/HISTORIA DE LOS REYES MISQUITOS
El_reydemos

HISTORIA DE LOS REYES MISQUITOS

En fotografía: S.E. William Henry Clarence, Jefe Hereditario de los Misquitos

La Nación Misquita llegó a ser un reino en algún momento antes de 1625. Su primer rey del que hay registros fue Oldman (‘Hombre Viejo’), el hijo de un jefe de los misquitos, de nombre desconocido. El primer contacto con los británicos se produjo durante el mando del padre de Oldman, que lo envió a Gran Bretaña en donde éste fue recibido en audiencia por el rey Carlos I.

Robert Charles Frederick fue coronado en Belice en 1824 y se gastaron, entre festejos y regalos, 1,000 dólares. Durante el reinado de Robert Charles Frederick, los ingleses una vez más comenzaron a ejercer influencia en la Mosquitia. Sin embargo, el gobierno británico rehusó hacer de la Mosquitia una colonia británica. El estereotipo del rey misquito siempre borracho, manejado por los ingleses, está basado en este rey.

El rey, en general, causaba una impresión favorable. Solía vestirse con un uniforme de capitán de postas de la marina británica. Tenía una personalidad quieta y reservada, pero se podía alegrar cuando algo le llamaba la atención. Tenía varias mujeres, pero solo los hijos de la “reina” Juliana eran considerados de la realeza: los príncipes George, William Clarence, Alexander y las princesas Agnes y Victoria. Tuvo solo otra hija de nombre conocido, con otra de sus esposas, llamada Matilda que no era considerada de sangre real. Durante su reinado, Robert Charles Frederick tuvo dos residencias: una en Wasla distante del cabo Gracias a Dios como siete días de viaje río Coco arriba, y la otra en Pearl Key Lagoon.

En 1832, Robert Charles Frederick declaro ilegal golpear a esposas e hijas bajo pena de muerte, y prohibió el esclavizar más indios; impuso un impuesto anual de un dólar a cada varón libre mayor de 14 años. Intentó extender los límites de la Mosquitia desde el sur de Bluefields hasta Bocas de Toro, hoy Panamá. Esta era una zona donde antes los misquitos capturaban tortugas y esclavos.

El 25 de enero de 1837, Robert Charles Frederick escribió al rey de Inglaterra solicitando la protección de la Gran bretaña contra la posible agresión de Centroamérica. El instigador detrás de esa carta era el Coronel Alexander Macdonald, nuevo superintendente de Belice. En ese tiempo la caoba de los ríos de Belice se estaba agotando y los ingleses querían explotar la caoba de la Mosquitia.

En 1838 Robert Charles Frederick escribió al controlador del Puerto de Moín, Costa Rica notificándole que el puerto pertenecía al Reino Mosquito y por lo tanto Costa Rica no podía cobrar impuestos. El reclamo era un intento de Macdonald quien quería convertir en tributo el cacao capturado por los misquitos durante las incursiones a las plantaciones costarricenses durante el siglo XVIII y comienzos del XIX.

El 5 de enero de 1841, Macdonald escribió a los costarricenses informándoles que Salt Creek y el puerto de Moín estaban dentro del territorio del Reino de la Mosquitia, “nación aliada de la Gran Bretaña y cualquier intento de tomar posesión de parte de Costa Rica no sería permitido por el gobierno británico.”

En julio de 1841, el barco británico Tweed recogió al rey Robert Charles Frederic en Cabo Gracias a Dios, y se dirigió a Bluefields. Allí Macdonald hizo que Robert Charles Frederic firmara un documento para cambiar la línea de sucesión al hijo menor Clarence en vez de George que era el hijo mayor, y nombrar una comisión consejera que serviría como regente mientras Clarence ganaba la mayoría de edad. Nombrando heredero al hijo menor, Macdonald se aseguraba la regencia del reino por más años.

