Don H, la historia de un narco extraditado

El lunes 29 de julio, diario la Prensa de San Pedro Sula publicó un artículo sobre una declaración de Héctor Emilio Fernández Rosa, alias Don H, un narcotraficante hondureño extraditado en el 2015 a los Estados Unidos. En la declaración de Don H este asegura que el y otra persona “pagaron más de $ 2 millones en ganancias de drogas a un funcionario que finalmente se desempeñó como Presidente de Honduras a partir de aproximadamente...
Redacciónagosto 2, 2019

El lunes 29 de julio, diario la Prensa de San Pedro Sula publicó un artículo sobre una declaración de Héctor Emilio Fernández Rosa, alias Don H, un narcotraficante hondureño extraditado en el 2015 a los Estados Unidos. En la declaración de Don H este asegura que el y otra persona “pagaron más de $ 2 millones en ganancias de drogas a un funcionario que finalmente se desempeñó como Presidente de Honduras a partir de aproximadamente 2006”.

Esto obligó al expresidente Manuel Zelaya Rosales a desmentir la acusación porque ese tiempo en la declaración coincide con el periodo de gobierno de Zelaya Rosales 2006 – 28 de junio 2009 y quien por un Golpe de Estado moderno fue enviado a Costa Risa, el resto es historia contada por muchos y con muchos puntos de vista.

Ahora bien, ¿quién es Héctor Emilio Fernández Rosa y cómo encaja en la configuración de esta nueva generación de narcotraficantes?

Hasta 1998 Héctor Emilio Fernández Rosa, alias “Don H” era el encargado de coordinar, recibir y transportar cocaína desde Colombia hasta Honduras para entregarla en Guatemala donde otros narcos se encargaban de llevarla hasta los Estados Unidos.

En 2014, año de su captura “Don H” ya era un narco con su propio cartel, por referencias se presume que es el cartel del Valle de Sula y miembro del grupo de los 14E, un grupo de narcotraficantes que según una investigación de diario El Heraldo se habrían repartido el territorio hondureño para traficar con drogas y transportarlas sin problemas hasta Guatemala, el grupo se maquillaba como un grupo de empresarios.

También ha sido vinculado a los hermanos Héctor Hugo Pinto Aguilar, José Daniel Pinto Aguilar y Orlando Pinto Espino, otro grupo de narcotraficantes, uno de ellos, considerado el líder, Orlando Pinto fue capturado en Guatemala en febrero de 2018.

La historia de los narcos en general y comenzando desde las aspiraciones políticas de Pablo Escobar ha sido controlar el poder político, algo que Héctor Emilio Fernández Rosa si logró, su hermano, René Fernández Rosa llegó a ser diputado suplente por el Partido Liberal en 2013 bajo la fórmula del diputado Eduardo Gauggel asesinado en 2015 en San Pedro Sula, a partir de ese hecho, René Fernández quedó como diputado titular, aunque negó cualquier vinculación con su hermano, pero hay fotos suyas con miembros del cartel de los Valle Valle en las fiestas que estos ofrecían.

Todo cambió para el diputado hermano de “Don H”. La noche del sábado 20 de febrero de 2016 recibió un disparo en el cuello después de una discusión con agentes de la Policía Nacional en un hecho confuso que no se pudo explicar bien, en síntesis dos policías y un militar llegaron a un negocio a las 2:30 de la madrugada y le pidieron al dueño que cerrará el local, pasaron 20 minutos y los policías regresaron le pidieron a las personas que salieran según la publicación de diario El Heraldo del del 21 de febrero de 2016, Carlos Fernández un desconocido para los agentes fue a guardar una camioneta y al parecer disparo su arma seis veces, los policías reaccionaron pidiéndole el arma, pero el diputado saco otra arma y fue cuando uno de los policías disparó respondiendo lo que ellos consideraron una amenaza.

Don H fue capturado en el operativo Coral, una operación estilo Netflix el 7 de octubre de 2014 en la que participaron: La Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), la Policía Nacional, el Ministerio Público y la DEA (Administración para el Control de Drogas). La captura se dio en la aldea Las Crucitas, en el Hatillo, en el circuito residencial San Martín, al norte de Tegucigalpa, en una zona de bosque.

Don H se convirtió en el séptimo capturado en ser solicitado en extradición por los Estados Unidos.

El día de su captura, el entonces director de la Policía Nacional, Ramón Sabillón, llegó al lugar y según su información Don H era el jefe de un cartel independiente (se asume por referencias que era el Cartel del Valle de Sula) que operaba en San Pedro Sula y en el corredor del noroccidente del país, zona de operaciones del cartel de los Valle Valle con quienes habría tenido una relación de diplomacia o el concepto que los narcos usen como diplomacia o beneficio mutuo.

