/“HAY UN DAÑO PERMANENTE A TODAS LAS COMUNIDADES PESQUERAS”: SAÚL MONTÚFAR
Saúl Montúfar es técnico del Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca, o por sus siglas CODDEFFAGOLF. Fotografía: Nincy Perdomo.

“HAY UN DAÑO PERMANENTE A TODAS LAS COMUNIDADES PESQUERAS”: SAÚL MONTÚFAR

El Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca, o por sus siglas, CODDEFFAGOLF, tiene treinta años de estar presente en el sur del Honduras como organización defensora de la flora y fauna del Golfo de Fonseca. Preguntamos a Saúl Montúfar, coordinador del Programa de Fortalecimiento de las Bases, sobre la información que Coddeffagolf tiene sobre el proyecto Modernización y Desarrollo de la Terminal de San Lorenzo, mientras hacíamos un gira en lancha por el manglar de San Lorenzo. De los tres co-manejadores de las áreas protegidas del Golfo de Fonseca, que son el Instituto de Conservación Forestal (ICF), Coddeffagolf y las alcaldías de los municipios aledaños al golfo, aún no reciben información oficial de los impulsadores del proyecto sobre el dragado en el Puerto de Henecán, que según Montúfar se realizará este año. El panorama que nos brindó resulta preocupante: durante el último dragado que se hizo en el canal del Puerto de Henecán, en 2004, bancos tradicionales de pesca desaparecieron por completo. 

Por Nincy Perdomo. 

¿Qué información maneja Coddeffagolf sobre el proyecto de Modernización y Desarrollo de la Terminal de San Lorenzo que impulsa Coalianza, y en particular, sobre el dragado que estarían realizando en el Puerto de Henecán?

De acuerdo a la información que nosotros hemos corroborado, se pretende mover aproximadamente un millón de metros cúbicos, si es posible más, de asolvamiento del canal, iniciando en la boya número 1 en el Siboy, donde el barco espera que llegue el piloto práctico para entrarlo por la ruta del canal. El otro punto sería la boya número 17, que está en frente de Amapala, que dicho sea de paso ahí son sitios de pesca artesanal. Hay arrecifes artificiales que son sitios de agregación de especies, y esto tendría una consecuencia. El otro sector a dragar sería la boya número 21, que está en un área entre La Jagua y el Inquente, cerca de Punta Ratón; y la boya número 28, que está en la ruta que viene desde la zona de la boya inicial hasta hasta el punto que le denominan Bahía de La Coyota, próximo ya al puerto. Por último, se pretende dragar una zona que está en frente al Puerto de Henecán, donde hay serios problemas en el tema de salida de los barcos; algunas veces los barcos han encallado producto de que esa parte es seca y ha sido seca normalmente por tradición. Ahora pretenden profundizar ese canal con el dragado para que el barco haga un giro de 360 grados. Esto representa serios problemas. Inicialmente, el puerto, como es relativamente pequeño, únicamente recibía barcos de 230, 280 metros. Ahora con todo el tema del combustible que entra por este puerto, los barcos tienen un mayor tamaño. Hay barcos hasta de 400 metros, entonces les están exigiendo que hagan ese tipo de operaciones.

Según la información que maneja Coddeffagolf, ¿a dónde se ha planificado depositar ese millón o más de metros cúbicos que se planea extraer del canal del Puerto de Henecán?

La información que tenemos es que ese millón de metros cúbicos será depositado en sitios fuera de la bocana del Golfo de Fonseca. Estamos hablando de aguas internacionales, entre los países de Honduras, El Salvador y Nicaragua. En el primer dragado se hizo una socialización del proyecto. Hubo una empresa constructora que era la responsable de realizar el Estudio de Impacto Ambiental. No tengo el nombre de la empresa pero sí recuerdo el nombre de algunas personas como el licenciado Carlos Cerrato, que era un profesor de Biología en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Él encabezaba el grupo con otro tipo de profesionales. Se hizo la socialización con Coddeffagolf, nos presentaron los sitios donde iban a depositar el asolvamiento sacado del canal. Nosotros hablamos con estos pescadores y de repente pensamos que los más afectados podrían ser los de Cedeño. Hoy nos enteramos de que no es así, sino que hay un daño permanente a todas las comunidades pesqueras, en este caso Guapinol, Punta Ratón, Cedeño, Boca del Río Viejo, Delgaditos, Carretal,  la zona de San Lorenzo y también la parte de Amapala.

¿De dónde ha obtenido Coddeffagolf la información que maneja hasta el momento sobre el proyecto de Modernización y Desarrollo de la Terminal de San Lorenzo, a desarrollarse en el Puerto de Henecán?

