/ESTACIÓN ESPACIAL CHINA TIANGONG 1 ENTRA A LA ATMÓSFERA TERRESTRE EN LLAMAS

ESTACIÓN ESPACIAL CHINA TIANGONG 1 ENTRA A LA ATMÓSFERA TERRESTRE EN LLAMAS

SU CAÍDA FUE EN EL PACÍFICO SUR.

Un extinto laboratorio espacial chino se quemó en su mayoría cuando regresó a la Tierra y se estrelló en el Pacífico Sur a primera hora de hoy.

Tiangong 1 reingresó a la atmósfera a la 1:16 am., hora británica, (8:16 de la noche hora de Honduras) y sus restos aterrizaron cerca de la isla de Tahití, en la Polinesia francesa, de acuerdo con las agencias espaciales chinas y estadounidenses. La Agencia Espacial Europea dijo que el laboratorio ingresó a la atmósfera “no muy lejos del área deshabitada que normalmente se usa para reingresos controlados”.

El buque de 8,5 toneladas fue una vez el orgullo del programa espacial de China, pero se cree que estuvo fuera de control durante dos años. Lanzado en 2011 para llevar a cabo experimentos de atraque y órbita, se consideró como parte integral de los esfuerzos chinos para completar una estación espacial tripulada para 2023.

Tiangong 1 cayó relativamente cerca del área del Pacífico Sur conocido como el "cementerio de satélites"
Tiangong 1 cayó relativamente cerca del área del Pacífico Sur conocido como el “cementerio de satélites”

“Qué final tan espectacular. Adiós, Tiangong 1”, informó la agencia noticiosa oficial Xinhua mientras relataba la historia de la estación espacial y sus momentos históricos. “Nunca olvidaremos las glorias que nos has traído”.

The Paper, un sitio de noticias administrado por el estado, declaró: “Misión cumplida y un final glorioso”. Los comentarios de los usuarios chinos de la web se hicieron eco de los sentimientos oficiales. Sin embargo, algunos sugirieron que era un final imperfecto y cuestionaron si China había perdido el control de la nave antes de que se extendiera a la Tierra.

Tiangong 1, o Heavenly Palace 1 en inglés, recibió misiones tripuladas en 2012 y 2013, incluidas las primeras astronautas femeninas de China, Liu Yang y Wang Yaping. Originalmente se debió retirar de servicio en 2013, pero esto se extendió varias veces. Dejó de responder al control de tierra hace dos años y ha estado regresando lentamente a la Tierra desde entonces.

Beijing nunca explicó exactamente qué fue lo que salió mal, pero niega haber perdido el control. Global Times, un periódico sensacionalista estatal, escribió en un editorial este fin de semana: “Es normal que las naves espaciales reingresen a la atmósfera, pero Tiangong 1 recibió tanta atención en parte porque algunos países occidentales están tratando de exagerar y lanzar barro al rápido avance de China y su creciente industria aeroespacial “.

china 3

El riesgo de que alguien sea golpeado por escombros fue extremadamente bajo; según funcionarios chinos, una persona tendría 10 millones de veces más de posibilidades de ser alcanzada por un rayo.

Tiangong 1 cayó relativamente cerca del “cementerio de satélites”, una parte remota del Pacífico Sur donde los aterrizajes planeados están dirigidos a minimizar el riesgo para las personas. Se cree que hay más de 250 satélites diseminados en una sección de fondo de océano de 1.500 km2.

Jonathan McDowell, un astrónomo que siguió el aterrizaje desde el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, dijo: “El Océano Pacífico es grande. Siempre apueste por el Pacífico “.

Tiangong 2 se lanzó en septiembre de 2016 y en una misión separada, los científicos planean aterrizar la primera sonda en el otro lado de la luna este verano, utilizando un satélite para transmitir el análisis de sus peculiaridades geológicas. Los comandantes esperan encontrar hielo enterrado que pueda proporcionar agua para una base lunar tripulada.

Fuente: thetimes.co.uk

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.