/ENTREVISTA RAÚL PINEDA ALVARADO: LA INFLUENCIA DE LOS VARONES DE LA DROGA EN LA POLÍTICA ERA EVIDENTE

ENTREVISTA RAÚL PINEDA ALVARADO: LA INFLUENCIA DE LOS VARONES DE LA DROGA EN LA POLÍTICA ERA EVIDENTE

Los políticos hondureños son Nalgas Prontas. No son la gran intelectualidad, creen que la moral es una planta que produce moras.

Para el analista Raúl Pineda Alvarado, ex diputado, asesor político y jurídico de entidades y personalidades del país en entrevista con El Pulso, la influencia de los líderes del  crimen organizado y narcotráfico mexicano en los políticos hondureños ha sido muy alta. Pineda Alvarado recuerda el ingreso de aeronaves en los aeropuertos internacionales sin que las autoridades civiles, militares o policiales brinde información.

Costa Rica, que no tiene ejército y en 2017 decomiso 34 toneladas de clorhidrato de cocaína; Panamá  sin fuerza aérea y no tiene fuerza naval decomiso 35 toneladas en el 2017 y Honduras, que tiene escudo aéreo, escudo marítimo, cualquier cantidad de agencias de intersección anti drogas y solo capturo 4 toneladas, lo que significa, según indica Pineda Alvarado, que o Honduras no vino droga durante ese año, o que hay una actitud de lasitud o de tolerancia  a ese comercio que indebidamente se conoce como narcotráfico, porque los traficantes no trafican drogas, trafican estimulante, principalmente Marihuana, Cocaína, Heroína y Anfetamina, que son excitantes sustancias psicotrópica.

Un sector importante de la clase política hondureña es consumidoras de cocaína, eso hace que para que se produzcan estos fenómenos tiene que haber un nexo entre la política y el crimen organizado.

Pero tampoco el tema se ha estudiado a fondo en el país, porque los norteamericano han marcado la agenda. En algunos países que se está legalizando la Marihuana no es que se vende libremente sino que se está permitiendo que bajo control se hagan  cultivos, porque la Marihuana sigue siendo la que genera más dinero y la que más entra a los Estados Unidos.

En Uruguay se puede tener hasta 12 plantas de Marihuana si se está registrado, pero en Honduras no y ahora se encuentra 20 y 30 manzanas de Marihuana que solo se pueden dar si hay complicidad, consentimiento o gravísima negligencia de las autoridades.

La política de lucha contra el narcotráfico en Honduras ha sido extremadamente cara y los políticos que no son un modelo de intelectualidad y de moral, porque los políticos hondureños creen que la moral es una planta que produce moras, han tocado dinero caliente y eso se está viendo en las cortes de New York, obviamente bajo la óptica y el interés de los norteamericanos, porque los norteamericanos fumigan en Colombia  con drones, pero la Marihuana de California la cortan con las manos para no causar daño ecológico con el pesticida tan fuerte que está generando contaminación en el agua y en el ambiente.

El abogado Pineda Alvarado considera que el tema es polémico, que altos líderes políticos de la nación han tenido vínculos con el  narco, los narcos  en Honduras han sido poderosos, han tenido mucho poder porque han controlado departamentos como Olancho, Gracias a Dios, Atlántida, Colon, el occidente y en esos departamentos muchos alcaldes, muchos diputados han sido patrocinados por narcotraficantes.

Hace algunos años atrás conocí un informe donde se idéntica por las agencias norteamericanas a 12 diputados vinculados directamente al tráfico de drogas, no se diga el de lavado de activos, afirma Pineda Alvarado.

Porque en Honduras, más que el problema de la droga es el problema de lavado de activos y el lavado es dañino  cuando se pone en negocio como farmacias o ferreterías, porque matan al pequeño comerciante o empresario que no puede competir con los precios de ellos, porque su negocio no es vender las medicinas ni herramientas sino lavar.