Hablamos con representantes de la Empresa Nacional Portuaria (ENP) y nos han manifestado esta información. La inversión del proyecto va a ser entre 14 y 15 millones de dólares para hacer el dragado. Son 32 kilómetros que tiene el canal desde la boya 1 hasta llegar al Puerto de Henecán. Entonces el dragado se va a hacer en cuatro o cinco sitios a un costo de aproximadamente 15 millones de dólares.

El Puerto de Henecán es el único puerto hondureño en el Océano Pacífico. Fotografía: Nincy Perdomo.
El Puerto de Henecán es el único puerto hondureño en el Océano Pacífico. Fotografía: Nincy Perdomo.

¿Cuál fue el tipo de dragado que se utilizó en 2004, la última vez que se realizó un proceso de este tipo en el Puerto de Henecán?

Era una compañía holandesa la que ganó esa licitación. Es una barcaza, con todo el equipo necesario. Supongo que ahora con la nueva tecnología será diferente pero entiendo que lleva unas cuchillas por bajo y va abarcando lo que cubre el barco. Ése fue el sistema que utilizaron la primera vez, no sé ahora qué tipo de sistema van a utilizar para el dragado. Es raro que en esta oportunidad la ENP no haya intentado socializar este proyecto con las organizaciones que estamos alrededor de esto y con las comunidades de pescadores. Probablemente es por el otro tema que también va a tener otra consecuencia, que es la privatización del puerto. Se habla por ahí de dos empresas, una empresa Estibadores de San Lorenzo, otra empresa de origen colombiano, y hablan también de Coalianza. No tengo hasta este momento el dato exacto.

¿Cuál fue la experiencia que se tuvo en 2004 con la recuperación del Golfo de Fonseca después del dragado en ese año?

Es difícil cuantificar el tiempo que el golfo tuvo para poderse recuperar. Habría que hacer un proceso investigativo. Sin embargo, le puedo decir con propiedad que muchos de los bancos de pesca se perdieron. Pescadores de Cedeño y de Punta Ratón que tenían sus sitios tradicionales de pesca se perdieron. Esto provoca otro problema, que es un problema asociado a la pesca en otras aguas. El pescador, por este tipo de fenómenos, se ve obligado a salir a aguas más profundas. Allá es capturado por la Fuerza Naval nicaragüense, tiene que pagar enormes cantidades de dinero para recuperar una embarcación con su motor, y las redes las pierde. Tengo entendido que en este momento hay multas desde $500 hasta $3000, dependiendo del calado de la embarcación, y un pescador no tiene la capacidad para pagar $500 de multa. Todo este tipo de consecuencias se deben medir antes de iniciar un proyecto de esa envergadura. No conocemos de ningún estudio que hayan hecho.

¿Ha existido algún trabajo de Coddeffagolf para la conservación del ecosistema del Golfo de Fonseca?

En el año 2004, cuando se hizo el primer dragado, entre la Empresa Nacional Portuaria (ENP) y Coddeffagolf ejecutamos un proyecto como medidas de compensación. De ahí surgió la idea de colocar una especie de arrecife artificial, y empezamos con tarimas de bloques amarrados. Esa fue la primera idea a raíz de ese proyecto. Este proyecto fue ejecutado principalmente en la comunidad de Cedeño, que es una de las comunidades de mayor cantidad de pescadores. Aparte de los domos, también se hizo ensayos con los cultivos para comercialización de algunas especies de bivalvos, cascos de burro y curiles. Desde ahí surge la idea de los domos. Después de ahí se van identificando otros sitios y otras organizaciones. Coddeffagolf le ha dado seguimiento a esto y ha colocado en diferentes sitios, colocando domos, y luego MiAmbiente, a través de la Dirección General de Pesca y Acuicultura (DIGEPESCA).

¿Qué tipo de presencia han tenido localmente las empresas que usted conoce que están detrás del proyecto de Modernización y Desarrollo de la Terminal de San Lorenzo?

En San Lorenzo no conozco ninguna empresa que tenga esa capacidad para manejar lo que sería el puerto, porque todos sabemos lo que esto representa. Todo apunta a que si no es Coalianza sería una empresa extranjera. Esto de alguna manera va a representar un problema bastante complejo. Recuerde que la ENP era un ente casi autónomo, y una vez privatizado (el puerto) las cosas van a cambiar definitivamente.

¿Se ha mencionado qué empresa podría ser la que ejecute el dragado en el Puerto de Henecán?

