/DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NACIMIENTO Y PARTO RESPETADO

DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NACIMIENTO Y PARTO RESPETADO

Hoy se conmemora el día mundial de los Derechos del Nacimiento con el fin de concientizar y hacer reflexiones sobre la importancia del nacimiento de un niño, el parto y lo esencial que se convierte para los padres.

Respetar el proceso y la etapa del nacimiento, los derechos que asisten a la madre y al recién nacido es el objetivo principal de esto.

La Violencia Obstétrica se define como el abuso físico, sexual, y verbal; la intimidación, la coacción, humillación y agresión que recibe una madre y el bebé al momento del parto por parte de personal médico, enfermeras o parteras.

En la actualidad la violencia obstétrica es un hecho muy marcado y notorio en el mundo; degradar a una mujer, que los médicos no cumplan sus obligaciones al momento del parto, no atender oportunamente a la madre y al bebé o alterar procesos naturales son algunos de los factores que da lugar a este tipo de violencia.

En Honduras, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estos casos de violencia contra la madre y el bebé al momento del parto se han incrementado. Son varias las denuncias de mujeres que dan a luz y denuncian a la autoridad por la deshumanización del personal de la salud.

Conoce algunos de los principales derechos que tiene la madre y el bebé al momento del parto:

  • El bebé intraútero tiene derecho a que el bienestar emocional de su madre no sea alterado por un exceso y abuso de controles durante la gestación.
  • El bebé y su madre tienen derecho a que se respeten el momento, ritmo, ambiente y compañía en el parto-nacimiento y a que el mismo transcurra de forma fisiológica. Un bebé y madre sanos tienen derecho a no ser tratados como enfermos.
  • Tienen derecho a intimidad y respeto antes, durante y después del nacimiento-parto.
  • Derecho a permanecer juntos en las horas y días siguientes al nacimiento. Ninguna exploración ni estancia hospitalaria justifica la separación de ambos.
  • A disfrutar de lactancia materna a demanda, al menos, durante el primer año. A que durante su estancia en hospital se respeten los «10 pasos para una lactancia feliz» establecidos por UNICEF y la OMS y recomendados por la Asociación Española de Pediatría.
  • A ser atendido personalmente por su madre, como mínimo, durante el primer año. La madre tiene derecho a disfrutar del contacto íntimo con su bebé cuanto crea necesario.
  • El bebé prematuro tiene derecho a permanecer pegado al cuerpo de su madre hasta que adquiera el peso y las condiciones óptimas de salud. Ninguna unidad de neonatología es más saludable para el bebé que la piel materna.
  • El bebé tiene derecho a permanecer pegado al cuerpo de su madre durante los primeros meses de vida extrauterina. El contacto cuerpo a cuerpo es vital para instaurar en el la seguridad y la confianza.
  • El bebé tiene derecho a que sean sus padres quienes personalmente tomen las decisiones y quienes para ello busquen la información relacionada con su bienestar.