/IZANDO VELAS

IZANDO VELAS

CRÓNICA PARLAMENTARIA

Nuestros honorables diputados retomaron el ritmo esta semana, tras el regreso del presidente Mauricio Oliva Herrera y el resto de los integrantes de la junta directiva que se encontraban en Washington afinando los detalles del convenio con la OEA para obtener la asistencia técnica del organismo en la redacción de una nueva ley electoral. Ante el prospecto de las reformas, los diputados de las tres bancadas mayoritarias ni cortos ni perezosos se han enfrascado en el tema de las negociaciones, entre pequeñas tertulias particulares y sonrisas de complacencia en sus rostros. Tras la llegada el jueves de la misión técnica de la OEA para las reformas electorales, un nuevo elemento se suma al estado de las negociaciones del poder legislativo.

El martes la sesión se reanudó a las 6:09 pm, y entró directamente a la discusión de varios dictámenes atrasados. El presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas, aprovechó para felicitar al diputado liberal Darío Banegas y al diputado vicepresidente del partido Alianza Patriótica Hondureña Bernardo Yllescas por sus respectivos natalicios. Tras la lectura en primer debate de un proyecto del poder ejecutivo para modificar el presupuesto de la Presidencia de la República por un montó de  L.1,564,500 lempiras exactos para cumplir con pagos diversos, que fue declarado favorable, se procedió a la lectura de correspondencia. El secretario del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, procedió entonces a anunciar que los suplentes que fueron integrados por sus propietarios podrán formar parte de las comisiones ordinarias como alternos para combatir  la mora legislativa. Las bancadas que salieron favorecidas con la mayor cantidad de alternos en las comisiones fueron, naturalmente, las tres bancadas mayoritarias. El secretario Zambrano finalizó el anuncio comunicando que si un diputado propietario no tenía interés en integrar una comisión en particular podía cambiar de comisión, esto debido a las quejas de los presidentes de las comisiones, que remarcaban el ausentismo de varios diputados en las reuniones de comisión.

Mientras tanto, los diputados aprovechaban para ir estrechando lazos de amistad en torno al tema de las reformas electorales. Uno de los más activos fue el diputado Jorge Cálix, que con toda confianza se acercó a los diputados Jorge Lobo y Reynaldo Ekónomo del Partido Nacional. Por su parte, la jefa de bancada del PINU-SD, Doris Gutiérrez, a pesar de sus reiteradas críticas contra la bancada de Libertad y Refundación, en especial a lo atinente a la interventora del Registro Nacional de las Personas, conversó amenamente con los diputados de Libre Luis Cruz y Pablo Ramón Soto. En otro lado del hemiciclo, el diputado suplente de Jorge Cálix, Grimaldi Paz, y el diputado Edgardo Castro hacían sus respectivos acercamientos con diputados de la bancada del Partido Liberal, con quienes intercambiaron muchas carcajadas.

Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo

Luego de los anuncios y de más dictámenes, el diputado y jurisconsulto Oswaldo Ramos Soto tomó la palabra para hacer un agradecimiento muy especial al diputado de Libertad y Refundación, Jorge Cálix, por los esfuerzos conjuntos que realizaron  para obtener la sede del Seminario Parlamentario Subregional sobre la universalidad e implementación del Estatuto de Roma, y también para agradecer al presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, su apoyo en este evento, a pesar de que no pudo participar dado su viaje la semana anterior para firmar el convenio con la OEA. Luego de la felicitación del presidente en funciones, Antonio Rivera, a los médicos por celebrarse el Día Latinoamericano del Médico, el diputado Jorge Cálix tomó la palabra. Grandes expectativas se cernían sobre su participación, ya que el diputado anunció el lunes vía Twitter que el coordinador general de Libertad y Refundación, Manuel Zelaya, le había dado instrucciones “para presentar durante la sesión de esta semana la solicitud de juicio político contra JOH por su manifiesta negligencia, incapacidad e incompetencia para desempeñar el cargo que ilegalmente ostenta” –aunque el de la idea había sido el diputado Jari Herrera, quien cometió el error de soltar la lengua en la conferencia de prensa del partido el lunes más temprano–. Sin embargo, el diputado Cálix aparentemente “se agüitó” y prefirió no seguir las instrucciones que le giró el líder máximo de su partido. En lugar de ello, el diputado Cálix presentó un difuso proyecto de ley para crear una partida presupuestaria –sin que el diputado mencionara un monto específico– de emergencia en el presupuesto nacional para ayudar –sin que el diputado mencionara acciones específicas en las cuales se implementará el monto desconocido de esta partida presupuestaria– a los migrantes y sus familias. El proyecto, a pesar de ser tan ambiguo, arrancó los aplausos de la bancada de Libertad y Refundación. 

El presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas, decidió entonces reanudar la discusión de la Ley de Contribución Social del Sector Social de la Economía, que incluye una amnistía tributaria para las empresas como cooperativas agrícolas, entre otros. Utilizando el mecanismo ideado por el secretario Tomás Zambrano para evitar llegar a la fe de erratas, el diputado liberal Víctor Barahona presentó una reconsideración a un artículo ya aprobado. El diputado del PINU-SD, Luis Redondo, participó para expresar que su bancada no votaría a favor de esta ley por estar en contra del mecanismo de reconsideración creado este año, afirmando que tal mecanismo era inconstitucional y que por ello su bancada se acercó a la UFECIC para presentar una denuncia. El secretario Tomás Zambrano decidió entonces explicar al diputado Redondo que él “no es quién para declarar que algo es inconstitucional,” sino que eso es atribución única de la Sala de lo Constitucional, y que por lo tanto denuncias sobre temas constitucionales se presentan ante la Corte Suprema de Justicia y no ante la UFECIC. “Redáctela,” retó Zambrano a Redondo para que hiciera formal su denuncia, y apuntó para finalizar, “Lastimosamente creo que tiene que leer más compañero.” La explicación del secretario al parecer caló en la bancada del PINU-SD más que las palabras de Redondo, que al final fue el único que votó en contra. Tras la aprobación de varios artículos, la sesión se suspendió. 

Fotografía: Nincy Perdomo

El miércoles la sesión se reanudó después de las 5:00 pm con la presencia del presidente Mauricio Oliva y la aprobación de varios contratos de servicios que suscribió el Banco Central de Honduras y luego varias reformas a la ley de Transporte Terrestre de Honduras. Mientras tanto, en el rinconcito de siempre hacían su desfile habitual varios diputados de todos los partidos, entre ellos Felicito Ávila de la Democracia Cristiana, José Alfredo Saavedra del Partido Liberal, Edgardo Casaña y Pablo Ramón Soto de Libertad y Refundación, entre otros, que discutieron, seguramente, lo ocurrido en Washington durante el viaje de la junta directiva para visitar la OEA. En lo que los honorables conversaban, el presidente Mauricio Oliva tuvo que dejar la sesión, pero en lo que iba pasando se encontró con el diputado Jorge Cálix, a quien saludó afectuosamente pero también “se lo llevó jalado” para platicar sobre algunas cosas junto al resto de miembros de la tertulia privada.

Pronto se reanudó la discusión final del proyecto de Ley de Contribución Social del Sector Social de la Economía, que rápidamente se fue aprobando con el apoyo de la bancada de Libertad y refundación y en especial el diputado Juan Barahona, a quien luego el diputado y jurisconsulta Oswaldo Ramos Soto habría de felicitar por lo oportuno de sus intervenciones. El diputado Redondo, viendo frustrados sus intentos de persuadir a la cámara de no apoyar el proyecto, procedió a leer una carta que aseguró venía del sector cooperativista –sin mencionar el nombre del emisor– donde afirmaba que la ley iba en detrimento de los intereses del sector social de la economía. El único diputado que apoyó la postura de Redondo fue el diputado suplente de Olivia Zúniga, Lenin Laínez, quien afirmó haber recibido la misma misiva. Al final, poco importó lo que expusieran los diputados, puesto que la ley se terminó de aprobar. El diputado nacionalista Óscar Nájera prorrumpió entonces en un discurso celebratorio donde hacía un recuento de las luchas campesinas y las diferentes empresas y cooperativas agrícolas que figuraron en la historia del campesinado hondureño. Al final, dirigiéndose quizás a los diputados Redondo y Laínez, Nájera sentenció, “Esos dos votos rojos son antisociales de este país”.

Concluido el tema agrícola, el diputado Oswald Ramos Soto pidió la palabra para pronunciar una memoria de la historia política de nuestro país en honor al Día de la Constitución. El catedrático fue describiendo las diferentes situaciones políticas que provocaron las diferentes constituciones en la historia de nuestro país. Entre las cuestiones que abordó el jurisconsulto estaba la unidad partidaria, la naturaleza del poder constituyente, y los distintos movimientos políticos que ocasionaron crisis constitucionales en Honduras. Al hilar su conclusión, en la que destacó que muchos errores se habían cometido de parte de todos los institutos políticos, el diputado de Libre, Sergio Castellanos, exclamó a lo lejos, “¡Como la reelección!” Ante el exabrupto, el diputado Ramos Soto respondió a Castellanos, “Cállese por favor muchacho, que usted es un analfabeta.” El asombrado Sergio Castellanos no pudo hacer otra cosa más que reír. Tras la presentación de dos proyectos de ley, la sesión se suspendió.

Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo

El jueves la sesión comenzó al filo de las 12 del mediodía, después de que el presidente Mauricio Oliva recibiera a los miembros de la misión técnica de la OEA que trabajarán en conjunto con los diputados del Congreso Nacional para la elaboración de una nueva ley electoral. Nuestro honorables diputados, en un hemiciclo por lo demás bastante vacío, procedieron a presentar sus iniciativas de ley y mociones ante el escaso pleno del Congreso Nacional y ante la mirada de los estudiantes universitarios de Choluteca, que hacían una visita académica ese día. Después de una hora de trabajo, la presidenta en funciones, Gladys López, cerró la sesión. A ver qué nos depara la próxima semana.

Nincy M. Perdomo, hondureña, nacida en Tegucigalpa. Es Licenciada en Comunicación y Publicidad (Unitec). Ha publicado textos varios en la revista Mera V (Honduras), La Rabia del Axolotl (México), Revista Ombligo (México) y República de Papel (Nicaragua). Actualmente es stringer video para la Agencia Francesa de Prensa (AFP).