Honduras

Grecia Lozano rompe el silencio

el

La ex secretaria de la juventud del partido Libertad y Refundación (LIBRE), Grecia Lozano Rompió el silencio y publicó en su cuenta de Facebook una lista de agresores políticos que se encuentran en su propio partido político. La ex secretaria de la juventud de LIBRE aprovechó el momento oportuno para hacer esta publicación ya que el día anterior la Diputada del Partido Anti Corrupción (PAC) y aspirante a Alcaldesa como candidata independiente del municipio de San Pedro Sula, Fátima Mena fuera agredida por el diputado del Partido LIBRE, Edgardo “El Chele” Castro en medio de una caravana que encabezaba el candidato presidencial de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla.

Grecia Lozano hizo una fuerte acusación en su publicación en la que manifiesta haber sido víctima de violación por parte de Ramón Espinoza, actual secretario de formación política de la juventud del partido LIBRE: “En mi lista de agresores políticos se encuentran amigos y gente que no conozco pero que “me conocen”.  Desde mi querido Warren Ochoa mandando screenshots (capturas de pantalla) a grupos del Partido para que nos ataquen y dándonos clases a las mujeres de “dónde sí” y “cuándo no” decir las cosas (sobre un comentario de Ana Lucía Pérez Armijo sobre David Romero, claro, defendiéndolo a este último y echándome encima a mí a toda esa gente violenta que terminó quebrando el llavín de mi casa y armándome toda una escena de asalto en Tegucigalpa, y un par de balazos a la casa de mis papás en el sur). Esto mientras yo era la secretaria de juventud.

También mi amigo Gerardo Torres,  riéndose de los comunicados de la secretaría para el Golpe de Estado, con Ramón Espinoza, Gilberto Ríos y Paul Carbajal que pues este último ya no tuvo remedio, se golpeó chiquito creo yo. En una ocasión, mi primera vez que yo tomaba Ron, terminé acostándome con Ramón Espinoza y honestamente no recuerdo exactamente lo que pasó porque mis recuerdos son intermitentes sobre esa noche. Recuerdo una cipota que me vio en ese estado y me dijo: Tené cuidado, estás muy borracha y esta gente es peligrosa. Nunca pensé eso como una violación, hasta después.

Y bueno, recuerdo a gente muy valiosa como Marlon Ochoa casi obligándome a pactar cosas con Ramón Espinoza y… bueno, era más la vergüenza de decir: me violó a aceptar la negociación. Tiempo después no pude sostener esos pactos y lealtades porque sentía que me traicionaba a mí misma.

No me olvido de Javier Fernández, que me pidió disculpas después por haberle comentado a Jimmy Eduardo Bermúdez y otras personas sobre “mis fotos desnudas” y hasta me escribieron gente que ni conocía para decirme que tenían las fotos en el Hotel Valle de Sula, más para burlarse que para colaborar.

David Romero Junior (este ya no entra en mi lista de amigos) y Nick Madrid, que al principio se rompían el pecho diciendo que eran mis aliados y después me abordaban borrachos gritándome en bares como Cien Años.

Ah, también este cipote Heber Padilla, Dios mío, que muchacho para insultarme cuando yo era Secretaria de Juventud. Yo no sabía quién era, pero sus comentarios eran Tan llenos de odio, supe quién era hasta que lo llevaron a Sigo Yo.

Recuerdo a Bartolo Fuentes y a Cesar Agurcia que nos llamó tontas o pendejas (no recuerdo la palabra exacta) una vez que estábamos hablando de que no era posible seguir aguantando a David Romero en el Partido. (Porque pareciera que son mejores bienvenidos los violadores que las feministas en el Partido).

Eduardo Urbina a quien le tenía mucho aprecio y hasta esperanza, pero la cagó el muchacho juntándose con la misma mierda. Un día en el concierto de los Guaraguao se me acercó con mucha humildad y hasta con vergüenza para pedirme disculpas por todo el acoso y los ataques, me quedé sorprendida la verdad. Pero bueno, para mí las disculpas no cambian en nada las cosas son una forma de hacerte sentir mejor por las cagadas, y pues no.

Y pues, recuerdo una vez yo muy impotente reclamándole al mundo por qué había gente tan cabrona en el partido.  Manuel Zelaya Rosales me dijo: “Siempre, por ser mujer te va a tocar luchar el doble, el triple. Y yo lo sé. Porque esta sociedad en la que vivimos es injusta y hay que cambiar eso.”

De verdad que una lo que quiso fue aportar desde lo sincero y lo transparente, pero estos cabrones son los mismos de siempre ahuyentando a la gente buena del Partido, ese partido que en papel es esperanza.

Me siento libre y la verdad es que no tengo miedo. La dignidad me acompaña. ¿Y para qué callar? Ya estuvo de tanta mierda. Lo de Fátima ayer, lo que ha vivido Beatriz Valle y Silvia Ayala… de verdad qué hay tanta fuerza en nosotras.

No creo que sólo en mi partido hay cabrones así, por supuesto que en el Partido Nacional, Liberal, PAC hay acoso y violencia. Ojalá se animaran a elevar la voz, al final… ¿le importamos las mujeres al partido, al candidato, a la dirigencia nacional?

En un libro leí cuando tenía 12 años “haz lo correcto y abre el paraguas”.

Y todavía faltan…”

Acerca Redacción

Recommended for you