/Conflictos 2018: la guerra fría tecnológica mundial

Conflictos 2018: la guerra fría tecnológica mundial

2018 será un año más de avances tecnológicos importantes, la revolución de las comunicaciones le ha dado un poderoso acceso a la información y a la colaboración transfronteriza, el tema de los datos, y su manejo, la inteligencia artificial y su trascendencia en la vida tecnológica desde robots de casa hasta autos con navegador automático. No es de olvidar el contexto en el que estos avances se dan.

“la convergencia de la inteligencia artificial, los macrodatos y las redes ultrarrápidas es el elemento que cambia las reglas del juego.”

Muchos catalogan el uso de teléfonos móviles de alta gama como un experimento social entre los jóvenes con potencial económico, lo que les permite interactuar con un mundo cada vez más acelerado.

Desde que los aparatos domésticos comenzaron a recabar datos y una conectividad que ha hecho más cómoda la vida en el hogar, pero desconectándonos socialmente del resto del mundo en un aislamiento digital. La realidad aumentada.

También puede leer:

Nuevamente en este marco tecnológico las potencias aceleran la competencia para dominar la inteligencia artificial y la supercomputación, entre otras tecnologías que requieren una gran inversión, la competitividad es por lograr ser el primero y el dominio de esas tecnología en las próximas décadas, con aplicaciones tanto civiles como militares, y estar a la vanguardia de la economía y la geopolítica.

2

Estados Unidos tiene talento, pero China entrena tecnólogos y aporta mucho dinero a sus programas de investigación y hardware de producción propia. La batalla por la tecnología llega hasta el mercado, enfrentando a los compradores que tendrá que decidir qué productos y estándares adoptará Estados Unidos.

“África, India, Brasil e incluso en Europa. China y los EE. UU. Participan en una competencia global para ser el principal proveedor de tecnología para sus diversos socios internacionales”.

Tres áreas de desarrollo de esta guerra fría tecnológica mundial:

Infraestructura: cableado de fibra óptica hasta almacenamiento en la nube.

Bienes de consumo: teléfonos inteligentes de próxima generación en cada mano.

Equipos de adquisición y seguridad: vínculos entre gobiernos sobre ciberseguridad creará dependencias técnicas que se traducirán en lazos políticos.

La fragmentación de la tecnología

Es uno de los efectos inmediatos de esta guerra fría tecnológica mundial. China con su 700 millones de usuarios que permanecen detrás del cortafuegos, el papel del controlar el flujo de información también es un desafío que Rusia y China están tomando, e implementando leyes de seguridad informática.

Otro reto que tienen es reducir la dependencia del Hardware y el Software de occidente. Esta fragmentación genera riesgos de mercado por la creación de los cuasimonopolios gracias a la influencia que tienen las corporaciones promovidas por el estado y el sector privado. El ambiente se prepara para un nuevo orden económico y político modelado por la tecnología y quien la domine.

Fuente original en inglés:

www.eurasiagroup.net