/Gases lacrimógenos y lluvia de piedras frente a Presidencial

Gases lacrimógenos y lluvia de piedras frente a Presidencial

Con una lluvia de piedras y gases lacrimógenos terminó la movilización de la  Alianza de Oposición el día de ayer en Tegucigalpa. Inició desde la Universidad Pedagógica Nacional y llegó hasta Casa Presidencial en donde los manifestantes se enfrentaron con las fuerzas antimotines ocasionando una decena de heridos y cuantiosos daños en instalaciones aledañas.

26730983_1796560693971124_1429291380815793412_n

Bastantes personas estaban desde antes de la hora prevista en el punto de reunión, muchas banderas rojas y blancas de la Alianza y de Libre, pero también había del Partido Liberal.

En el trayecto, los gritos del “FUERA JOH”, y las pitoretas se repiten cada cinco segundos. No hay mucho espacio para el silencio en las movilizaciones de la Oposición, eso es muy diferente a las del Partido Nacional.

26229373_1796560717304455_4734188575328786566_n

[4:00PM] Entre los comentarios que las personas mencionan en el trayecto a Casa Presidencial, dicen que la “causa no debe esperar hasta el 27, 28, la causa hay que llevarla hasta el final y ese final es con armas”.

[4:15PM] La punta que encabeza la movilización ha llegado a las cercanías de Casa Presidencial.

26230956_1796560650637795_2442092914495044212_n

Su llegada fue por el bulevar Centroamérica que conecta desde la colonia Kennedy y va hacía el centro de la ciudad, a la altura de la Universidad Metropolitana de Honduras doblaron a la derecha en la calle que conduce al Hotel Marriot.

Por lo general, en movilizaciones anteriores siempre estuvo cerrado el ingreso a la calle de la Presidencial desde ese extremo del hotel y desde el otro extremo en el semáforo donde se ubica el autobanco del Banco Atlántida. Ayer el paso estaba libre.

Los manifestantes avanzaron hasta el Marriot, pasaron al frente de los muros de la Casa Presidencial, a la altura del portón por donde ingresan los automóviles un anillo de seguridad integrado por militares con escudos en sus manos y cruzados en la calle impidieron el avance de los manifestantes. En medio de los soldados había dos tanquetas de agua. Una tras la otra.

26814657_1796560623971131_2358196250985409274_n

26229529_1796560593971134_3539679765062196564_n
[4:22PM] Los militares comenzaron a lanzar gas lacrimógeno, Manuel Zelaya Rosales a la cabeza, lamentó lo sucedido ante las cámaras de UNEtv, y molesto, con sus ojos llorosos, se dirige a los militares diciéndoles: “Con un solo día que ustedes dejen de defender a JOH, las cosas en este país van a cambiar”.

César Silva, a través de las cámaras cuenta que también hay infiltrados porque han empezado a lanzar piedras contra los militares, “sino dejan de tirar piedras vamos a pensar que son infiltrados”, les repite varias veces acatando la orden de la Alianza de denunciar estos actos de intromisión de agentes policiales y militantes nacionalistas. Sin embargo, los manifestantes no han parado de lanzar piedras en respuesta a los soldados y se han ido en contra de los vidrios y ventanas del Hotel Marriot. Otro grupo muy grande ataca a los militares.

26804865_1742480779156515_3721311882800400012_n
Un par de segundos después de irse contra los vidrios, los manifestantes hacen una corta pausa, e indignados gritan la consigna: “¡¿Están cansados?!”, a lo que otra parte responde con un grito de furia; “¡NO!”, y los mismos que gritaron por primera vez, vuelven a preguntar, “¿Tienen miedo?”, y la respuesta es nuevamente “¡NO!”Al concluir la consigna empieza un enfrentamiento directo en respuesta a los ataques de los soldados y varias bombas molotov son lanzadas hacía el lobby del hotel capitalino.

26731307_1796560617304465_4131082474308465655_n

Los mismos gritos de batalla llegan desde lejos “como audio ambiente”, al micrófono de UNEtv, pero ahora con el mensaje de “¡Vamos a quemar este país!”.

Con el fin de protegerse, los manifestantes han arrastrado vayas militares que estaban a las orillas de la calle, las pusieron al centro de la misma y la recubren con laminas que traen desde edificios y basureros cercanos. Ahora tienen una barricada donde se estrellan las bombas del Ejército hondureño.

