/Conflictos 2018: México, elecciones y el Tratado de Libre Comercio
AMLO

Conflictos 2018: México, elecciones y el Tratado de Libre Comercio

México se enfrenta a un año electoral y de políticas económicas duras y la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ambas situaciones de riesgo para el mercado.

La renegociación del TLCAN con un Donald Trump poco diplomático y carente de filtros verbales envuelto en una nueva polémica cada día, la pérdida de popularidad por su propuesta de levantar un muro fronterizo.

Con un acuerdo que cumple ya 23 años de vigencia, en esta oportunidad comenzó en agosto del 2017 con pocos resultados.

El proteccionismo de los Estados Unidos han hecho lento el proceso, Canadá, Estados Unidos y México comparten el objetivo de renovar el acuerdo a finales de marzo antes del inicio de la campaña electoral en México. Aunque esto pasa por el filtro de que Estado Unidos suavice su postura, en cambio Canadá y México tienen pocos incentivos para comprometerse con la actual administración.

2

De no haber acuerdo –que es poco probable- o que Trump se retire de la negociación –algo improbable también- no seria el final del Tratado pero si dejaría en suspenso millones de dólares de actividad económica de la región.

“Una vez que la campaña presidencial comience en marzo, será muy difícil para los negociadores del gobierno acordar compromisos significativos sin parecer inclinarse ante el “vecino hegemónico” de Estados Unidos.”

Las elecciones de México

El candidato favorito es Andrés Manuel López Obrador (AMLO) del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) aunque en palabras de la periodista mexicana Fabiola Rocha:

“Si bien AMLO está a la cabeza a medio año de las elecciones, el aparato institucional y la prensa están respaldando al candidato oficialista del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade”.

Las encuestas hasta el momento ubican al candidato de MORENA en primer lugar. A Ricardo Anaya en un segundo lugar, con la coalición Por México al Frente, surgido de una unión de los partidos: Por México al Frente, el PRD (Partido de la Revolución Democrática) de corte izquierdista, el PAN (Partido Acción Nacional) conservador y el MC (Movimiento Ciudadano) y en un tercer lugar al PRI (El Partido Revolucionario Institucional).

Las elecciones en México como en otros países son un punto neurálgico tanto para las negociaciones de mercado, acuerdos y tratados regionales, serán un punto de agenda muy importante en el 2018, dado que la prensa internacional ha calificado el discurso de Andrés Manuel López Obrador de retórica antiestadounidense y una y una plataforma de política económica estatal.

La demanda pública de cambio favorece a López Obrador y el gobierno actual no se ayuda mucho con los casos de corrupción, la problemática de seguridad y el lento proceso económico. La participación en las elecciones siempre ha sido de alrededor del 40 por ciento explica Rocha y prevé unas elecciones muy complicadas a menos que la población se vuelque en masa a votar.

Aunque López Obrador no es tan radical como la imagen que le han creado, pero si representa una ruptura antisistema del modelo económico favorable a los inversionistas, en la actualidad significa una fuerte oposición a la apertura del sector energético a inversionistas extranjeros.

Fuente original en inglés:

www.eurasiagroup.net