/CONSENSOS DE A TRES

CONSENSOS DE A TRES

CRÓNICA PARLAMENTARIA

Una semana relativamente tranquila vivieron nuestros parlamentarios, ya que “el ojo del huracán” estuvo en las reuniones de la comisión de presupuesto, que trabajan arduamente en conseguir los votos suficientes para lograr la aprobación del Presupuesto General de 2019. Entre la aprobación –gracias al diálogo entre las tres bancadas mayoritarias– de la Ley de Control de Armas, y la presentación de unos sorpresivos proyectos de exoneración fiscal para instituciones del Estado se fue la semana anterior.

El martes la sesión comenzó con el análisis que remitió el Registro Nacional de las Personas sobre la iniciativa ciudadana que presentaron las asociaciones de taxistas, que fue desestimada al comprobar que un 60% de las firmas no eran válidas. Esto generó molestias en el gremio de transporte, que de inmediato anunció que retomarán las acciones de protesta en las calles. Luego de la discusión de varios dictámenes en primer debate, se reanudó la discusión de la Ley Especial de Adopciones en su artículo 57, a punto de llegar a su aprobación total.

En la bancada liberal, sin embargo, los diputados se reunían en torno al jefe de bancada, Elvin Santos, quien hizo oficial ante los medios de comunicación su retorno al hemiciclo legislativo (a pesar de tener casi un mes de haber reaparecido en los salones del Congreso Nacional tras su breve estancia en el Primer Batallón, que en últimos años parece más un exclusivo hotel de montaña) y a sus funciones como líder de los rojiblancos. Parece ser que los constantes citatorios del Central Ejecutivo del Partido Liberal han cimentado la autoridad del empresario de la construcción y fortalecido la desconexión entre autoridades de partido y representantes electos. “El renacido” tomó su tiempo para hacer las acostumbradas consultas a la junta directiva sobre los más diversos temas, dentro de los que seguramente figura el Presupuesto General de 2019.

Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo

El miércoles la agenda de trabajo de los diputados era un poco más fuerte, ya que se aprobaron varios dictámenes cortos, como el Convenio Internacional sobre Responsabilidad Civil por la Contaminación de Hidrocarburos, suscrito por la Marina Mercante, además de la discusión de la Ley Especial de Adopciones, la Ley de Aviación Civil y la Ley de Control de Armas, que generó un amplio debate al discutir el aumento a la tarifa de los permisos de portación. El diputado Yury Sabas y varios diputados del Partido Liberal y del Partido Libertad y Refundación se opusieron rotundamente a los aumentos, por lo que el presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas, suspendió la discusión del artículo –el último para aprobar la ley en su totalidad– y comisionó a los diputados Yury Sabas, del Partido Liberal, Carlos Zelaya Rosales, del Partido Libertad y Refundación, y Nelson Márquez, presidente de la comisión y diputado del Partido Nacional, para que acordaran en qué proporción debería darse el aumento a la tarifa del permiso de portación de armas y otras licencias.

Al final de la sesión, los comisionados tomaron la palabra para revelar los acuerdos adquiridos. El diputado Yury Sabas manifestó que “fue una reunión de altura. El mensaje es claro, presidente: dialogando nos podemos poner de acuerdo.” Por su parte, el diputado y vocero de la bancada de Libertad y Refundación, Carlos Zelaya Rosales, apuntó, “Como dice Yury, hablando nos podemos entender,” y reveló que el consenso entre el tripartidismo fue dejar el aumento en un 11% del salario mínimo, en lugar del 23% que originalmente contemplaba el artículo. Luego de esta muestra de fraternidad, entendimiento y consenso entre las tres fuerzas políticas más grandes del legislativo, finalmente se terminó de aprobar la Ley de Control de Armas, que según el presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas, demoró cinco meses en su discusión y aprobación.

Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo

El jueves los honorables diputados aprovecharon para dedicarse a sus tertulias particulares y para presentar sus proyectos, pero debido a la gran cantidad de participaciones pendientes, el presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas, pidió a los parlamentarios que no se extendieran más allá de dos minutos y medio, cronometrados en las pantallas del hemiciclo, para hacer lectura de sus iniciativas de ley. El diputado Francisco Paz aprovechó para echarse una buena carcajada con su paisano Celin Discua Elvir dadas las curiosas elecciones de moda de ambos diputados.  Sin embargo, el diputado Francisco Paz, haciendo gala del espíritu de unidad que fuera expresado en la aprobación de la Ley de Control de Armas por su líder de bancada Carlos Zelaya, se dirigió también a su otro paisano, el diputado liberal Mario Segura, para triangular esfuerzos por el desarrollo de las comunidades de El Paraíso.

Entre tanto, los diputados presentaban sus iniciativas de ley ante el pleno, pero el bullicio de las amenas pláticas entorpecía las lecturas de los proyectos de ley, por lo que el secretario del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, tomó la palabra para reclamar a sus compañeros de cámara que no era posible que faltaran el respeto a la cámara, y pidió la atención de los diputados a lo que se estaba presentando. Pronto llegó el espacio para que el diputado Edwin Gómez, suplente del diputado nacionalista José Villanueva, presentara al pleno una iniciativa para condonar a COPECO y al Sistema de Emergencia 911 una deuda por más de 20 millones de lempiras, y para exonerar de ahora en adelante a estas instituciones del Estado todo pago de energía eléctrica. Luego vino el turno de la diputada Kenia Martínez, suplente del diputado Tomás Ramírez, para presentar un proyecto en beneficio del alcalde de La Ceiba, Jerry Sabio, para condonar a la municipalidad de La Ceiba L.134,205,318.00 en deudas de la administración anterior al IHSS, a EEH, a SAR, y al INFOP.

Fotografía: Nincy Perdomo

Otro diputado suplente que estuvo muy solicitado el jueves fue Alejandro Martínez, hijo del secretario del Tribunal Supremo Electoral y suplente de la diputada liberal Sobeyda López, quien fue abordado por su correligionario Ricardo Elencoff, participó en tertulias con su jefe de bancada Elvin Ernesto Santos, y recibió la inesperada visita del suplente Grimaldi Paz, cuyo diputado propietario, Jorge Cálix, no asomó “el cacho” en toda la semana pasada. A ver qué nos depara esta nueva semana.

Nincy M. Perdomo, hondureña, nacida en Tegucigalpa. Es Licenciada en Comunicación y Publicidad (Unitec). Ha publicado textos varios en la revista Mera V (Honduras), La Rabia del Axolotl (México), Revista Ombligo (México) y República de Papel (Nicaragua). Actualmente es stringer video para la Agencia Francesa de Prensa (AFP).