Honduras

EN RIESGO JORNADA NOCTURNA DE EDUCACIÓN

el

DESEMPLEO, INSEGURIDAD Y EL TRABAJO POR HORA, SON FACTORES QUE INCIDEN EN DESERCIÓN DE LA JORNADA NOCTURNA.

La inseguridad sería la principal causa para la reducción del número de matrícula en la jornada nocturna del sistema de educación pública en la principales ciudades del país.

Así lo manifiesta el director departamental de Francisco Morazán, Héctor Napoleón Bonilla, quien expresó recientemente que «al inicio la matrícula es muy elevada, pero al final más del 70 por ciento se ha desertado por problemas de la delincuencia».

Según autoridades de educación, al final del año pasado, 2016, apenas el 30% de los estudiantes matriculados culminó el año en la jornada nocturna. Eso ha extendido el rumor de un posible cierre en la jornada, que obligó a alumnos del Instituto José Ramón Cálix Figueroa, de la colonia Ramón Amaya Amador, de Comayagüela, a protestar el lunes pasado en las instalaciones del centro educativo,  para que no les eliminen las clases nocturnas. Según  manifestaron los estudiantes, la mayoría de ellos trabaja durante el día, y si les cancelan los cursos, eso significaría no seguir estudiando o  perder su empleo.

dt.common.streams.StreamServer.cls

Héctor Napoleón Bonilla, Director departamental de educación, Francisco Morazán. Foto El Heraldo.

Uno de los requisitos para que funcione una jornada en cualquier centro educativo, según manifestaron las autoridades de educación, es que debe haber matriculados no menos de 150 alumnos. El instituto José Ramón Cálix Figueroa solo cuenta con 48 estudiantes matriculados.

Indira Aguirre, del Colegio de Pedagogos de Honduras, recordó que  la jornada nocturna fue un bastión importante para toda aquella persona  que trabaja en un horario normal, porque la persona trabaja durante el día y estudia por la  noche, para mejorar su condición profesional,  «pero  ahora con la jornadas laborales por horas,  denominadas 4×4,  disminuye esa  posibilidad que gente que trabaja pueda estudiar por la noche», lamentó.

La  pedagoga dijo además, que la medida de cerrar jornadas nocturnas en centros educativos afectará a adolecente y adultos que quedaran fuera del sistema educativo, aseverando que al gobierno no le interesan buscar soluciones para estos espacios,  para privatizar algunas áreas, como hicieron  en el  seguro social.

Aguirre advirtió que se le debe prestar atención a la masiva matricula  en el sistema a distancia, porque puede ser uno de los intereses en desaparecer  las jornada nocturna. Agregó que  existen otros factores que influyen en la reducción de la matrícula de los centros educativos, como la situación  económica precaria que  vive la familia.

«Los jóvenes no tienen  trabajo y  no pueden asistir todos los días a los colegios por falta de dinero», dijo, reconociendo que  otro factor  es la inseguridad.

dt-2.common.streams.StreamServer.cls

La dirigente de asuntos pedagógicos  explicó a El Pulso, que el sistema a distancia que estudian muchos jóvenes en el país, es un programa acelerado que solo asisten los fines de semana,  que se enseña menos contenido, menos formación y salen más rápido. «La consecuencia es que no se puede aplicar la calidad  porque esos programas todavía no están regidos por sistemas  de evaluación docente,  formación docente,  por lo que implica otro tipo de metodologías, porque no es lo mismo estar todos los días frente a clases, que estar por horas a la semana, ahí la metodología cambia, y no se ha trabajo un sistema de inserción por lo tanto no hay calidad», dijo.

Fidel Ernesto García, docente en el departamento de Colón y Secretario de Conflictos del Copemh, recordó que muchos  profesionales brillantes han egresado de la jornada nocturna.

«El cierre de la jornada nocturna solo significara marginar más gente del sistema educativo», lamentó el dirigente magisterial.

Igualmente García manifestó que  los  argumento de la Secretaria de Educación  para cerrar  la  jornada nocturna es que tiene  poca  rentabilidad, en relación a la inversión y la cantidad de estudiantes  que se están formando, pero  el Estado no tiene fines de lucro, porque la educación es un derecho humano.

El trasfondo, aseguró el dirigente, es continuar la escalada de privatización de la educación para seguirle negando el acceso a la educación pública a la población.

«Porque no se trata solo de presentar números, se trata de hechos concretos que están cerrando institutos, están cerrando escuelas no solo en la jornada nocturno, sino matutina y vespertina, es preocupación porque la perjudicada es la población, porque se está orillando a miles de hondureños a no continuar con sus estudios», dijo, alertando del cierre de escuelas en colonias como Los Pinos, 15 de Septiembre, Colonia Kennedy, Colonia San Ángel y La Cañada.

Néstor Alemán, Docente en el departamento de Yoro, trabaja con el programa Fe y Alegría. Él manifiesta que el cierre de centros educativos que ejecuta la secretaria de educación, esta emparejada a una disminución del presupuesto para esta área social por parte del gobierno en los últimos años.

«Al haber menos recursos habrán menos posibilidades que puedan ingresar más niños a los centros educativos», dijo, agregando los altos índices de pobreza y el alto índice de violencia que impera en los alrededores e interior de los mismos centros educativos como elementos a considerar en el fenómeno.

dt-3.common.streams.StreamServer.cls

«Nosotros desde Fe y Alegría vemos con preocupación la disminución de estudiantes en los centros educativos porque hay un incremento de gente en edad escolar que no está entrando en los centros educativos y no está trabajando, la pregunta es qué hace la gente que no estudia ni trabaja, eso es un caldo de cultivo para tener problemas sociales en nuestro país», dijo.

El profesos Alemán expuso que Fe y Alegría realizó un estudio que refleja que a partir del 2012 al 2015 se han matriculado 200,00 estudiantes menos, lo que significa, según sus apreciaciones, que hay una exclusión educativa  en Honduras.

El profesor lamentó que la política sea de darle lo mínimo de público a la sociedad hondureña, por lo que van a continuar desfinanciando la educación pública, situación que producirá  consecuencias muy graves en los próximos años.

«Los hallazgos son que los presupuestos del estado están privilegiando la cuestión militarista y dando una posición marginal a la inversión social en salud y educación», señaló alemán, agregando que lo que se pretende hacer es que la gente se empodere, para hacer acción de incidencia y exigir el derecho a la educación que tienen todas las niñez de Honduras.

Luego que trascendió la protesta de los alumnos del instituto José Ramón Cálix Figueroa, Héctor Bonilla, titular de la Dirección Departamental de Educación de Francisco Morazán, manifestó que ya se está trabajando en una estrategia que permita a los estudiantes continuar su educación por las noches.

«El objetivo es no cerrar la jornada nocturna, tenemos que evitar que los jóvenes pierdan la oportunidad de estudiar en la noche», dijo, según consta en una entrevista a diario El Heraldo.

Bonilla indicó que 2015 hubo una matrícula inicial de 6,895 estudiantes a nivel nacional en la jornada nocturna, mientras que para 2016 se inscribieron 5,807, es decir 1,088 alumnos menos.

«En este año las proyecciones de la Secretaría arrojan que hay una matrícula cercana a los 5,886», dijo, calificándola como la modalidad que mayor deserción presenta en el sistema educativo y la inseguridad es el motivo principal de su abandono.

Acerca Redacción

Recommended for you