¿El año de los Rosenthal?

Para entender un poco lo ocurrido con la familia Rosenthal, hay que entender sus origenes. La historia de la familia Rosenthal en Honduras se remonta al año 1929, e inicia con Yankel Rosenthal (Padre de Jaime Rosenthal). El joven de 16 años había viajado miles de kilómetros desde su pueblo natal, una alejada comunidad judía situada entre Rumania y Rusia, que se tornó gris y triste a causa de la guerra y la falta de libertad....
Redacciónfebrero 6, 2020

Para entender un poco lo ocurrido con la familia Rosenthal, hay que entender sus origenes. La historia de la familia Rosenthal en Honduras se remonta al año 1929, e inicia con Yankel Rosenthal (Padre de Jaime Rosenthal). El joven de 16 años había viajado miles de kilómetros desde su pueblo natal, una alejada comunidad judía situada entre Rumania y Rusia, que se tornó gris y triste a causa de la guerra y la falta de libertad. Escribe Lenín Berrios, en un texto biográfico sobre la que fue una de las familias más poderosas del país.

Continua Berrios “Una vez que se agenció de algunos recursos, el joven cazador estableció una pequeña tienda y años después se asoció con un empresario norteamericano para fundar la compañía Barret.”

Saltando un poco la historia romántica -si la hubo- el patriarca Rosenthal conoce a Esther Oliva, la que sería su esposa y con quien procreó a Edwin y Jaime. O como se conocería después don Jaime Rosenthal, dueño de un imperio, desde Seguros Continental, Empacadora Continental y una granja de cocodrilos, dueños de R-Media y del equipo de fútbol Maraton de San Pedro Sula.

Don Jaime es recordado por se un eterno candidato presidencial en el Partido Liberal, pero su familia manejaba los hilos de la Corte Suprema de Justicia.

La vida de los Rosenthal seguía un curso normal, negocios, influencia, dinero y poder hasta que fueron señalados de lavar dinero a uno de los carteles hondureños más poderosos, la familia Rivera Maradiaga, “Los Cachiros”.

Le recomendamos leer:

En 2020 salen de la cárcel Yani y Yankel Rosenthal

El estudio “Élites, Redes de Poder y Régimen Político en Honduras” divulgado en 2018 por el Equipo de Refección, Investigación y Comunicación (ERIC) y Oxfam Honduras indica que existen en el país cinco grandes grupos económicos y de poder que controlan la economía, la política y justicia de Honduras. La lista de oligarcas y magnates la encabeza Carlos Kattán, como representante de la industria textil maquiladora, Camilo Atala Faraj del Grupo Ficohsa, Gilberto Goldstein del Grupo Atlántida, Eduardo Kafati del Grupo Intur y Ángelo Botazzi y Nazry Asfura Zablah de la industria de la construcción, y hasta hace poco aún aparecía la familia Rosenthal del grupo Continental. Estos son los dueños de Honduras, un país de nueve millones de habitantes, con un 65% sumido en la miseria, que empobrece cada día más, en la medida que ellos acumulan dinero y poder.

De acuerdo con la calificación de riesgo de Equilibrium de 2013, el conglomerado contaba con activos por 1,173 millones de dólares y su facturación fue por 155.8 millones de dólares en ese año, siendo la división de Inversiones Continentales y Subsidiarias, en donde era presidente Yani Rosenthal, la que presentó la mayor contribución al flujo operativo, junto con Cementos del Norte.

El grupo empresarial Continental lejos está de haber desaparecido como poder económico del país y pronto está el tiempo cuando en Honduras volvamos a verlos brillar.

Ese ha sido el poder de la familia Rosenthan en Honduras.

Caída

Yankel Rosenthal Coello fue, ministro de la Presidencia de Honduras en 2006 y 2007, congresista hasta el año 2014 y varias veces precandidato a la presidencia con la misma suerte de su tío Jaime. La única presidencia que logró Yankel fue la del equipo Maraton.

El martes 6 de octubre de 2015 todo cambió, primero para Yankel, luego para toda la familia. Según el fiscal Preet Bharara, “Yankel Rosenthal Coello y sus coacusados utilizaron el sistema bancario y sus negocios para lavar las ganancias de narcóticos traficados a los EE.UU.” También la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE.UU. clasificó a los Rosenthal y sus siete empresas, entre ellas el Grupo Continental y su unidad Banco Continental, como “narcotraficantes especialmente designados”, lo que permite congelación de los activos bajo control estadounidense.

Le recomendamos leer:

Los dueños de Honduras, ¿quiénes son los más ricos del país?

Yankel no estaba solo en la acusación, la compartía con su tío Jaime Rosenthal, con su primo; Yani Rosenthal y Andrés Acosta García, abogado de Grupo Continental.

Don Jaime murió el 12 de enero de 2019, pudo ver en parte la caída de su imperio cuando comenzarón las incautaciones, 34 bienes inmuebles y siete empresas una de esas empresas, el símbolo de poder; Banco Continental, el que según la justicia estadounidense, “proveyeron durante una década de servicios de lavado de dinero, y otros, para apoyar actividades de (…) traficantes de drogas centroamericanos y organizaciones criminales”.

Y aunque la acusación es disputada por la familia, la Comisión Nacional de Banca y Seguros de Honduras (CNBS) ya ordenó la liquidación forzosa de la institución bancaria, aumentando el nerviosismo de sus 220.000 ahorristas.

Esto generó pánico entre los ahorrantes del banco los que exigian se les devolviera el dinero.

El 19 de enero se confirmó la noticia, el primer Rosenthal preso en los Estados Unidos era Yankel y fu condenado a 26 meses se cárcel, señalado por “acciones ilícitas”. En agosto de 2017, Yankel Rosenthal se declaró culpable en el tribunal federal de Manhattan de intentar realizar transacciones monetarias en bienes derivados de delitos de narcotráfico en 2013. En enero de 2018, el juez federal John G. Koeltl le impuso una condena de dos años y cinco meses de cárcel. Según el registro de la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos la fecha de salida de Yankel es el 26 de febrero del 2020:

Yankel Rosenthal Coello cumplió su condena y hoy 6 de febrero estaría saliendo en libertad según información de la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos:

Yani Rosenthal también recuperaría su libertad este año en agosto, según información de la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos:

Cabe recordar que en diciembre de 2017, la justicia norteamericana condenó a Yani Rosenthal a 36 meses de prisión por el delito de participación en transacciones monetarias con bienes de procedencia ilícita.

Además de la pena de prisión, Yani recibió la orden de renunciar a $ 500 mil y pagar una multa de $ 2.5 millones. Sin embargo, Rosenthal también sigue designado como Narcotraficante Especialmente Designado de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeras para Narcóticos.

El 26 de julio de 2017, Rosenthal se declaró culpable ante el Tribunal Federal de Manhattan, Nueva York por realizar transacciones monetarias en bienes derivados de delitos de narcotráfico entre 2004 y septiembre 2015.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019