/FERNANDO ERAZO (IHGEOMIN): EL VERDADERO PROBLEMA QUE TENEMOS ES EL DE LA MINERÍA ARTESANAL QUE SÍ CONTAMINA

FERNANDO ERAZO (IHGEOMIN): EL VERDADERO PROBLEMA QUE TENEMOS ES EL DE LA MINERÍA ARTESANAL QUE SÍ CONTAMINA

Actualmente el Instituto Hondureño de Geología y Minas recibe mucha solicitud por temas de oro, plata, plomo y cinc, que son los minerales más estudiados en la región, sin embargo, tenemos antimonio, cobre y otros minerales muy importantes en la dinámica económica mundial.

Actualmente el IHGEOMIN se rige bajo la Ley General de Minería, vigente desde 2013. Es el marco jurídico que nos permite el otorgamiento de licenciamientos para minería. Es una ley muy moderna que tienen unos estándares muy altos y muy ambiciosos en el tema de minería, solo comparables con los temas o con las leyes de Chile y Perú, que son países que han avanzado mucho en el tema de minería. La ley tiene unos principios básicos donde se establece los principios de protección al ambiente protección, a la comunidad, al inversión también y el tema específico de transparencia, es una ley muy fuerte, de apoyo a las comunidades. Es la única ley en Latinoamérica donde se coloca una consulta vinculante al derecho, y pues eso es algo innovador en toda Latinoamérica.

En el tema de la minería, hay mucho desconocimiento de los procesos mineros como tal y de la historia misma. Sin lugar a dudas la actividad minera es una actividad impactante como cualquier otra actividad humana, lastimosamente venimos de una historia en la cual nadie hablaba de ambiente, por ejemplo en los años 80 en los años 90, cuando esta dinámica ambiental que está en el mundo todavía no existía y en Honduras mucho menos.

La Ley General de Minería tiene estándares muy altos en el tema de licenciamientos ambientales, en el tema de protección al ambiente, en el tema en específico de protección a la sociedad. Siempre que hablan de minería ligada a contaminación del ambiente hablan de procesos viejos, yo no conozco por ejemplo en Honduras explotaciones mineras otorgados con la nueva ley. Todavía no se ha otorgado una concesión minera. ¿Por qué? Porque los estándares de calidad y los estándares altos en temas de impacto ambiente son muy fuertes, entonces para que una empresa pueda trabajar en Honduras debe de cumplir los estándares ambientales más altos a nivel mundial en temas ambientales y temas sociales.

Cuando me hablan de impacto ambiental, contaminación ambiental producto de la actividad minera, los grupos anti mineros siempre se refieren a ejemplos que han estado en el pasado y son ciertos, no hay que desconocerlos y hay que trabajar para que estos ejemplos de esta actividad minera que se dio en el pasado no se vuelva a dar, por eso esta nueva ley general de minería es una nueva ley a la cual hay que apoyar para que estos proyectos que se desarrollan en el país se realicen siempre en pro del beneficio de las comunidades.

Toda actividad humana económica se realiza siempre y cuando lleve un beneficio a las comunidades si no es mejor no hacerlo, entonces la minería es igual. La minería que el Estado promueve o que los Estados promueven a nivel mundial, es una minería muy diferente a la minería que nosotros conocimos hace muchos años, ¿por qué? Porque estos estándares ambientales han cambiado y han variado muchísimo y es en ese sentido que cuando una actividad minera industrial se ubica ahora en cualquier parte del mundo, muy difícilmente lleve contaminación o lleve un impacto que genere un daño muy fuerte a las comunidades. ¿Por qué? Porque están ligadas a procesos y a convenios como el convenio de Minamata sobre mercurio, por ejemplo que le habla de eliminación de mercurio en los procesos de oro, como los convenios de Basilea que le habla de los químicos ambientales peligrosos en el mundo y Honduras es suscribiente de todos esos convenios, por tanto todas esas actividades que se realizan de minería a gran escala se realizan bajo el marco y la sombría de todos estos convenios internacionales en el cual Honduras es signatario. También está el de la OIT, que también Honduras respeta. Por eso tenemos el proceso de consulta ligados en el licensamiento ambiental.

Todo proyecto minero lleva un proceso de consulta que está establecido en licenciamiento ambiental, también Honduras está preparando un reglamento o ley sobre el tema específico de consulta a las comunidades indígenas y afro ascendencia.

La gran gama que hay de políticas nacionales e internacionales que Honduras respeta lo lleva a crear esta Ley General de Minería que contiene todos esos elementos importantes para el desarrollo de la actividad minera y que finalmente se deje atrás esos ejemplos del pasado, en el cual la minería de una u otra manera si afectó, en algunos casos porque no habían regulaciones como las hay ahora.

Ahora eso es básico resaltarlo, porqué la minería como actividad ha sido estigmatizada bajo conceptos que ahora ya no existen. Ahora tenemos una actividad minera con los más altos estándares, la tecnología ha variado mucho, por ejemplo, los procesos de oro que nosotros mirábamos en los años 80 o en los años 90 hoy son totalmente diferentes. La tecnología va avanzando cada vez más y nos permite generar mejores prácticas en temas ambientales y en temas de extracción.