[4:31PM] El enfrentamiento lleva ya unos 10 minutos. En las cámaras del medio de comunicación solo hay cuatro sonidos, el hueco del disparo de las bombas, los gritos de furia de los manifestantes que lanzan piedras, el sonido con eco –producto de la zona cerrada por varios edificios que hacen que el efecto sea como el de una película de una dictadura militar sudamericana- del impacto de la caída de las bombas y piedras al suelo. De fondo, un parlante reproduce la canción de “JOH, es pa’ fuera que vas”, mientras el enfrentamiento ocurre. La transmisión de desarrolla sin comentarios, pues los periodistas César Silva y Rony Martínez se cubren del gas.

26229659_1796560587304468_3417191883714241338_n-1

26231419_1796560590637801_4519751571628684995_n

A lo lejos, mientras las bombas siguen impactando el suelo, a las ventanas de los edificios y a los negocios aledaños, otro grupo de manifestantes canta a viva voz la consigna que dice “¡Y va a caer y va a caer, la dictadura va a caer!”, repitiéndola como para cubrirse con ella del ataque imparable de los militares.

[4:50PM] Manuel Zelaya Rosales, ha hablado con algunos de los simpatizantes de la Alianza que se manifiestan, para acercarse a los militares y negociar que no sigan con el ataque. Minutos después, Zelaya pasa una barricada artesanal creada por los manifestantes con el fin de retener los ataques de bombas lacrimógenas, el territorio después de esa barricada es una calle desde el hotel hasta el portón de presidencial donde se encuentran, ahora, un centenar de militares con escudos y las dos tanquetas.

Podemos describir ese espacio entre la barricada y el portón como el paralelo 38 entre las dos coreas. A pesar de los pasos de Zelaya, los manifestantes continúan lanzando piedras, los militares también lanzan bombas, todas pasan sobre la cabeza de Rosales. Militares que se encuentran atrás del primer anillo disparan balas de plomo.

19059778_10204136384127799_369781712198547455_n

26730997_1796560750637785_2049643100100346707_n

Zelaya avanza tosiendo mientras algunos manifestantes cubren su cuerpo rodeándolo. En medio de una nube de gas, el ex presidente alcanza con pasos muy lentos a los militares. En las cámaras se observa que intenta hablar, pero los soldados lo empujan, negando así el diálogo como lo ha hecho JOH.

Ante la reacción de los militares, los manifestantes atrás de la barricada responden con piedras y los militares lo hacen con balas de plomo que se estrellan contra el muro de la misma Casa Presidencial.

Zelaya es escoltado, mientras se ahoga, su sombrero cae.

Los militares avanzan con una marcha militar cubiertos por sus escudos, los manifestantes retroceden mientras lanzan piedras. Al alcanzar las vallas que dividían aquel punto paralelo, las cámaras de UNEtv reciben la orden de no moverse. Los militares derrumban con patadas y demás golpes el ‘muro artesanal’. Al llegar al periodista y su camarógrafo, el primero repite innumerable número de veces a los militares que les habían alcanzado: “¡Somos prensa!, ¡Somos prensa! ¡Somos prensa! ¡Somos prensa!”, palabras que el primer soldado en escucharlo, respondió con un golpe de tolete y una patada.

La cámara se mantenía firme enfocando lo que ocurría, los militares avanzaban disparando bala viva para asustar a los manifestantes y dispersarlos. Saben, que la prensa y los medios de comunicación, les van proteger en unas horas y mañana la noticia será que hubo militares golpeados.

Los periodistas de UNEtv, se quedaron en el lugar. Los militares les rodean con los rostros cubiertos, les intimidan, empujan y golpean para que salgan de la zona presidencial.

26731601_1472169356227578_5781617602566937349_n

Al salir de la zona de ‘guerra’, los periodistas fueron entrevistados por otros colegas de otros medios de comunicación a quienes han mostrado los golpes que han recibido, Rony Martínez, recién electo diputado, muestra los golpes en su cabeza, otro toletazo en su pierna izquierda. Silva se queja y lamenta, pero deja claro que su postura de estar de ‘lado del pueblo será hasta el final’.

Por las redes circula un vídeo de varias personas viendo la televisión. Se escuchan unas las voces que comentan la transmisión de HCH al momento exacto en donde Mel Zelaya era empujado por los militares. Las voces gritan y se ríen de Manuel Zelaya Rosales diciendo: “Eso. Eso. ¡Por fin!” Una de las mujeres dice con un tono de voz, también de burla que “se va a desmayar, Mel, les apuesto.”

El resultado de la protesta dejó heridos de ambos lados y vidrios rotos.