Pero tampoco el tema se está estudiado bien, porque si se visita los sectores donde operaron los narcotraficantes se va a encontrar una base social grande, que los apoya porque les daban trabajo. Solamente un cartel que operaba en el departamento de Colón regaló 1,200 pequeños negocios, salas de belleza, pequeños bares, moto taxis, que eran de su propiedad, que cuando los extraditaron dispusieron dejárselos a los que tenían administrando los negocios.

Según el abogado y analista Pineda Alvarado la relación entre narco y política ha existido permanentemente no solo en Honduras, veamos lo que pasó en Venezuela, donde hubo un presidente al cual el presidente Carter dijo que no debería  ganar las elecciones porque estaba vinculado con los narcos, que fue el ex presidente Turbay Ayala.

El actual secretario de la paralela de la OEA, patrocinada por Venezuela, fue fuertemente cuestionado por haber recibido dinero para su campaña directamente del narcotráfico.

Sobre el avión que llegó al país en 2006 y que trascendió en las noticias, supuestamente como regalo del Chapo Guzman para un alto funcionario del gobierno, en ese entonces de Manuel Zelaya Rosales, Pineda Alvarado comenta que ese avión va tener un eco terrible en Honduras, los organismos de inteligencia conocen la historia en detalle, que ahí venia un pariente del señor Guzmán que traía dinero y hay que esperar que  en los próximos días se conozca en la corte de New York.

Comenta  Pineda Alvarado que eran dos regalos que llegaron en 2006, el avión y el dinero, se dice que un alto funcionario del gobierno llegó con su familia incluso a tomarse fotografías con el pariente del señor Guzmán y  que ese funcionario fue quien recibió el regalo de México.

Los narcos poseen una características, que una vez que son detenidos  empiezan a hablar, característica general para todos los  narcotraficantes del mundo, es que denuncian a los que les han recibido dinero. Porque no es lo mismo estar 23 horas encerrado en una cárcel subterránea a estar en una estilo club campestre y recibir 10 años de condena o recibir 24 años.

No se debe olvidar que en Honduras no se les quitó dinero a los narcos,  tuvieron tiempo suficiente para dejarlos en caletas, hacer inversiones, buscar testaferros, los políticos deben ver eso, que no hay manera de confiar en la palabra de un delincuente porque están dando los nombres de sus cómplices que se han beneficiado de sus acciones crimínales,  por eso no debe haber duda, si algún presidente de Honduras recibió dinero de los narcotraficantes, eso se va revelar en los Estadlos unidos.

El togado y analista se pregunta: ¿Qué va hacer el sistema seguridad penal hondureño? Porque ya se acostumbró la sociedad hondureña a que los norteamericanos arreglen los problemas, porque se ha caído en un sometimiento total que hasta las  juntas proponentes para magistrados de la Corte Suprema de Justicia anuncian como motivo de orgullo que le consultan a la embajada de quienes de los aspirantes no pueden ir en la nómina.

Existe una actitud en la sociedad hondureña de sometimiento, de malinchismo, como se dice en  Guatemala, de ser nalgas prontas, que nos van a resolver los problemas. Basta preguntar, ¿porque algunas carreteras asfaltadas tienen rectas pavimentadas con cemento hidráulico? Ahí aterrizan las avionetas y ponen un vehículo con las luces altas que las va guiando. ¿Porque se tiene tanto aeropuerto en Honduras? Porque los utilizaban para aterrizar droga.  Los oficiales que custodiaban esos aeropuertos se quejaban que se les manda a hacer misiones para que abandonen su puesto de vigilancia y en esa ausencia caen las avionetas.

Esas acciones hace que la sociedad hondureña se vaya contaminando, estos tipos de criminales echan raíces fuertes en los países donde existe mucha pobreza.

Generalmente se hacen esas cosas porque nuestros líderes políticos son ignorantes, porque pierden el sentido de la realidad y creen que los criminales los van a proteger a la hora que tengan que denunciarlos para tener ventajas, y eso genera un problema político para el país.

