de Estado de 2009 continúa afectando al partido rojo blanco rojo 8 años después, le quitó la presidencia a Elvin Santos, quien se encontraba arriba en las encuestas hasta junio de ese año por más de 15 puntos, mientras que Mauricio Villeda tampoco pudo revertir esta separación.

Illescas detalla las dos principales circunstancias que afectaron a los liberales en este proceso “yo tuve oportunidad de decirle a Luis, en una reunión con otros compañeros, que quedaron de llamarnos y nunca nos llamaron (para apoyarlo) el 12 de marzo fue la estrella, se elevó, pero después del 12 se estabilizó  y luego cayó, el falla porque se durmió en sus laureles y porque no se supo rodear, porque fueron excluyentes, las primarias son una cosa y las generales son otras, yo le advertí que si seguía rodeado del grupo perdedor, clasista y elitista de Mauricio Villeda usted iba a perder y además porque usted no tiene un estratega político.

Zelaya Medrano día después de las elecciones expresa palabras de esperanza a pesar de la derrota “tres derrotas duelen, pero tenemos que resurgir, con Luis Zelaya o con cualquier líder, el partido es más que cualquier líder, yo quería ganar, trabajé por ganar pero perdí y hay que aceptarlo, esta lucha que iniciamos hace un poco más de un año fue una lucha por nuestro país y les aseguro que valió la pena”.

Zelaya apoya a Nasralla

Al mismo tiempo que declaraba aceptar la derrota, apoyó al otro candidato de la oposición quien pelea la presidencia con el oficialismo al decir “Salvador Nasralla ganó y hay que aceptarlo, es la voluntad del pueblo hondureño”.

Esto caló muy bien en los simpatizantes de Nasralla, pero hizo mella en muchos liberales, como Illescas quien explica que esto dañó la imagen de Zelaya “es bastante difícil que se recupere, tuvo la hidalguía de decir que apoyaba al ganador (Nasralla), pero comete el error de ir donde Nasralla siendo el candidato y el presidente del partido, yo se lo dije el domingo por la noche, que esperara la declaratoria oficial y podría ser el gran negociador, el gran político que no se pone ni a la izquierda ni a la derecho porque aquí vamos a tener un conflicto,   él va donde Nasralla y se humilla, pero él es el presidente de un partido, eso fue un error de Luis, por su misma ingenuidad, y por interés de la gente que lo rodea, que quiere quedar bien con Nasralla, Luis no tiene experiencia política, él es un académico, es un técnico, es una buena persona, pero su error fue rodearse de ese grupo perdedor”.

Hay que destacar que en las municipalidades (93)y con respecto a los diputados (26), mantiene cifras muy similares a las del proceso anterior, por lo que la debacle es en la categoría presidencial.

Por este y otros errores ya se escuchan voces de disidencia a la presidencia del Consejo Central que ostenta Zelaya Medrano, entre ellas las de Carolina Echeverría Haylock y Marcia Villeda, quienes consideran deben elegirse nuevas autoridades, a esto responde que “por el mandato del liberalismo fui electo como presidente del CCEPL por los próximos 4 años, en el Partido Liberal estamos en una etapa de renovación,  hay un mandato de trabajar y renovar los estatutos del partido y lo tengo que cumplir”.

*Las cifras son actualizadas hasta las 7 am del jueves 30 de noviembre, con un 88.76% de actas presidenciales escrutadas, 80.07 de diputados y 80.36 de alcaldías.

Acerca Jsuazo

Recommended for you