/ESCÁNDALOS NO DAN RESPIRO A OXFAM INTERNATIONAL
oaus75665-mozambique-abbie-trayler-smith-900x395

ESCÁNDALOS NO DAN RESPIRO A OXFAM INTERNATIONAL

Los escándalos para Oxfam no dan descanso a la organización. La semana pasada se supo de una serie de fiestas sexuales que directivos de la entidad benéfica hacían pagando por sexo a mujeres damnificadas del terremoto en Haití y ayer, en Guatemala, el presidente de Oxfam International, Juan Alberto Fuentes, fue detenido como parte de una investigación sobre un escándalo de corrupción que se remonta a su época como ministro de Finanzas de Guatemala.

No se han presentado cargos hasta el momento.

Si bien su arresto no está relacionado con su papel en Oxfam, sí aumentará la presión y el escrutinio sobre la organización benéfica, que aún se está recuperando de las revelaciones de que su personal contrató prostitutas en Haití.

El director ejecutivo de Oxfam International, Winnie Byanyima, dijo que el Sr. Fuentes había sido “totalmente abierto con su junta de Oxfam”.

“Nos ha asegurado que ha cooperado plenamente con la investigación con la confianza de que no ha transgredido a sabiendas las normas o los procedimientos”, dijo la Sra. Byanyima.

La investigación contra Fuentes está dirigida por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Y los escándalos persisten, esta semana salió también a la luz la investigación de una exdirectiva de Oxfam que acusó de violaciones a algunos de los empleados de Oxfam en Sudán del Sur.

Helen Evans, directora de prevención interna en Oxfam entre 2012 y 2015, denunció la existencia de una “cultura de abusos sexuales en el seno de algunas oficinas”, donde hubo violaciones o intentos de violación en Sudán del Sur. Incluso mencionó agresiones a menores voluntarios en tiendas administradas por la ONG en el Reino Unido.

Una investigación interna, realizada en un universo de 120 personas en tres países diferentes entre 2013 y 2014, arrojó que entre el 11 y el 14 por ciento del personal desplegado había sido víctima o testigo de alguna agresión sexual.

En Sudán del Sur, cuatro personas fueron violadas o enfrentaron un intento de violación.

“Esto concierne a tretas de empleados con otros empleados. No realizamos una investigación de los beneficiarios de nuestros programas de asistencia. Pero me preocuparon extremadamente estos resultados”, reveló la exdirectora al canal de televisión inglés Channel 4.

De acuerdo con Channel 4, entre 2012 y 2013 se conocieron cinco casos de “comportamientos inapropiados” de adultos con menores y siete en 2014.

El director general de Oxfam, Mark Goldring, dijo que no había “nada que agregar” al informe que dio Helen Evans, que también puso de relieve las dificultades que tuvo para que le dieran más recursos para realizar estas investigaciones.

Goldring se disculpó ante el mismo canal de no haber podido “actuar con suficiente rapidez”. Pero sostuvo que tomó este asunto en serio, dijo.

Donantes entrevistados por la BBC han puesto en cuestionamiento su intención de seguir colaborando con la organización benéfica.

“La magnitud del daño a la fe pública y las donaciones aún no se ha sentido, pero James, de 52 años, especialista en ventas minoristas, afirma que las afirmaciones solo aumentan sus frustraciones con el tercer sector”, indica un artículo publicado esta mañana por la BBC.”Mi esposa ha dicho que definitivamente ahora no le dará dinero a Oxfam”, dice. “Esto ha mellado a la opinión pública de una manera muy perjudicial”.

La Comisión Caritativa, organismo que controla las organizaciones humanitarias en Reino Unido, lanzó el lunes una investigación para conocer el alcance de las acusaciones contra Oxfam.

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.