Hasta este momento, no. No tenemos ninguna información. Esto lo han manejado como secreto de estado y no debe de ser así. Personalmente, ayer visité al alcalde municipal de San Lorenzo y me dijo, “No tengo ningún tipo de información, por lo tanto yo no puedo referirme a ese tema porque desconozco.” Es raro. El alcalde es la autoridad máxima del municipio, y que no esté informado de esta actividad nos parece un poco sospechoso. No sabemos qué es lo que pueden estar tramando, pero se nos hace difícil creer que la máxima autoridad del municipio no sepa que va a haber un dragado. A mí me lo confirmaron representantes de la Empresas Nacional Portuaria y el dragado va este año. Recuerde que ya estamos en el séptimo mes, vamos a entrar en el octavo mes del año. Quiere decir que en estos últimos cuatro meses se hace el dragado. Ya tienen el monto que van a invertir en el dragado, que son aproximadamente 15 millones de dólares, ya tienen los sitios y tienen todo preparado. Mientras tanto, la gente que vive alrededor de las comunidades desconoce totalmente esta actividad.

Considerando que los humedales del Golfo de Fonseca son un sitio Ramsar que cuenta con varias áreas protegidas, ¿han identificado si el dragado que se ha planificado dentro del proyecto de Modernización y Desarrollo de la Terminal de San Lorenzo pasa por alguna de estas áreas protegidas?

Sí pasa por un área protegida. En este caso sería principalmente el área de manejo de especies Bahía de San Lorenzo, que está dentro de los sitios Ramsar 1000. Es una de las áreas más grandes, cubriría parte del área protegida de San Lorenzo y estoy totalmente seguro que afectaría el área protegida.

El dragado del canal del Puerto de Henecán podría tener repercusiones negativas para los manglares del Golfo de Fonseca, que son indispensables para la pesca y el camarón en esa zona. Fotografía: Nincy Perdomo.
El dragado del canal del Puerto de Henecán podría tener repercusiones negativas para los manglares del Golfo de Fonseca, que son indispensables para la pesca y el camarón en esa zona. Fotografía: Nincy Perdomo.

¿Qué consecuencias pueden haber para una empresa que haga un dragado en esa zona y afecte el área protegida?

En el Golfo de Fonseca habemos tres co-manejadores de las áreas protegidas: el Instituto de Conservación Forestal (ICF), las alcaldías municipales que están alrededor de la parte baja del golfo y Coddeffagolf. Nosotros como co-manejadores tenemos el derecho de conocer toda la información de la actividad de infraestructura que van a hacer dentro de la zona. Hasta este momento sabemos, como co-manejadores, absolutamente nada. Nosotros vamos a elaborar un pronunciamiento sobre el tema, e incitamos a la empresa, a la concesionaria de la ENP que por favor se comuniquen con los co-manejadores. En este caso, son co-manejadores la alcaldía de Marcovia, la alcaldía de Amapala, el Instituto Hondureño de Conservación Forestal (ICF) y nosotros. Desconocemos también si la Dirección General de Pesca y Acuicultura (DIGEPESCA) están informados. Es raro que ellos no se hayan manifestado ante los pescadores, que no hayan informado a los pescadores qué es lo que va a pasar. Ayer hablaba con representantes de cooperativas de cultivo de tilapia, y me dijeron que con ellos sí habían hablado. Se me hace sospechoso que estén hablando con un sector muy reducido. Aquí hay tres sectores afectados directamente: los pescadores artesanales, en primer lugar, porque se pierden los bancos de pesca. Va a tener un impacto negativo, quiérase o no, en los manglares, y en los manglares son cinco especies de mangle que tenemos en el Golfo de Fonseca, y forman parte de la primera cadena alimenticia de todas las especies marinas. Le pongo un ejemplo: el camarón, en este caso. Una camarona grávida va a depositar sus huevos a una profundidad mar abierto de 20 metros bajo el mar, aproximadamente. Esa medida la podemos alcanzar justamente en la parte donde van a empezar a dragar. Desde ahí tiene un impacto. Estos huevos vienen desde esa profundidad arrastrados por las corrientes y pasan un proceso de conversión. Cuando llegan a la orilla de los manglares, ya son postlarvas de camarón que ya se alimentan de la materia orgánica que producen los manglares, llamada detritos. Hay más de 60 o 100 especies de peces que también están alimentándose de los manglares. Estamos hablando de los pescadores artesanales. Los pequeños productores de camarón obviamente se van a sentir afectados en el tema. Otro problema podría ser el cambio del agua, porque los productores necesitan agua limpia, agua con suficiente oxígeno. Esto va a tener un problema porque va a revolver el agua, se va a volver más achocolatada y no sirve para los pequeños productores, no digamos para los grandes productores. Estamos hablando de tres sectores que van a ser altamente afectados. Esto, obviamente, genera un impacto fuerte a la economía nacional.

