ENTRE LLAMAS Y PITORETAS

Nuestros honorables diputados realizaron una nueva carambola hacia las vacaciones legislativas esta semana, acortando, entre vuvuzelas y pitos que “traumaron” a más de alguno, la única sesión de la semana. El alboroto fue tal que la entrega de los premios legislativos tuvo que realizarse en un restaurante de la capital, por más que pataleara una que otra periodista. El martes los diputados de la bancada de Libertad y Refundación se reunieron en su sede previo...

Nuestros honorables diputados realizaron una nueva carambola hacia las vacaciones legislativas esta semana, acortando, entre vuvuzelas y pitos que “traumaron” a más de alguno, la única sesión de la semana. El alboroto fue tal que la entrega de los premios legislativos tuvo que realizarse en un restaurante de la capital, por más que pataleara una que otra periodista.

El martes los diputados de la bancada de Libertad y Refundación se reunieron en su sede previo a la sesión convocada para las tres de la tarde, donde se decidió que la línea era detener el transcurso de las sesiones hasta que se aprobaran los integrantes de los nuevos órganos electorales, pese a que todavía no se han terminado de dictaminar las leyes procesales tanto del Tribunal de Justicia Electoral (TJE) como del Consejo Nacional Electoral (CNE). Pasadas las seis y media de la tarde, la sesión finalmente comenzó cuando el presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas, hizo sonar la campana entre el bullicio de los silbatos y las pitoretas.

Fotografía: Cortesía Bancada LIBRE

Muy pronto, varios integrantes de la bancada de Libertad y Refundación dejaron sus curules para acercarse al estrado de la junta directiva para efectuar su protesta contra la permanencia de los actuales magistrados del –aún vigente– Tribunal Supremo Electoral. Mientras se recibía correspondencia del Poder Ejecutivo y otros diputados presentaban algunas propuestas de ley, la bancada de Libertad y Refundación intensificaba su agitación subiéndose a los escritorios de la junta directiva y exclamando consignas. El momento más álgido llegó cuando el diputado de Colón, Pablo Ramón Soto, incendió una copia de la Constitución de la República en pleno hemiciclo, lo que hirió las “delicadas sensibilidades” de otros diputados del Congreso Nacional, que al parecer nunca han puesto pie en alguna protesta. La vista del fuego, no obstante, caldeó los ánimos de los diputados de Libertad y Refundación, que tras reclamos hechos por otros diputados comenzaron a increpar violentamente a otras bancadas, lo que llevó a un intercambio de gritos y hasta de proyectiles. El desparpajo provocó que después que quince intensos minutos se suspendiera la sesión y se convocara a sesión hasta el jueves 23 de Mayo, para la entrega de los premios legislativos a la prensa en el marco del Día del Periodista.

Fotografía: Cortesía El Heraldo.

El miércoles, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, aprovechó para volver a socializar el Código Penal recién promulgado –ante la indignación popular por la reducción de varias penas– . La bancada nacionalista, por su parte, dio una conferencia de prensa, con rostros largos y adustos, para condenar “las atrocidades” cometidas en la sesión del día anterior, en la que varios diputados nacionalistas salieron a reclamarle al subjefe de la bancada de Libre, Jorge Cálix, la ausencia del dictamen de la Ley Procesal Electoral, cuya comisión él preside y de cuyo dictamen nada se sabe. En el lado rojinegro, los legisladores de Libertad y Refundación se preparaban para entregar la segunda parte del espectáculo del martes.

Fotografía: Cortesía Congreso Nacional.

“Tempranito, tempranito,” llegaron el jueves los diputados de Libertad y Refundación ya pertrechados con sus instrumentos sonoros y sus habituales pancartas, solo para darse cuenta que minutos antes se había suspendido la ceremonia de premiación, que luego sería reubicada a un famoso restaurante capitalino. Mientras los diputados de Libre continuaban con la sesión de fotos en los bajos del Congreso Nacional y aclaraban que su intención no era boicotear los premios si no evitar que se intentara sesionar después, algunos galardonados se molestaron por no poder recibir sus homenajes en el hemiciclo legislativo, que lucía desolado y triste, pero igual hicieron acto de presencia al “steak house” para recibir de parte de Mauricio Oliva sus galardones. A ver qué nos depara la próxima convocatoria.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019