/CRIMEN CULTURAL EN LA BIBLIOTECA JUAN RAMÓN MOLINA

CRIMEN CULTURAL EN LA BIBLIOTECA JUAN RAMÓN MOLINA

Una montaña de periódicos y documentos históricos esperan el fuego gracias a la negligente labor de las autoridades de la Biblioteca Nacional Juan Ramón Molina.

Entre los centenares de diarios que pudimos apreciar que yacen en el segundo patio del edificio, se encuentran ejemplares de El Cronista, de los años cincuenta, El Día de los años cuarenta, La Época de los años treinta y muchos otros títulos que ahora no existen, todos periódicos de gran valor histórico, Patrimonio cultural invaluable de la Nación.

Según fuentes consultadas, desde el año pasado 2017, cuando el edificio de la biblioteca sufrió un derrumbe de una de sus paredes producto de la lluvia, la dirección de la Biblioteca Nacional dispuso sacar los ejemplares que guardaba esa sala y arrojarlos al patio interior, en donde por un año han sido víctimas de los elementos de la naturaleza.

La lluvia, el sol y el sereno hicieron su parte destruyendo ese importante momento de nuestra Historia. Ahora las autoridades de la Dirección de Cultura han dispuesto que el material bibliográfico es imposible de rescatar y el próximo martes comenzarán el traslado a un lugar aún indeterminado en donde como en la plaza de la Opera de Berlín, procederán a quemarlo.

Desde la separación de la Biblioteca Nacional Juan Ramón Molina, La Hemeroteca Ramón Rosa y el Archivo Nacional, que antes compartían edificio en la actual Casa Morazán, el material histórico se dividió entre las tres instalaciones. Los periódicos y documentos históricos en la Biblioteca han sufrido la peor parte, gracias a la desidia e ignorancia de las autoridades.

Así, cuando uno acude ahora a la Hemeroteca Nacional Ramón Rosa que dirige la doctora Lina Mancuso, a solicitar para estudio los periódicos de épocas tan importantes como la dictadura de Carías (1933-1949), los empleados/activistas que allí laboran solo le responden a uno que ese material ya no está disponible, sin dar más explicaciones.

Basta ver el patio segundo de la Biblioteca Nacional para comprender el destino de esos periódicos. Un crimen que la Dirección de Cultura ha cometido en contra de las generaciones futuras al privarles del derecho de conocer nuestra Historia.

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.