«HONDURAS 2020» EN COPENHAGUE

El gobierno de Honduras ha puesto en marcha el proyecto  «Honduras 2020» a un costo estimado de $ 3.4 mil millones de dólares, según lo anunció esta semana en Copenhague.  Apuntando a convertir al país en un destino para las marcas textiles sostenible en el hemisferio occidental. «El «Honduras 2020» es un proyecto para la industria textil», manifestó el presidente Hernández en una entrevista exclusiva a Ecotextile News en la cumbre de la moda de...

El gobierno de Honduras ha puesto en marcha el proyecto  «Honduras 2020» a un costo estimado de $ 3.4 mil millones de dólares, según lo anunció esta semana en Copenhague.  Apuntando a convertir al país en un destino para las marcas textiles sostenible en el hemisferio occidental.

«El «Honduras 2020» es un proyecto para la industria textil», manifestó el presidente Hernández en una entrevista exclusiva a Ecotextile News en la cumbre de la moda de Copenhague en Dinamarca, agregando que el su gobierno tiene una visión muy ambiciosa para lo que será la industria textil hondureña en año 2020.

El Presidente Hernández busca, de esta manera, mejorar la industria maquilera en Honduras, un rubro que ha ido cayendo en importancia en la economía nacional, en la medida que la crisis económica de Estados Unidos y Europa se incrementa.

«A principios de 2016, después de un estudio estratégico y nueve meses con una consultora de gestión internacional, hemos elaborado un nuevo plan que va a transformar la industria textil en Honduras. Hemos elaborado un plan que supondrá convertir a Honduras en una centro neurálgico para los textiles sostenibles en el hemisferio occidental», dijo Hernández.

Pero si bien en Copenhague las palabras del presidente suenan convincentes, en Honduras han sido recibidas con escepticismo, especialmente por los obreros de la máquila quienes reclaman las precarias condiciones ambientales y de seguridad personal, extenuantes jornadas de trabajo, malos tratos y altas metas de trabajo, así como los abusos laborales de que son víctimas la mayor parte de las obreras de las máquilas a vista y paciencia de las autoridades hondureñas, según lo manifestó Damisela Mayes, abogada del Centro de Derechos de la Mujeres a Zona Informativa de Radio Progreso.

Verenice Bengtsson, columnista del Think Tank Asuntos del Sur, comentó en la revista Criterio.hn en un artículo titulado «¿Honduras hacia la moda sostenible? Un camino largo por recorrer» que «el pacto global de Naciones Unidas como la directiva de la Unión Europea 2014/95/UE contienen lineamientos que obligan a las empresas europeas a la divulgación de información no financiera, que resulta esencial para la gestión de la transición hacia una economía mundial sostenible que combine la rentabilidad a largo plazo con la justicia social y la protección del medio ambiente».

Bengtsson comenta que el objetivo del informe de la Unión Europea es supervisar a las empresas y los países productores: «el consumidor en Europa cada vez está más consciente acerca del abuso y la explotación que grandes empresas –de manera directa o indirecta– ejercen al comprar materia prima, vender o adquirir productos que provienen de países cuya mano de obra es calificada pero que trabaja en condiciones que no reúnen ni los más mínimos requisitos de los convenios internacionales en materia laboral».  

Foto de radioamericahn.net
Foto de radioamericahn.net

Juan Orlando Hernández asegura en su visita a Copenhague, que su gobierno se ha comprometido a mejorar las condiciones de los trabajadores de la industria textil en Honduras.

«Estamos muy comprometidos a ayudar con vivienda y las condiciones de trabajo de los trabajadores del sector textil, junto con el sector privado y la reducción de los impactos ambientales de las operaciones», dice el presidente Hernández.

Y para que esto ocurra, Hernández asegura que la financiación pública–privada asciende a $3.4 mil millones de dólares, con alrededor de US $1.6 mil millones para la industria textil, destinado a la inversión en nuevos equipos y tecnología.

«El resto se gasta en infraestructura, como carreteras y un nuevo puerto, las mejoras en el sector de la energía y los programas de educación y capacitación a nivel nacional, así como ayuda con la vivienda específicamente para los trabajadores de la industria textil», asegura Hernández.

 Foto de por Mauricio Càceres elsalvador.com
Foto de Mauricio Cáceres elsalvador.com

En 2013, siendo presidente del Congreso Nacional el ahora presidente de la República, Juan Orlando Hernández, se aprobó el Programa Nacional de Empleo por Horas, el cual fue impugnado sin éxito por el sector obrero y organizaciones de Derechos Humanos del país, «por lesionar los intereses de la fuerza laboral joven de Honduras».

«Esa ley lesiona la dignidad de los trabajadores de nuestra patria», dijo en su momento a Honduras Laboral el secretario general de la Confederación Unitaria de Trabajadores, José Luis Baquedano, en referencia al «Programa Nacional de Empleo por Horas», agregando que «también pone en precario el empleo y viola la legislación nacional y convenios internacionales».

La dirigente obrera Evangelina Argueta señaló además, que la mayoría de los empleados bajo ese sistema están en los centros de llamadas o call center y restaurantes de comida rápida, donde permanecen más ocho horas con el mismo salario de los trabajadores permanentes.

«Solo que al cumplir tres meses, les dicen que su contrato es por horas, que ya se terminó y que no tienen derechos», afirmó Argueta.

Los obreros hondureños reclaman que las reformas legislativas hechas en los últimos años en materia laboral, afecta los derechos contemplados en el código de trabajo para los y las trabajadoras, aumentando la precarización laboral, en un ambiente en donde se persigue a la organización obrera en la máquila. El anuncio del presidente Hernández parece priorizar en infraestructura y no promete un cambio en las condiciones laborales del sector maquilero. Cabe ver si logra vendernos a los hondureños el «Honduras 2020», de la misma forma que lo logró en la cumbre de la moda de Copenhague.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019