Porque el liderazgo político  de país se ve contaminado cuando está expuesto a que cualquier fulano  en Estados Unidos lo limite en sus aspiraciones políticas y de repente es una persona vinculada con los criminales, pero tiene la conciencia social para hacer que la vida de los hondureños sea más digna, porque esto no es blanco y negro, es como la Cebra, hay cosas blancas y hay cosas negras, pero eso hace que el país se vea mas dependiente, mas sometido y se está viendo con los juicios que tienen que ver con la corrupción.

La Constitución establece que nadie  que tenga auto de prisión tiene carácter de ciudadano, “Perderá la ciudadanía el que tenga formal procesamiento”. La Constitución dice auto de prisión, pero es lo mismo, está eliminando de la competencia política. ¿Qué va a haber en dos años? Una gran cantidad de políticos profesionales inhabilitados, y esas incidencias políticas tienen que ver con relaciones de poder y se tiene que ver quién está manipulando ese poder desde dentro o desde afuera.

Porque en  Honduras, así como vamos, muy difícil los cambios los vamos a hacer hondureños, los cambios van a  ser exógeno, y el que viene desde  fuera a hacer cambios no viene con ese amor, con ese ese patriotismo de motivar a los políticos hondureños a mejorar el país.

El fenómeno de los migrantes es una expresión de un estallido social que puede presentarse en cualquier momento, porque la gente en Honduras no tiene futuro, la gente de Honduras no tiene horizonte, la gente de Honduras ha caído en una rutina de sobrevivencia que la vuelve capaz de cualquier cosa, se gasta 2,000 mil millones de lempiras en una  elección y no se pueden tener medicinas en un hospital.

La influencia del señor Joaquín Guzmán  Loera en los políticos hondureños es la influencia que da el dinero, sostiene el abogado y analista de la realidad nacional  Raúl Pineda Alvarado, en particular en un país pobre.

La revista Forbes dice que el señor Guzmán  Loera manejaba 14 mil millones de dólares, es un hecho evidente que el señor Guzmán usaba Honduras  y una casa en el departamento de Colón  donde venía a descansar, lugar donde su madre estuvo radicada por un tiempo y que era custodiada por las autoridades hondureñas y se hacían operativos para para brindar seguridad a  esa residencia. Era una zona de descanso del señor Guzmán. Él traía a su familia y en ese sitio de Colón tenía esa residencia con todas las comodidades que se puedan imaginar, y ahí permanecía su familia por temporadas y las autoridades hondureñas son las que se encargaban de montar lo operativos de custodia.

Aquí vinieron las principales estrellas de la narcomúsica a amenizar fiestas, bodas, inauguraciones de las iglesias, porque muchas iglesias fueron construidas con el dinero ilegal de drogas en varias comunidades y las autoridades cooperaban como han cooperado en México, Colombia, en todos los países donde opera el narcotráfico.

El tráfico de drogas no puede desarrollarse fuertemente si no tiene la complicidad de los gobiernos, principalmente de un sector que son policías y militares.

La madre del señor Guzmán Loera estuvo en varias ocasiones, por que Honduras, era un patio de los grupos criminales mexicanos  que cuando tenían conflictividad en México con los problemas entre carteles, por los puntos por donde pasa segura la droga hacia Estados Unidos, que no pasa de siete lugares, y el que controla esos puntos de entrada tiene el dinero y el poder, por eso los colombianos se retiraron del tráfico y se dedicaron solo a ser productores y los mexicanos se encargaron de transportarla a los Estados Unidos, porque ellos controlan esos puntos de entrada segura.

Cuando alguien quiere apoderarse de un punto de entrada vienen los conflictos y las muertes, en esos períodos de conflicto buscan ciertos santuarios, uno de esos santuarios era Honduras y eso lo conocen las autoridades de las Fuerzas Armadas y de la policía.

Aquí hubo narcos que tenían asignados oficiales de policía para su seguridad tal como que en Colon era prohibido portar armas, pero ellos portaban un certificado oficial donde ellos y sus guarda espaldas podían andar armados, hechos que todo mundo conoce y que refleja la corrupción que se daba por ignorancia y por ambición.

Aquí la influencia de los varones  de la droga en la política es un hecho evidente que no necesita pruebas.