Durante su estadía en Bluefields, Robert Charles Frederic abolió la esclavitud. A los dueños de esclavos se les ofreció compensarlos con los ingresos aduaneros del puerto de San Juan del Norte, una vez que éste fuera capturado a los nicaragüenses. Continuó el barco viaje al sur y entró al puerto de San Juan del Norte el 12 de agosto donde capturó al comandante nicaragüense Manuel Quijano, izó la bandera misquita, y reclamó el puerto en nombre del rey misquito. El Tweed continuó su viaje para Bocas de Toro donde armó a los indios quienes reconocerían su alianza con el rey misquito.

Luego continuaron el viaje a Corn Island donde el 27 de agosto de 1841 Robert Charles Frederick abolió la esclavitud “en nombre de la Reina Victoria de Gran Bretaña y del Rey de los miskitos Robert Charles Frederick.“ Esta es la fecha que conmemoran el Corn Island.

Robert Charles Frederick no vivió mucho después de este viaje. Algunos dicen que murió en 1841, otros en 1842. Como Juan Francisco Irias visitó al rey—y era un rey adulto—en 1842 ese año es la fecha más probable de su muerte. Cualquiera que sea el año, parece que Robert Charles Frederick murió de alcoholismo.

El contacto con los ingleses no solo anglicanó a los reyes Miskitos, sino que también introdujo un grado considerable de Anglicisacion en el este de Nicaragua o oeste de Honduras. Los apellidos ingleses y los nombres cristianos se hicieron comunes en la costa atlántica, y al menos un cementerio británico todavía existe allí. Los nombres en inglés entre los nicaragüenses todavía no son poco comunes hoy en día, aunque los nombres en inglés son al estilo español, con dos nombres y dos apellidos. El nombre moderno, “Mosquito Coast” no tiene relación con el insecto del mismo nombre – los nativos Miskito dieron su nombre a la costa, mientras que el insecto lleva un nombre español que tiene un origen diferente. El nombre Miskito también se ha traducido en varias formas, incluyendo Moscos, Moustiques, Musquetos, Mosquito, Miskitia, y por los españoles como La Mosquitia.

Se dice que el abuelo de Oldman, el primer rey mosco, es O’man Muscat Khaldoun, un descendiente de ‘al-Wazir’ de Egipto (un ‘wazir’ era un título oficial para un ministro o consejero del gobernante). De hecho, hubo un Ibn Khaldun, nacido en 1332, que pasó mucho tiempo en Egipto y se aventuró como erudito desde Mascate en Omán hasta el reino de Ghana y en el norte de África. Formó parte de la corte de Granada que participó en una misión de paz con los cristianos en 1359. El barco que transportaba a su esposa y su hijo, Muhammed, desapareció y se perdió frente a las costas de Gibraltar. La inferencia es que la casa real de los miskitos desciende del perdido Mahoma, cuyo barco debe haber sido desviado de su curso para tocar tierra en la costa de los mosquitos. Si existía alguna prueba escrita, se perdió cuando los nicaragüenses destruyeron los registros de Miskito después de su toma armada del reino en 1894.

El reino de los misquitos ayudó durante las guerras revolucionarias americanas atacando colonias españolas, y consiguieron numerosas victorias junto a los británicos. Aun así, tras la firma de la paz en 1783, los británicos tuvieron que ceder el control sobre la costa oriental (caribeña o atlántica) de Nicaragua y Honduras. El retiro británico concluyó a finales de junio de 1787, aunque se siguió manteniendo un protectorado no oficial sobre el reino, a menudo protegiendo los intereses de los misquitos frente a las agresiones españolas.

A partir de mediados del siglo XIX, el interés de los británicos por la región comenzó a languidecer. El reino misquito desapareció en 1894, año en que el gobierno de José Santos Zelaya restableció el dominio y soberanía de Nicaragua mediante la llamada Reincorporación de la Mosquitia, a pesar de un intento de restablecerlo por parte de los británicos en julio de ese mismo año, pero recuperado por Nicaragua en agosto.

Bandera de la nación Misquita
Bandera de la nación Misquita

Escudo de armas del reyno misquito.
Escudo de armas del reyno misquito.

El reino de los misquitos fue regido por los llamados Reyes Moscos, cuya sucesión histórica es la siguiente:

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.