/FORMACIÓN POLÍTICA PARA EL CAMBIO SOCIAL

FORMACIÓN POLÍTICA PARA EL CAMBIO SOCIAL

Por Gilberto Ríos Munguía (•)

Uno de los procesos más importantes desarrollados durante el surgimiento del Frente Nacional de Resistencia Popular después del Golpe de Estado de junio de 2009, fue la creación de espacios para la reflexión colectiva sobre la problemática política y social que enfrentaba el país y el estudio de las razones estructurales del golpe desde el punto de vista nacional y también desde la geopolítica.

La crisis de la burbuja financiera de 2008 marcaba un punto de inflexión importante en los planes del imperio norteamericano, su política internacional y su capacidad de creación de consensos. Los gobiernos progresistas latinoamericanos experimentaban en ese momento el cenit del desarrollo económico con mecanismos efectivos de distribución del ingreso al tiempo que ampliaban el ejercicio de su soberanía. Un año más tarde de la crisis financiera comenzarían los golpes de estado, fraudes electorales, persecución judicial de los líderes de la izquierda continental y una mayor represión contra las expresiones organizadas de los movimientos sociales; Oligarquías locales e imperialismo llevan ya diez años persistiendo en esa misma batalla.

Esta ofensiva fue analizada en su momento en colectivos de base del Frente Nacional, muchas veces con ayuda de información y análisis extraídos de las redes sociales y los medios de comunicación alternativa, otras a través de expositores /as voluntarios que se presentaban frente a dirigentes de barrios, colonias, sindicatos, organizaciones estudiantiles y otras expresiones organizadas en núcleos de la Resistencia que proliferaron deseosos de cambios y de herramientas e interpretaciones teóricas que dieran respuestas al fenómeno político enfrentado.

La conciencia popular es la energía motriz de la lucha por el cambio social, es esa angustia cotidiana que impulsa a la acción colectiva, a la organización, a la reflexión minuciosa del acontecer nacional y su concatenación con los hechos del mundo. El ejercicio del debate, el intercambio permanente de pareceres y perspectivas son necesarias dentro de procesos de formación en las que se desarrolla el pensamiento crítico personal y colectivo.

Procesos de Polarización, Politización y Repolitización…

Hemos hablado en otras ocasiones acerca de los fenómenos de la Polarización Social que divide en bloques de opinión a la población sobre acontecimientos que develan la naturaleza de las élites y sus responsabilidad en los diferentes momentos de crisis, pero hemos entendido que esa polarización es efímera en tanto no hay un ejercicio en las masas que asocie los diferentes momentos con su naturaleza estructural; no obstante se acumulan sentimientos, pesares, cansancios y hartazgos.

La Politización de las diferentes dirigencias sociales y políticas, correspondería al proceso de profundizar en cada tema y asociar en cada una de las experiencias de lucha, los actores fundamentales y sus responsabilidades, llevando esto al necesario posicionamiento frente a los enemigos de las mayorías. También se debe considerar la Repolitización como la capacidad táctica y estrategia de generar nueva formas de lucha e interpretación frente a los acomodamientos del poder, sus mutaciones, contradicciones y divisiones internas.

La lectura, la información desde fuentes confiables, la clasificación de la información, el acceso a fuentes primarias son también claves importantes en los procesos de apropiación de la realidad. El desarrollo tecnológico de las comunicaciones afortunadamente nos permiten estar más informados, muchas veces en tiempo real sobre los acontecimientos del planeta.

La formación política es el entendimiento de los procesos de cambio, de las grandes tendencias de los conflictos sociales, del choque constante de los intereses de minorías frente a las necesidades de las mayorías, es la conciencia de las oportunidades que se presentan en las diferentes coyunturas, la construcción de los caminos en la imaginación y la teoría que nos permite aterrizar los sueños y despegar las luchas y las esperanzas, es también la sana congregación permanente con quienes compartimos visiones sobre un mundo mejor.    

La disciplina en la formación, la rigurosidad teórica de nuestros planteamientos, el apego a los principios y valores que deben encarnar la nueva sociedad, son piezas fundamentales para avanzar en la lucha por nuestra liberación.                                                        

(•)Miembro de la Organización Política Los Necios.

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.