/EL NARCOTRAFICANTE COLOMBIANO QUE FUE DOS VECES EXTRADITADO A EEUU

EL NARCOTRAFICANTE COLOMBIANO QUE FUE DOS VECES EXTRADITADO A EEUU

José Orlando Sánchez Cristancho, conocido como “El hombre del overol” un narcotraficante colombiano considerado en su época por los jefes del Cartel de Cali como uno de los narcotraficantes más violentos, cuenta en la actualidad con el título de ser el único capo de la droga dos veces extraditado a Estados Unidos.

Perteneció al cartel del Norte del Valle, según el diario digital colombiano Kien y Ke su apodo se lo debe a que por los años 80, manejaba los laboratorios de cocaína pertenecientes al Cartel de Cali de los hermanos Rodríguez Orejuela.

Fue condenado en Estados Unidos por narcotráfico a siete años de cárcel a principios de los 2000. Regresó a Colombia en 2007 luego de cumplir cuatro años de cárcel. Esta vez fue condenado a ocho años de cárcel por fraude bancario, ya que según investigaciones de las autoridades estadounidenses Sánchez Cristancho lavó más de $1.3 millones, ganancias de su antigua vida como narco, a través de la compra de varias propiedades en el sur de la Florida.

Entre el año 2003 y el 2011 compró muchas propiedades en Colombia, y varias de las operaciones se hicieron en efectivo, precisamente en dólares. Ese dinero, dicen los agentes de Estados Unidos, provenía de las ganancias de Sánchez y otros narcos por el tráfico de cocaína. (kienyke)

Se cree que todas las operaciones las hizo desde la cárcel en Estados Unidos.

Según la investigación publicada por Kien y Ke, el fraude por el que se acusa a José Orlando Sánchez Cristancho es la compra de dos apartamentos en un exclusivo sector. El primero lo compró en el año 2006 por la suma de $546,000 y lo vendió a un falso comprador por más de $1.2 millones. Mientras que el segundo lo adquirió en el 2007 por $455,000, según documentos judiciales del caso.

José Orlando Sánchez, según varios medios de la época lo detallaban como un hombre que ejercía la violencia como mecanismo de poder, primero perteneció al Cartel de Cali y después sería su enemigo tras aliarse con el Cartel del Norte del Valle.

El presidente Juan Manuel Santos avaló la extradición de Sánchez el 17 de octubre de 2017 pues no tenía ningún proceso abierto en Colombia. El día de su captura en marzo de 2017 Sanchéz dijo a las autoridades que su captura era un error.

“Ustedes están confundidos. A mí hace muchos años me siguieron un proceso, hoy día estoy limpio,” dijo.

La información que la Corte del Sur de la Florida le entregó a la Policía colombiana es que Sánchez Cristancho, al pagar su libertad bajo fianza en Estados Unidos, participó en varios desfalcos bancarios comprando propiedad que tenían hipotecas. Las autoridades estadounidenses calculan que las estafas habrían sido de por lo menos US $1 millón y por eso, le solicitó a Colombia su extradición para que responda por los delitos de fraude bancario y lavado de activos.

Una fuente que investigó en los años 90 al capo le contó a Semana que Sánchez había servido durante muchos años de “puente permanente para negocios de los carteles colombianos con la mafia mexicana”.

Hacia finales de los años 90, la Policía tenía ya claro quién era la mano derecha de los hermanos Rodríguez Orejuela. En las miles de interceptaciones que se ordenaron en el momento, las autoridades escucharon a más de un capo referirse al poder que tenía un hombre conocido como el del “overol”.

Los agentes de inteligencia tenían claro quién era. Se trataba de Orlando Henao Montoya, el capo de capos del norte del Valle quien, en compañía de sus hermanos, Lorena, Arcángel y Fernando, montaron una organización criminal en Antioquia similar a la que logró montar Pablo Escobar Gaviria. Pero cuando el apodo también lo empezaron a utilizar para referirse a Sánchez Cristancho, organismos de seguridad se dieron a la tarea de aclarar quién era realmente el hombre del overol. Varias fuentes cercanas al Cartel del Valle solucionaron las dudas. Sin dudarlo, señalaron que el verdadero señor del overol era el poderoso Orlando Henao y que a Sánchez Cristancho le prestaron el apodo solamente como señuelo para desviar la atención de las autoridades.

La estrategia funcionó a la perfección pues hasta hoy, a Sánchez Cristancho todavía se le conoce con ese apodo.

Fuentes: El Expectador y Kien y Ke

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.