Siempre en el tema del impacto ambiental, ¿qué impacto puede tener este dragado en el manglar y en las especies de aves que habitan y se refugian en los manglares del Golfo de Fonseca?

Vamos a partir de una hipótesis. Los pescadores mencionan mucho un lodillo, que es el asolvamiento. Recuerde que en el golfo tenemos una contaminación enorme, producto de diferentes factores: tanto el factor agrícola como el factor acuícola, que están usando cantidades de sustancias químicas para producir, y todas esas sustancias químicas van al mar. En el mar hay un reflujo de agua, va y viene la corriente. Todas estas sustancia que de repente están acumuladas, posiblemente van a ser revueltas en el canal. Una vez con los cambios de marea van a llegar a la orilla de los manglares, y esto va a producir algún impacto negativo sobre las especies marinas que están en las raíces de los manglares y en los manglares mismos. Nosotros queremos ver ese Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que tiene la empresa que habla sobre esto. Queremos ver si la empresa realmente ya tiene un plan de contingencia en caso de cualquier emergencia que se pudiese dar. Queremos ver cuál es la responsabilidad social empresarial que la empresa va a otorgar como medidas de compensación. Muchos pescadores hablan de ocho meses (de normalización de la pesca), otros hablan de dos años y otros hablan de hasta cinco años. Ellos están hablando a través de la experiencia. Estamos hablando con la gente que a diario está en la zona, que conoce perfectamente los problemas.

¿Qué impacto puede tener este dragado no sólo para Honduras, sino también para El Salvador y Nicaragua, si el sedimento extraído es depositado en aguas internacionales donde confluyen los tres países?

Hay tratados internacionales entre países sobre el manejo de los mares. No sabemos si en este caso El Salvador y Nicaragua están enterados de esta actividad, y desconocemos cuáles serían las medidas que ellos podrían tomar referente a esto. Lo que tengo entendido es que todo el asolvamiento que se va a ir retirando va a ser colocado en bancos afuera de la bocana. Nicaragua y El Salvador tienen pesca industrial. La reacción que puedan tener Nicaragua y El Salvador hasta este momento la desconocemos. Hay una plataforma continental después de la bocana de aproximadamente 500 millas náuticas, que son aguas internacionales donde los tres países tenemos derechos. Ahí es donde hay una mejor pesca. Lógicamente va a tener un impacto negativo en las especies. Muchas de las especies también se reproducen en mar abierto. Una vez que se depositen estos bancos de sedimento en esa zona, esas especies de crustáceos pierden sus nichos naturales.

Económicamente, ¿qué impacto preven para toda la zona sur de Honduras?

Lamentablemente no tenemos un censo real de pesca de cuántos pescadores son en el Golfo de Fonseca. Eso es una responsabilidad de DIGEPESCA. Hablemos de comunidades que viven directamente de la pesca, que ya las hemos mencionado. Son, de acuerdo a lo que nosotros manejamos, aproximadamente entre 12 y 14 mil pescadores que viven directamente del Golfo de Fonseca. Gente que no sabe hacer otra cosa más que pescar. Póngale que fueran solamente dos meses, siendo optimistas, que duraría este fenómeno de achocolatamiento de las aguas, de los problemas en los manglares, y todo lo que representa el dragado, que aún no sabemos por cuánto tiempo va a ser, cuánto tiempo van a durar esos barcos ahí dragando. Los pescadores en este momento no están facturando lo necesario para vivir, porque aquí lo que hay es una pesca de subsistencia. Se vuelve más complicada la cosa, porque la gente va tender a migrar, o puede haber una descomposición social; puede aumentar el crecimiento de la delincuencia. Son cosas que se deben considerar primero para ver qué es lo que se puede hacer. No estamos magnificando el tema, sino que estamos partiendo de la realidad. Una cantidad de pescadores que se vean afectados por un proyecto de estos y por una empresa que no genera ninguna utilidad a los pescadores artesanales es bastante complicado. No sabemos qué reacciones se van a tomar.

Nincy M. Perdomo, hondureña, nacida en Tegucigalpa. Es Licenciada en Comunicación y Publicidad (Unitec). Ha publicado textos varios en la revista Mera V (Honduras), La Rabia del Axolotl (México), Revista Ombligo (México) y República de Papel (Nicaragua). Actualmente es stringer video para la Agencia Francesa de Prensa (AFP).