Honduras

El Departamento de Estado dice que haitianos y centroamericanos ya no necesitan el TPS

el

Más de 300,000 ciudadanos haitianos y centroamericanos que viven en los Estados Unidos desde 1999 con TPS estarían prestos a la deportación, eso según dijo el Departamento de Estado a los funcionarios de inmigración la semana pasada.

En una carta a la Secretaria Interina de Seguridad Interna, Elaine Duke, el Secretario de Estado Rex Tillerson dijo que las condiciones en Haití, Nicaragua, Honduras y El Salvador ya no justifican dar Estado de Protección Temporal (TPS) a personas de esos países, algunos de los cuales han vivido y trabajando en los EE. UU. durante casi dos décadas.

La evaluación de Tillerson, que es requerida por ley, fue reportada por primera vez por el Washington Post el viernes pasado. Hoy lunes podría definirse si se da una extensión de TPS para 57,000 hondureños y 2,500 nicaragüenses, cuyo TPS expira en enero. Se estima que el gobierno norteamericano podría dar sesis meses de plazo para dejar el país. El Departamento de Estado deberá hacer una determinación similar sobre 50,000 haitianos para el Día de Acción de Gracias y cerca de 200,000 salvadoreños para principios del próximo año.

Conforme a la ley de inmigración de EE. UU., El Departamento de Seguridad Interna (DHS en sus siglas en inglés) puede otorgar TPS a ciudadanos extranjeros que ya se encuentran en los EE. UU., si las condiciones en su país de origen les impiden regresar de manera segura o si el país no puede atender su devolución. Las personas con TPS están protegidas de la deportación en base al estado migratorio y son elegibles para permisos de trabajo y autorizaciones de viaje.

Las personas con TPS también pueden ajustar su estado en función de otro reclamo de beneficios de inmigración, como casarse con un ciudadano de los EE. UU. O un titular de la tarjeta verde.

La administración Clinton otorgó TPS a nacionales de Honduras y Nicaragua en 1999, luego de que el Huracán Mitch devastó grandes extensiones de América Central. Aunque la mayoría de hondureños y nicaragüenses con TPS están en los EE. UU. ilegalmente, han evitado la deportación debido a varias extensiones del estado de protección en los últimos 20 años.

La administración de Obama también otorgó TPS a ciudadanos haitianos después de que un terremoto en 2010 matara a casi 200,000 personas en uno de los peores desastres naturales de este siglo. En mayo, el entonces secretario del DHS John Kelly extendió el TPS para los haitianos por seis meses, calificándolo como un período de gracia “limitado” para “permitir a los beneficiarios de TPS haitianos que viven en Estados Unidos obtener documentos de viaje y hacer los arreglos necesarios para su partida final” de los Estados Unidos.

En respuesta a la acusación de crueldad contra los titulares de TPS de países empobrecidos, la administración Trump ha notado que el programa fue temporal cuando el Congreso lo creó en 1990. Los funcionarios de la administración también dicen que Obama utilizó una interpretación demasiado amplia de la ley para justificar extensiones de TPS en la base de los desastres naturales pasados ​​de largo.

Acerca Redacción

Recommended for you