/LA CRIPTOMONEDA Y LAS NUEVAS FORMAS DE COMPRAR EN CHINA

LA CRIPTOMONEDA Y LAS NUEVAS FORMAS DE COMPRAR EN CHINA

Una crónica de Luis Hércules, desde Beijin, China.

Hace unos días, mientras revisaba “The Beijinger”, una página china en inglés donde se pueden encontrar diferentes tipos de anuncios. Desde empleos, compra-venta de artículos, ofrecer algún ‘servicio’, voluntariados y eventos en la ciudad de todo tipo, artísticos, networking, museos, en fin; lo que sea.

Después de ver los eventos para esa noche, pasé a la sección de voluntariados. Me fije que había un anuncio en el que se buscaban ‘hablantes de español’ para un proyecto de Cryptomoneda –ya vamos a hablar de eso-. Me llamó la atención, llené un formulario y lo mandé sin esperar una respuesta.

Ese día a la noche (7.4) recibí un mensaje diciendo que habían recibido mi aplicación y me querían contactar. Después de un par de mensajes me preguntaron si era de España. Les dije que “de Latinoamérica”. Al responder eso me volvieron a hacer otra pregunta: “¿Pero ustedes hablan español? ¿O solo España?”.

Respondí que tenemos diferentes acentos, pero que el idioma era el mismo. Tuve un poco de molestia al pensar “que dirían que solo aceptaban acento español de España”, así cómo pasa con el inglés. Si no se habla con el acento de países nativos, es difícil ser maestro de inglés.

Y agregué: “incluso, en Latinoamérica no nos gusta mucho el acento español”.

En este caso mi argumento no tuvo mucha importancia, pues creo que fui el único que había llenado la encuesta hasta ese momento. Lo siguiente fue recibir una introducción a la Criptomoneda. De lo cual no sabía absolutamente nada.

Para ese momento sentí que me intentaban vender un producto como “Herbalife”, pero en el fondo sabía que era un prejuicio, tenía semanas tratando de entender cómo funcionan las transacciones en China. Eso es una completa locura. Sé que decirlo no es igual que verlo o vivirlo, hay que estar aquí para tener una idea de lo que estoy hablando.

Un día me pasé cuatro horas leyendo sobre Bitcoins, otro día me llevé unas dos horas leyendo sobre “Wallets”. Sé que eso en Honduras no es ni siquiera pensable todavía, pero yo creo que va a llegar. Va a llegar pronto.

Luis Hércules es estudiante de periodismo de la UNAH. Escribe desde China.
Luis Hércules es estudiante de periodismo de la UNAH. Escribe desde China.

En China, las personas, todas, desde los centennials -humanxs nacidxs después del 2000- hasta los viejitos que venden rosas o fresas en las entradas o salidas de las estaciones del tren tienen un código QR. Si yo quiero comprarle algo a ese señor o señora, me acerco con mi celular, pongo la cantidad de dinero que quiero pagar, escaneo su código y automáticamente estoy haciéndole un pago. No se usa dinero físico. Él o ella tienen un Wallet digital en su celular y yo también, a mí se me descuenta de mi dinero digital o electrónico y se le aumenta a esa otra persona.

Por supuesto, yo debería de tener una cuenta en algún banco aquí o en algún lugar para sincronizar mi ‘Wallet’. Algunos bancos controlan este mercado, pero en otros casos, ese mercado innovador es controlado totalmente por los Bitcoins.

Really crazy, yo sé beibi. Pero eso es así. Espero haber explicado mínimamente esta parte.

El lunes 9 de abril, después de ver mi perfil y al mencionar que tengo un Blog, donde publico cosas como esta nota; me invitaron a conocer las oficinas deSelfsell. La empresa que está pagándome con “TOKENS” y té chino esta historia.

SelfSell

“Selfsell es una plataforma de ICO’s con la que se recaudan fondos para invertirlos en las personas de diferentes maneras. Prácticamente se patrocinan ‘los sueños’ de jóvenes con mucho potencial y que no cuentan con los recursos necesarios.”

Las oficinas están en Zhichunlu, es una zona empresarial en Beijing donde nacieron algunas de las compañías de internet más grandes de China, como Baidu, una especie de Google para todo.

Lina, mi contacto allí, me recogió en la estación del tren y me explicó eso. También agregó que su oficina era pequeña y había mucha gente. En ese momento me imaginaba realmente una oficina muy pequeña.

En el trayecto, también me introducía al mundo del dinero electrónico. Mis únicos comentarios eran: “Eso es demasiado nuevo.” “WOW.”

