Honduras

Erick Alexander Martínez Ávila

Por

el

Por: Gilberto Ríos Munguía

Cada vez que se conmemora a nuestros mártires de la resistencia, como lo hicimos recientemente en el octavo aniversario del golpe de estado militar,  se vienen a la cabeza los nombres de quienes pelearon por la restitución del Presidente Manuel Zelaya, el restablecimiento del Orden Constitucional, por compromiso con la lucha social y -entre otras miles de cosas-, por su voluntad de poner en riesgo hasta la vida por un cambio social para mejorar como sociedad, como país.

Conocí a Erick Alexander Martínez Ávila en el colegio, estudiábamos en el Instituto Técnico Honduras ITH, nos graduamos en 1997. No fuimos compañeros de aula pero cursábamos el mismo grado. Le perdí la pista hasta que en el 2001 coincidimos en la luchas del Frente de Reforma Universitaria FRU. Él era del Movimiento Independiente de Periodismo MIP, pero por la imposibilidad de inscripción que tenían los nuevos frentes estudiantiles, ellos participaban bajo la bandera del FRU. Nosotros como Frente de Reforma contribuíamos a inscribir las planillas y a desarrollar campaña. (Por ahí haría falta un comentario positivo respecto a mi amigo Cesar Silva, líder de muchos combates, pero más bien tendría que ser otro artículo).

El equipo del FRU había crecido para esa época, llegó a tener más o menos 100 militantes activos en al menos 5 facultades. En ingeniería se habían conseguido estudiantes instructores de matemáticas. Ellos impartían repasos todos los sábados por la mañana. La necesidad de asistencia en estas materias creó una demanda de clases de repasos que solo fue posible con más y más estudiantes de ingeniería voluntarios. Y así fue. Llegamos a dar 56 cursos de repasos de matemáticas en una sola semana, curiosamente era auto sostenible, los estudiantes daban una colaboración voluntaria; de ahí de compraban marcadores, cartulinas, el transporte y el almuerzo de los instructores. En ese período en la universidad, se elevó el índice de aprobación global de matemáticas.

Entramos con fuerza a la campaña electoral del 2003. Generamos preocupaciones en el Frente Unido Universitario Democrático FUUD. Silva era presidente de la Asociación de Estudiantes de Periodismo, en esa carrera llevábamos nueva planilla. Ahí me volví a encontrar con Erick, era miembro de la Directiva de la Asociación y Presidente de la Junta Electoral en ese período. El FUUD lo había amenazado muchas veces pero él era muy valiente y categórico para hablar, tampoco tenía reparo en debatir hasta el agotamiento.

El FUUD participaba con dos movimientos simultáneamente, era la trampa de la opción b. Igual en esas condiciones participábamos. La junta electoral se elegía de la siguiente manera: La Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras FEUH, enviaba un delegado con derecho a un voto; lo mismo hacían la Asociación de Estudiantes –en ese entonces en manos del FUUD- y uno por cada movimiento inscrito en la contienda. Entonces ellos tenían 4 votos contra 1 y no querían darnos participación en la Junta Electoral de Ingeniería, organismo encargado de organizar y dirigir las elecciones. (¿Les recuerda algo?).

Erick devolvió inmediatamente las hostilidades. Retuvo las credenciales para la representación del FUUD en la junta electoral de periodismo. Recibió amenazas, lo llegaron a buscar a su casa para lograr una negociación. No cedió, nunca cedió. Logramos obtener la representación en ingeniería gracias a esa actitud firme.

Después de esa campaña, perdí contacto con él por años, supe que se había hecho defensor de derechos humanos de la diversidad sexual, estuvo en escuelas de formación política, contribuía con la dirección de una ONG que trabajaba el tema de la discriminación sexual, escribía muy bien, tenía una gran cantidad de amigos y había tenido ya mucha práctica como periodista.

El 2009 fue militante contra el golpe de estado. Siempre daba un paso al frente cuando la historia lo demandaba. Tuvo posiciones radicales y participó activamente en la lucha de las calles. Fue reprimido junto al pueblo tantas veces que sería inútil contarlas. Todas las movilizaciones posteriores al golpe terminaron en gases lacrimógenos. No hacía falta excusa. Llegábamos a un punto con las movilizaciones pacíficas y luego disparaban los gases. Algunos compañeros le comenzaron a poner algo de sabor a la rutina cuando al menos reventábamos unos cuetes antes del gas nuestro de cada día.

Se opuso a la creación del Partido en el 2011. Decía que las condiciones podían radicalizarse y que era preciso preparar al pueblo para otros niveles de lucha. Opinaba a favor de la lucha armada. Se indignaba profundamente con la situación de pueblo en este país. Era militante en la defensa de los Derechos Humanos, fue fundador del Movimiento de Diversidad en Resistencia MDR. Asumió la decisión del Frente Nacional de Resistencia Popular FNRP, cuando la Asamblea tomó la determinación de formar su brazo político.

El Frente dispuso en el 2012 que cada sector social representado dentro del FNRP presentaría una candidatura. La mesa de la diversidad postuló a Erick. Fue en abril de ese año. Una noche me llamó para contarme que había recibido una amenaza a muerte, le habían llamado por teléfono. Le dije que yo no creía en esas amenazas, que cuando había voluntad de asesinar no amenazaban, me contestó que pensaba igual. Decidió no denunciarlo.

El día 5 de mayo nos reunimos por la mañana en la oficina de la organización. Estábamos preparando la estrategia electoral para la internas de noviembre de ese año. La Organización Política Los Necios OPLN, había postulado a las internas 4 precandidatos, dos compañeras y dos compañeros, uno de ellos era Erick. Había asumido la militancia en la Organización ese año y se consideraba socialista.

Al día siguiente de la reunión desapareció de su casa, era día domingo. El lunes apareció su cuerpo en la entrada de una aldea en la carretera a Olancho, tenía 32 años. Recuerdo que el periódico de la Organización en su edición de la fecha, tenía su foto en la lista de candidatos y candidatas, además un artículo que había escrito sobre la lucha de la diversidad sexual en la historia.

El Territorio que actualmente coordino en el Partido Libertad y Refundación, lleva su nombre, como todos los territorios de Libre tienen nombres de mártires, que son como Erick, de la lucha contra el golpe de estado militar del 2009 o de otras luchas históricas de nuestro pueblo hondureño. Por eso creemos en el proyecto de la refundación de la patria, de la nación hondureña, porque las luchas del pueblo están llenas de auténticos sacrificios.

Acerca Invitado

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.

Recommended for you