/HCH VS TELEVICENTRO [OPINIÓN]
Fotografía: Cortesía

HCH VS TELEVICENTRO [OPINIÓN]

Por: José Raúl Alemán

Ahora asistimos a un conflicto entre medios de comunicación, no una disputa ordinaria motivo de cualquier chisme de farándula, es ante todo un conflicto de índole clasista, los protagonistas HCH y Televicentro, más en corto Renato Álvarez y Eduardo Maldonado, que es lo que origina la disputa entre estos dos medios defensores del sistema.

Sería presuntuoso decir que es el origen de clase de donde emergen un Televicentro cercano a las esferas de poder, que siempre le ha apostado a la política hondureña con referentes como Mauricio Villeda, Carlos Flores e incluso la participación de sus periodistas en cargos de gobierno como Roxana Guevara.

Televicentro siempre ha sido el vocero por antonomasia de los grupos de poder en el país, vemos a la Iglesia, los Militares y Políticos en sus foros. De un tiempo hacia acá, es el portador de las buenas noticias del gobierno y del país, es el canal del positivismo, la nota roja no tiene el boom que sucede en otros medios como HCH.

TVC

Las apuestas políticas de Televicentro siempre se han ido del lado liberal, y ocasionalmente del cachureco, a todos nos extrañó el apoyo que un medio considerado de la oligarquía brindó a las Antorchas, y como después tiró línea para reventarlas. Pero porqué un conglomerado con más de cuatro canales a nivel nacional, varias radio emisoras, equipos de fútbol populares, entra en conflicto con un canal de un periodista, la respuesta se antoja sencilla, HCH es un canal que es visto por sistema de cable y es escuchado en más de 14 frecuencias de radio en todo el país, HCH le está arrebatando a la audiencia a un conglomerado de medios considerados de la aristocracia en Honduras.

Mientras Televicentro le apuesta a la sofistificación y desdeña a la clase pobre de Honduras, HCH potencia toda esa cultura popular interactuando con los televidentes, los escandaliza con la nota roja y los mantiene pendientes, claro, mientras Televicentro maneja el discurso de las cosas buenas del gobierno, las noticias positivas y canaliza sus monólogos como la última opinión en temas de la hondureñidad, HCH se vuelve descarnado y muestra una realidad con la idea de que podría estar peor si el gobierno no hiciera lo que tiene que hacer, no nos perdamos HCH y TVC son dos caras de la MASS MEDIA que legitima el poder.

HCH le apuesta a la horizontalidad del país, a las expresiones que Televicentro califica de mal gusto, incitadoras del crimen y la violencia. Ambos medios tienen pauta con el gobierno hondureño, pero el segmento que cala mas es el de HCH, y es por ese lado donde se decanta el gobierno, mientras todos pensábamos que HCH sería cerrado o censurado por la nota roja, hemos visto lo contrario, ¿será que en la próxima campaña electoral el tema de la criminalidad y su solución serán los más importantes y quien tenga ese segmento cubierto ganará más contratos o spots?

Elsa-Oseguera-calienta-la-televisión-hondureña-al-lucir-bikini-en-vivo

Televicentro, a pesar de su amplia cobertura y tecnología, envejece, sus periodistas superan los 40 años, contrastando con los de HCH que son jóvenes y escandalosos, presentadoras y periodistas, es un hecho, que Eduardo Maldonado sabe leer los tiempos y coyunturas en Honduras, se ha decantado por la cultura popular. Vemos a sus presentadoras en bikini o perreando, escuchamos los «altercados» entre la gente de su equipo y al suave, vemos que ha creado una farándula hondureña, desconocida hasta hace poco.

Maldonado le entiende al discurso de la comunicación en dos vías y es lo que lo legitima ante un Renato Álvarez que se quiere convertir en un faro de moralidad, en el cual sus monólogos son cosa juzgada. Lo que jamas ha podido explicar Renato Álvarez y su empresa, es la gran cantidad de narconovelas que hay después de sus noticieros estelares y es a raíz de eso que Eduardo Maldonado los tacha de fariseos, no nos olvidemos de los vínculos de Televicentro con los sectores más radicales de la Iglesia Católica como la Obra de Dios y estos generan curso de colisión contra la «vulgaridad y falta de clase» de Eduardo Maldonado y HCH, en el fondo lo que yace en esta disputa es el rating que ha generado un canal de cable que hasta hace poco tiempo era desconocido, la gran cantidad de anunciantes que tiene, los contratos de publicidad del gobierno que le está arrebatando a Televicentro y la gran cantidad de recursos económicos que acaparara en estas elecciones que vienen, porque para Eduardo Maldonado y HCH caben estos dos dichos «las malas noticias son buenas noticias» y “que hablen bien, que hablen mal, pero que hablen».

julio8

Televicentro a pesar de su renovación y cambio de imagen está en declive, ya se ha comentado hasta la saciedad el despido de presentadores y periodistas que están contra la línea pro gobierno que maneja Televicentro, sacaron a los del «Cuarto de Luis», y a presentadores de programas matutinos que disentían contra los actos del gobierno, sin mencionar que parte del staff de Televicentro y de los programas de Renato Álvarez, se relacionaron en escándalos como el de una consultoría en La Ceiba, o el de un ex ministro de cultura y deportes, donde Renato Álvarez siempre finje amnesia.

La disputa entre HCH y Televicentro, no es sólo por publicidad y contratos, es la disputa entre dos modelos de comunicación, entre unos que se erigen como faros de la moralidad e intachabilidad, y los otros descarnados, nuevos que emergen de ese discurso pobre que pulula en Honduras aquellos que hablan «pasta a pasta» y que han sabido interactuar con quien los ve, no importándoles que los insulten en su propio programa, sabiendo que tienen una audiencia cautiva y un gran negocio.

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.