Al ser capturado “Don H” lloró, al preguntársele por qué lloraba respondió que de la cólera, de ser capturado, tal vez esas lágrimas de impotencia ocultaban el miedo de todo narcotraficante: una cárcel en los Estados Unidos, lejos de la vida de lujos y excesos a los que se acostumbran.

Según la fiscalía de Nueva York “Don” H llegó a hacer pagos de hasta 100 mil dólares por cada cargamento de droga que transportaba hasta Guatemala o a la frontera, tanto a agentes de la Policía Nacional como a militares asignados a cuidar la frontera.

Desde 1998 hasta 2003 “Don H” colaboró con José “Juancho” León, líder del cartel guatemalteco Los Leones a distribuir aproximadamente 30 mil kilogramos de cocaína, 5 mil por año aproximadamente. Los Leones fue un cartel muy poderoso aliado al Cartel del Golfo, pero ahora están en proceso de extinción debido a una guerra contra los Zetas los que han asumido el control de las operaciones de los Leones.

La red de contactos de “Don H” incluye al cartel de los Montes Bobadilla, quienes desde los años 90 mantuvieron el control de la cocaína que llegaba desde Colombia, su radio de acción abarcó la comunidad de Francia en Limón, Colón.

Noé “Tom” Montes Bobadilla, quien heredó el poder del cartel después de la muerte de su padre, Alex Adán Montes, fue extraditado a los Estados Unidos el 22 de septiembre de 2017 y ya cumple una sentencia de 37 años por conspiración para ingresar cocaína a los Estados Unidos.

Por tráfico de drogas este cartel logró obtener hasta 50 millones de dólares, alrededor de 1, 2 millones de Lempiras entre 2008 y 2015. Esto según documentos judiciales de la corte federal del distrito este de Virginia Estados Unidos.

Don H era el encargado (posible agente libre) de transportar droga desde Honduras hasta Guatemala, esa red incluía a: Otto Herrera (extraditado a los Estados Unidos), Jorge Paredes (capturado en Honduras en 2008, extraditado y condenado a 31 años de prisión por narcotráfico y lavado de dinero), Waldemar Lorenzana (alias el patriarcam, excarcelado en el 2015 por padecer Alzheimer), Elio Lorenzana ( capturado el 8 de noviembre y extraditado a EE.UU. el 30 de abril del 2015, cumple una condena de cadena perpetua), Byron Linares (capturado en junio de 2011, extraditado a los Estados Unidos) Mario Ponce (extraditado a los Estados Unidos en donde cumple una condena de 25 años más el pago de una multa de 8.8 millones de dólares).

Según la fiscalía de Nueva York “Don H” trabajó para el Cartel de Sinaloa desde 1998 hasta 2014 importando un total de aproximadamente 135 toneladas de cocaína entre 1998 hasta el 2014, también habría transportado para el Cartel de Sinaloa más de 40 toneladas de efedrina para producir metanfetamina.

La fiscalía de Nueva York pide cadena perpetua para “Don” H por considerarlo el líder de una organización violenta y prolífica del narcotráfico.

“Don H” es descrito como una persona sanguinaria y malo para los negocios es por eso que el diputado, Mario Fernando Hernández Bonilla perfila como una de las 19 personas -de las que se tiene registro- que “Don H” asesino en noviembre de 2008 por enviar efedrina a Francia sin el permiso de Don H.

Don H también llegó a tener problemas con El Rojo, Víctor Hugo Díaz Morales quien comenzó como un empleado más, pero escalo hasta ganarse la confianza de su patrón y luego hasta llegar a hacer negocios a espaldas de el. Desde el 2009 el Rojo comenzó a trabajar para Mario Ponce, narcotráficante guatemalteco, a espaldas de “Don H”, aunque también pertenecía a la red de contactos de Don H y el que fue capturado en Honduras, extraditado a los Estados Unidos y cumple una condena de 25 años más el pago de una multa de 8.8 millones de dólares.

El 18 de marzo de 2003 Héctor Emilio Fernández Rosa, fue detenido junto a otros personajes de interés para las agencias de seguridad del gobierno en compañía de Héctor Hugo Pinto Aguilar, en esa ocasión los cargos fueron por asociación ílicita y portación ilegal de armas, quedo en libertad ese mismo día.

La historia de “Don H” se resume en los grados que escalo hasta llegar a tener el poder de operar transportando droga por Honduras hasta entregarla en Guatemala.

Poder, lujos, excesos y traiciones como la de “El Rojo” que terminó en una guerra y en una larga historia de atentados de uno y otro lado, hasta la captura de Don H en 2014 y dos años después la de “El Rojo” en Guatemala y su extradición a los Estados Unidos en abril de 2018.

Al cierre de esta nota se conoció la condena que deberá cumplir Héctor Emilio Fernández Rosa, Don H fue condenado a cadena perpetua por el delito de tráfico de drogas, además de una multa de 10 millones de dólares más la incautación de 50 millones de dólares.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019