Cuando Entre Mares no existía la Ley General de Minería que tenemos ahora, que contempla específicamente las actividades de cierre ligadas a la protección del ambiente. Ahora cualquier empresa minera que quiera trabajar con el Estado de Honduras debe de presentar una garantía que cubre todas las actividades de cierre ligadas a su protección. En el caso de que una empresa minera no pueda cumplir este requisito no se le otorga el derecho.

Con Entre Mares hay un caso muy importante y que vale la pena resaltarlo, que casi nunca se menciona, el estado de Honduras fue ligado a través de una Corte internacional y por temas de contaminación ambiental con el tema de Entre Mares y le cuento cual fue el desenlace de ese tema,  se llamó al estado de Honduras para poder hacer una actividad de monitoreo en la zona, las muestras se fueron al extranjero para poder determinar la contaminación el tipo de contaminación que había en la zona, vinieron expertos de todo el mundo a revisar el tema de Entre Mares, en una Corte en Washington desestimó la demanda, porque Honduras presenta las pruebas de los monitores ambientales que hacemos mensualmente a todas las minas que hay en el país entonces.

En Entre Mares la contaminación que hay ahí es más con pesticidas y otro tipo de elementos contaminantes que por la actividad directamente minera. También recordemos que como es una zona mineralizada, hay problemas con temas de contaminación de aguas superficiales. El agua de pozos viene con metales pesados que son propios de su paso por los yacimientos minerales. Si usted no controla el agua de pozo que esta consumiendo, lógicamente puede llegar a tener problemas.

Nosotros hacemos un estudio ambiental y el monitoreo de agua antes de que empiece la actividad minera, durante la explotación minera y después de la explotación minera. ¿Por qué?, porque el agua debe de mantener la misma calidad en parámetros de metales pesados. Todos esos monitoreos son bimensuales y están en los registros del ingeniero. Es bien fácil de corroborar si existe contaminación en algún lado porque usted tiene toda la línea base ambiental desde el inicio del proyecto, durante el proyecto y al final del proyecto, de todos los proyectos de Honduras y los acompañan las comunidades, los acompañan los monitores ambientales, los patronatos, las juntas de agua.

Los procesos mineros cada vez deben de llevar de la mano procesos de socialización fuertes, las comunidades son parte íntegra de cualquier proyecto minero, porque son los recursos naturales de ellos, de nuestras comunidades, de nuestro país. Todos estos procesos que se llevan en el país deben ir acompañados con las comunidades, pero con información. El problema es que no se han acompañado con información, parte de la culpa es de todos los sectores ¿por qué? porque tenemos que fomentar estas mesas de diálogo y no son mesas de dialogo, porque yo creo que mesas de dialogo en el sentido estricto es cuando ya hay un conflicto social, sin embargo  los proyectos deben acompañarse desde su etapa de pre factibilidad, factibilidad y también de cierre de minas y la nueva Ley General de Minería nos permite realizar eso.

Cuando vienen temas de conflicto que le llaman a nivel nacional yo hablo con la gente de las comunidades y la gente de las comunidades siempre me pregunta o me hace alusión a sus preocupaciones y ¿cuáles son las preocupaciones de ellos generalmente? el ambiente, el agua y todo lo demás, pero nadie habla de eso cuando usted ve un conflicto, a nadie le preocupa el ambiente, le preocupa ciertas cosas que son ajenas a la actividad minera. Yo les digo, vamos al agua, vamos a tomar muestras, elijamos laboratorio a nivel internacional, veamos qué vamos a hacer en el tema de las pilas de oxidación, pero a nadie le interesa eso, todo mundo solo habla de conflictos y que están enfrentados y que tienen problemas en el tema de ponerse de acuerdo, pero lo importante en esos temas mineros es la parte técnica, la parte científica y de esa muy poco se quiere hablar.

Es importante que empecemos a hablar en pro de la ciencia, siempre basados en conocimientos que son científicos y que son técnicos, que esos son los que nos van a determinar la viabilidad de un proyecto. Todo proyecto debe pasar por un estudio tanto ambiental como mineralógico, el ambiental le va a determinar a usted si el proyecto es viable o no, si un proyecto no es viable y de esos hay muchos yo le puedo poner varios ejemplos en donde no hemos podido nosotros llegar a un otorgamiento porque equis metal que no puede permitir ese proyecto, los proyectos que están actualmente con licencia metal para trabajar es porque han pasado por un proceso de identificación ambiental de las medidas de litigación.

El proceso: ingresa la solicitud  por medio de secretaria general, lo primero que se hace es revisar en el catastro, usted  mete su solicitud con sus coordenadas del área y en catastro le dicen si el lugar esta traslapado con áreas protegidas, si el lugar esta traslapado con fuentes de agua, si el lugar esta traslapado con otros derechos mineros ya otorgados anteriormente y si no reúne ninguna de esas condiciones no se otorga, no pasa. De ahí entonces, si el área está libre de derechos ya otorgados, si el área está libre de pueblos indígenas, si el área está libre de fuentes de agua, de temas de cuencas de agua y si está libre de áreas protegidas el expediente pasa si no, no pasa.

