/DELEGACIÓN DE ESTADOUNIDENSES EXIGE EL CESE A LA REPRESIÓN

DELEGACIÓN DE ESTADOUNIDENSES EXIGE EL CESE A LA REPRESIÓN

Una delegación de ciudadanos estadounidenses, de Canadá, Colombia y Argentina arribó al país invitados por Radio Progreso y el equipo ERIC al acompañamiento de los eventos de esta crisis post electoral. El grupo de más de 50 personas religiosas y miembros de la sociedad civil conforman la misión que da compañía y solidaridad con los movimientos sociales y defensores de Derechos Humanos.

Aseguran que han seguido con detenimiento las Elecciones Generales del 26 de noviembre del 2017, así como la represión contra los manifestantes de la oposición y la amenazas que han recibido defensores de los Derechos Humanos y contra líderes del movimiento social, ante este punto en su comunicado exigen un alto a la violencia y a las amenazas:

 “Como miembros de la familia humana y en nombre de Dios, del amor y la justicia, demandamos que cese la represión. No asesinen la democracia auténtica y el derecho de la gente a levantar sus voces”

Una de las acciones de la delegación fue una vigilia frente a la embajada de los Estados Unidos en la avenida la Paz de Tegucigalpa el domingo 28 de enero, un día después de la toma de posesión de Juan Orlando Hernández y un día de actividad de la Alianza de Oposición en varios puntos del país. El día lunes 29 los delegados sostuvieron una reunión con la encargada de negocios de la embajada de los Estados Unidos, Heide Fulton. Una de las puntos más importantes fue: “Pedir un alto a la ayuda de Estados Unidos para la seguridad del Estado, para el ejército y la policía de Honduras”.

También han percibido una profunda militarización en la región. Tras una semana en el país han podido observar la situación de la crisis y se muestran horrorizados por la represión a la que la gente es sometida, y el excesivo uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad:

“No lo hemos conocido por testimonios de otras personas, hemos visto con nuestros propios ojos muchas violaciones a los derechos humanos en el tiempo que llevamos aquí”

Hicieron un llamado al gobierno de los Estados Unidos para que retire el reconocimiento al actual gobierno de Juan Orlando Hernández por considerarlo ilegitimo y surgido de una situación fraudulenta, también que se lleve a la justicia a los responsables de los asesinatos que aproximadamente son 30 personas, según cifras del CONADEH, partiendo desde el 27 de noviembre, día de las elecciones hasta la fecha y casi mil detenidos en las manifestaciones.

Se muestran de acuerdo “en un proceso nacional que conduzca al restablecimiento del Estado de Derecho que significa en los hechos revertir el fraude electoral y un diálogo que conduzca efectivamente a crear las bases para una nueva institucionalidad”.

En el contexto de las posibles deportaciones se muestran a favor de los derechos de los migrantes en Estados Unidos y aconsejan evitar una deportación masiva, consideran dicha medida “El terremoto político en combinación con la crisis estructural, política, y social que enfrentan Honduras y al región hace de la posibilidad de una deportación de miles de centroamericanos algo políticamente y moralmente injusto”.

Y se comprometen a continuar con las muestras de amor y solidaridad con el pueblo de Honduras, los defensores de Derechos Humanos, ambientales y religiosos.