Mi asombro era tal, pues estoy seguro que para nosotros en Honduras es algo todavía inconcebible. Más adelante les voy a explicar cómo funciona esto, por ahora sigo con mi historia.

Me explicó que Selfsell tiene sus propios TOKENS o su propia moneda. Esa moneda obtiene mayor valor mientras más personas la usan. Su uso puede darse comprándola o, cómo se consiguen los Bitcoins, minando a través del uso de nuestros aparatos tecnológicos, o simplemente con clicks en nuestras pantallas del celular.

En China, las personas, todas, desde los centennials -humanxs nacidxs después del 2000- hasta los viejitos que venden rosas o fresas en las entradas o salidas de las estaciones del tren tienen un código QR. Si yo quiero comprarle algo a ese señor o señora, me acerco con mi celular, pongo la cantidad de dinero que quiero pagar, escaneo su código y automáticamente estoy haciéndole un pago. No se usa dinero físico. Él o ella tienen un Wallet digital en su celular y yo también, a mí se me descuenta de mi dinero digital o electrónico y se le aumenta a esa otra persona.
En China, las personas, todas, tienen un código QR. Si yo quiero comprarle algo a ese señor o señora, me acerco con mi celular, pongo la cantidad de dinero que quiero pagar, escaneo su código y automáticamente estoy haciéndole un pago. No se usa dinero físico. 

Si, es loco, aunque no nos demos cuenta, con cada toque en nuestras pantallas de celular podríamos estar siendo mineros de alguien, produciéndole dinero electrónico sin darnos cuenta.

En fin, llegamos a la oficina. Me quedé con la boca abierta al ver el lugar. Definitivamente no era un lugar pequeño, en ese lugar habían al menos unas 200 personas trabajando cada quien en su computadora. Era literalmente un piso entero del edificio aquella oficina pequeña. La cruzamos hasta llegar a una cocinita donde se desarrollaban otras pequeñas reuniones, tomamos una mesa y nos sentamos para hablar de Selfsell.

Por supuesto, yo todavía tenía muchas dudas sobre el tema, de cómo funciona todo. Me hizo un dibujo para explicarme mejor el proceso.

Lo siguiente de lo que me habló fue sobre la razón de invitarme. Pronto iniciaran un proyecto en el cual pondrán TOKENS a la venta para invertir en jóvenes, pero de eso seguro habrá otra nota más especifica.

Para conocer más sobre este tipo de páginas o cosas increíbles para nosotros, solo hay que entrar al siguiente link dando click aquí.

En algún momento, y al ver que tenía muchas preguntas, Lina también empezó a interrogarme. Su primera curiosidad fue: “¿Cómo se hacen las compras en mi Honduras?” “¿La gente hace compras en línea?”

Cripto Mina
Cripto Mina

A lo que respondí que sí, pero muy poca gente lo hace. “No, ¿cómo compran?, ¿cuál es el método usado para hacer transacciones? ¿Qué tipo de dinero? ¿Cash, credit cards or bitcoins?”

Me sorprendí por la forma en que preguntó, pero sabía por donde iba la pregunta. Aquí en China, casi no se utiliza dinero en efectivo.

En un par de ocasiones me vieron raro por andar dinero en efectivo, y allí volvemos a lo explicaba al inicio, todo se compra con el código QR. Con el dinero electrónico.

En ese momento expliqué a Lina que lo más avanzado es el uso del dinero plástico, ese a través de tarjetas de débito y crédito. Se asustó otra vez.

“¿Cómo es posible eso?”, comentó curiosa y volvió a preguntar, pero en este caso, sobre inversores. “¿Sabes si existen criptoinversores en Latinoamérica?”, y mi única referencia en ese momento fue lo que he leído los últimos meses en las noticias; “Venezuela y el petro”, le dije.

Después de toda una clase de ‘economía futurística’, me dijo que pronto habrá un proyecto donde están interesados en acercarse a aficionados al fútbol, “¿En tu país la gente es fanática de ese deporte?”, preguntó y le dije que sí, “por supuesto”. Así que esa será una sorpresa, destacó.

Lo sé, parece un anuncio. Y quizá lo sea, pero suena muy interesante la cosa.

Un rato más tarde terminamos la reunión y me fui. En mi camino rumbo al tren pensaba que necesitaba más información y pedí una pequeña entrevista a Emiliano, un experto en economía mundial radicado a la orilla de un laguito de Paraguay, con el objetivo de aclarar un poco toda esta información.

Para introducirlo, explicaré que son los ICO: es un acrónimo en ingles de Initial Coin Offering, en español: Oferta Inicial de Moneda. Ósea, es la financiación inicial de un proyecto empresarial. En el mercado que conocemos en Occidente, las empresas ponen en venta sus acciones, pero por lo general es para quienes tienen el dinero para comprarlas.