En cuanto a la minería de cielo abierto. Todo depende del mineral por ejemplo, y ese es un lineamiento que los grupos ambientalistas siempre nos han hecho, mejor de minería subterránea dicen ellos, lo que pasa es que hablan con mucho desconocimiento, no entienden científicamente el comportamiento de los minerales, es ahí donde se genera confusión y generan confusión en las comunidades, si usted tiene un yacimiento mineral, si es diseminado, no lo puede trabajar en veta o sea no lo puede trabajar subterráneo, si tienen un yacimiento ya en veta propiamente dicho ese yacimiento es apto para poderlo trabajar a nivel subterráneo o industrialmente y bien trabajado no como se ha hecho acá.

Nosotros tenemos más problemas con la minería artesanal, que es la que ha generado contaminación en el país. Nosotros tenemos monitoreados a las minerías que trabajan en el país, podemos monitorear sus actividades, podemos hacerle requerimientos cuando están faltando a algún lineamiento especifico; pero de eso nadie habla, de eso nadie quiere hablar, los grupos ambientalistas no hablan de eso ¿por qué? porque ahí se preocupan por atacar al formal, al que quiere venir a explotar y decir “aquí estoy, revísenme”,  ahí es donde uno no encuentra sentido.

La gente habla de contaminación por minería y contaminación por minería industrial no hay en el país, porque no tenemos minería industrial, estamos tratando de generar una plataforma para que la minería industrial venga.

Tenemos tres minas metálicas, solo tenemos tres minas metálicas: San Andrés, La Unión en Azacualpa, Copan; Mochito en Santa Bárbara, Las Vegas y Clavo Rico. Son las únicas tres minas metálicas que tenemos trabajando otorgadas hace muchos años.

De ahí tenemos proyectos de exploración que no son minería, son proyectos de exploración. Tenemos algunos proyectos en explotación que no han podido comenzar y que están haciendo las labores para poder comenzar y generar una dinámica económica en las comunidades donde están, pero minería industrial no tenemos.

Los problemas que tenemos nosotros en contaminación específicamente hablando de minería, son de la primera minería y de la minería artesanal.

Tenemos el proyecto de El Corpus, ha sido difícil, ahí murieron muchas personas en el 2014 soterrados por el poco conocimiento que tienen de la minería y lo artesanal, murieron primero ocho personas y luego tres más; actualmente lo que se ha hecho es aglutinar a estas personas en cooperativas para que puedan ellos pedir sus permisos y nosotros poderles exigir lineamientos de seguridad, lineamientos técnicos de explotación y lineamientos también ambientales, porque los vamos a meter en un proceso de licenciamiento ambiéntale para que ellos también puedan cumplir.

El mercurio que ellos utilizan de manera artesanal y en los molinos que tienen, que los tienen básicamente al lado del rio, ese deshecho va al rio y eso es un problema. Ese proceso nosotros lo estamos cambiando a través de un proyecto que se llama Proyecto Bar Mercurio, donde les estamos enseñando mejores prácticas en el uso del mercurio y se les esta donando incluso una plata que ya no trabaja con mercurio, para que ellos cambien ese modelo de explotación que han tenido. Lógicamente es difícil, porque ellos ya tienen un esquema cultural ligado a sus ancestros de cómo han sacado el oro a través de la amalgamación con mercurio, cambiarles ese proceso es difícil.

Debemos de generar una plataforma de legalidad a toda la pequeña minería y minería artesanal, apoyarlos a que se legalicen, apoyarlos a que paguen sus contribuciones y que paguen impuesto mineral abonados también en el tema de licencia ambiental.

Nos tenemos que meter en el proceso de licencia ambiental y meterlos también en el proceso de otorgación de permisos por parte de la municipalidad y por parte del ingenio, por tanto ese es un proceso muy grande que se está haciendo en todo el país. Corpus es un proyecto piloto, sin embargo se está replicando en todos los municipios mineros.

Actualmente tenemos listo también el reglamento de otorgamiento para la pequeña minería y minería artesanal, lo cual va a venir a ayudarnos a ponerlos a ellos sobre una plataforma legal. Ha sido muy bueno el acercamiento con ellos porque ellos quieren legalizarse, quieren dejar de tener esta dinámica que han tenido a través de los años, que es de explotación sin ningún parámetro ambiental, sin ningún parámetro técnico y esta la voluntad de las comunidades de trabajar de una manera formal, por tanto nosotros a través de INGEOMIN tenemos listo el reglamento, ya empezaron los procesos de socialización con los pequeños mineros, con los mineros artesanales para que ellos conozcan los reglamentos, conozcan las obligaciones que van a tener ahora y que finalmente tengamos una explotación minera artesanal y de pequeña escala de calidad, como la tiene Perú, como la tiene Chile y como la tienen otros países que han tenido los mismos problemas que hemos tenido nosotros.

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.