CENTRO AMÉRICA

EL DISCRETO NARCOTRÁFICO EN NICARAGUA

el

El portal digital Insight Crime reporta en su artículo Nicaragua enjuicia discretamente a sospechoso narcotraficante, el juicio que las autoridades de Nicaragua están realizando -discretamente-, a una importante figura del hampa de la costa Caribe del país, lo que pone de relieve el importante pero a menudo subestimado papel de la zona en la cadena del tráfico internacional de cocaína.

Amauri Carmona Morelos, también conocido como José Alberto Ruiz Cano y Amaury Paudd, está siendo enjuiciado por cargos de narcotráfico a nivel internacional, homicidio, porte ilegal de armas, blanqueo de capitales y lesiones en perjuicio del Estado de Nicaragua y de miembros del ejército y la policía nacional, según informó La Prensa el 27 de agosto.

En 2009, Amauri Carmona Morelos salió a la luz pública, al conocerse su participación en la emboscada en la remota zona costera de Walpasiksa, en donde murieron dos militares. A Carmona Morelos las autoridades le atribuyeron en su momento haber organizado un grupo de comunitarios para proteger lanchas del narcotráfico procedentes de Colombia y Panamá, que llegaban a abastecerse de combustible.

En octubre 2016 InSight Crime lo radiografió como “un narcotraficante que opera en la Costa Caribe con presuntos vínculos con algunos miembros remanentes del Cartel de Cali, la extinta organización colombiana de narcotráfico que posteriormente se convirtió en el Cartel del Norte del Valle”.

Originario de San Andrés, Colombia, Carmona obtuvo una identidad falsa en Nicaragua, donde era conocido como Alberto Ruiz Cano. Se cree que es un narcotraficante de segunda generación: su padre presuntamente era miembro del Cartel de Cali.

Según informes, Carmona era el propietario de “Mr Sponge”, una discoteca en Managua utilizada como punto de encuentro para negociar la compra y el transporte de cargamentos de droga y para lavar el dinero de sus ganancias criminales.

Participó en una organización de tráfico de drogas que introducía drogas a Nicaragua a través de pequeñas aldeas indígenas sobre la costa Caribe del país.

Su base de operaciones se encuentra en Walpasiksa, la selva de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) de Nicaragua, caracterizada por ser un área rural que alberga varios grupos criminales locales del país. Se cree que suele moverse entre Honduras y la isla de San Andrés.

El padre de Carmona, identificado como Fernando Meléndez, fue arrestado días antes de la emboscada de Walpasiksa y condenado a 25 años de prisión por narcotráfico y lavado de activos, pero murió en prisión el 17 de marzo de 2012.

Las autoridades nicaragüenses han proporcionado poca información sobre el caso de Carmona. Según informó La Prensa en febrero, su arresto fue confirmado por su abogado varias semanas después de que se produjo, pero la policía se negó a comentar públicamente sobre la captura. Con base en información de fuentes “anónimas no oficiales”, el medio de noticias nicaragüense señaló que el traficante pudo haber sido detenido en Honduras, donde también operaba, y discretamente lo entregaron a las autoridades nicaragüenses sin el consiguiente debido proceso.

La discreción con la que se ha manejado su enjuiciamiento, realizado a puertas cerradas, añade más misterio en torno a esta figura criminal, quien cargaba una identificación nicaragüense, pero también se ha dicho que procedía de ColombiaHonduras e incluso Perú. Lo que sí es seguro es que sus vínculos con el archipiélago de San Andrés, Colombia, datan desde hace mucho tiempo. En el año 2000, Carmona hizo parte de la tripulación de un barco en el cual la policía de San Andrés encontró varios kilos de cocaína. Sin embargo, todos los cargos relacionados con el incidente le fueron retirados al año siguiente.

Fuentes: Insght Crime y La Prensa

Acerca Oscar Estrada

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.

Recommended for you