China-Criptomonedas

En fin, para hacer más fácil y entendible todo este proceso, yo entrevisté al experto.

Mi pregunta inicial fue: ¿Qué es la Criptomoneda o Criptocurrency?, y surgió toda esta información.

E: “Criptomoneda es como volver al patrón oro, es como liberar la emisión de moneda y que no esté en manos de nadie. Porque ahora, la moneda más usada en el mundo es el dólar y está en manos de Estados Unidos y EE.UU. decide cuánto vale la tasa de interés. Cuánto imprime, cuánto todo, ¿no?, y entonces lo que hace prácticamente Estados Unidos, es emitir Deuda Externa y nosotros se la compramos como si fuese algo que vale y no vale nada porque no se puede cambiar por nada, por ningún equivalente monetario tangible, ¿sí?.

Entonces, en la época que existía el patrón ORO, el Dólar se cambiaba por el ORO, la Libra se cambiaba por ORO, cualquier cosa se cambiaba por ORO y el ORO era el que determinaba el valor de las cosas.

Pero, la cantidad de dinero en el mercado encontraba una limitación, que era la cantidad de ORO disponible, pero con el tiempo, y por como cambiaron las políticas, se abandonó el patrón ORO y ahora lo que se hace es usar la moneda de un país, básicamente Estados Unidos, o la Unión Europea como un conjunto de países para determinar el valor de las cosas en el comercio internacional y también adentro de los mercados a través de las tasas de cambio de las monedas nacionales por estas monedas fuertes.

Entonces qué sucede. La Criptomoneda nace buscando evitar esta cuestión, ¿no?, que haya control sobre el dinero, quién tiene el dinero, quién lo imprime, quien lo maneja, quién tiene la tasa de interés. Entonces, la Criptomoneda vuelve a los fundamentos originales del mercado monetario que son: La oferta y la demanda.

La oferta ahora está dada, no por la producción de ORO, sino por la producción de Criptomonedas.

Ahora bien, la actividad económica encuentra un freno a la disponibilidad de dinero porque crece más rápido que la capacidad del mercado en poner oro al mismo valor. Entonces genera un problema que se llama ‘deflación’, al haber escasez de moneda; los precios bajan y la ganancia también y el ciclo económico no perdura.

Entonces, la criptomoneda resuelve dos problemas, uno: La libertad de emisión la hace centralizada, se emite cuanta moneda se puede porque son algoritmos. La limitación en la producción de moneda está dada por la tecnología, en este caso.

Y en el caso anterior también, pero el oro es un mineral que está allí de manera determinada, ósea, hay una determinada cantidad de oro en la tierra, no hay más.

En cambio, pero ojo acá, que hay que estar atentos a una cuestión… bueno, es que cualquier marxista o cualquier pensador de izquierda en economía se da cuenta; el oro ahora, ósea, esta criptomoneda se produce en computadoras y las computadoras en definitiva cuestan dinero.

Entre mayores computadoras y mejores computadoras producen a la larga, más cantidad de ‘oro’, o más cantidad de dinero, entonces no es que… es muy ingenuo ese argumento que te tiran de que esto es para mejorar la libertad monetaria, porque la verdad es que no, la verdad es que siempre va a seguir limitado a quién tenga más capital. La tenencia de la moneda más fuerte.

Y lo que busca hacer China es desviar el uso del dólar al uso de la criptomoneda para desembarazarse de toda la deuda externa que tiene acumulada de Estados Unidos, porque los chinos tienen muchísimos dólares. Esos dólares, ante esta guerra comercial se vuelven vulnerables para ellos porque no es dinero en su poder, es dinero, son promesas de pago de Estados Unidos, pero en el contexto de una guerra comercial está sujeto a la autoridad monetaria.

Entonces, EEUU se protege a sí mismo haciendo una guerra financiera en contra de una guerra comercial. Manejando la tenencia del dinero, valor de la referencia mundial, puede licuar o manejar los intereses chinos o asiáticos o en el mundo, dado que un solo 0,0% que mueva la tasa de valor o la SET, en la Reserva Federal de Estados Unidos genera un descalabro gigante en la cadena de valor y en la cadena financiera, así que por allí hay que pensarlo.”

Entonces, el hecho que se descubre a través de todo esto de la criptomoneda es que es una encriptación de la ‘Guerra Comercial’ que hay entre Estados Unidos y Asia, y entre Europa y Asia y en realidad una guerra comercial en la que todos, de alguna manera estamos de un lado o del otro sin darnos cuenta.

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.