Internacionales

Conflictos 2018: China

el

Una China consolidada internamente podría redefinir el entorno externo, el mercado y sus regulaciones basadas en la globalización que quiere China. El gigante asiático se había dejado al lado hablar del liderazgo mundial, pero 2018 será el año en que buscará entrar en esa competición.

Donald Trump es protagonista de este punto de agenda también, por su personalidad y su fuerte incontinencia verbal, generando incertidumbre sobre el papel de los Estados Unidos en Asía, creando un vacío de poder que China seguramente aprovechará.

El modelo político de China se percibe más fuerte que nunca, en un aprovechamiento de la imagen de debilitamiento que tiene Estados Unidos con su presidente, esto podría significar un reordenamiento global del poder y dominio de mercados. Xi Jinping considerado como el presidente más fuerte desde Mao Zedong obligaría a realizar reformas en el modelo político estadounidense, reformas políticas estructurales como una necesidad para mantenerse en el nivel de potencia y de competitividad que plantean otras potencias es un desafío para el gobierno de Trump en un momento en que China se perfila más fuerte.

1

China está estableciendo estándares internacionales en áreas importantes:

Comercio e inversión: China está creando una arquitectura global, no se restringe a lo domestico que ya lo reguló, su visión va más allá:

“Este modelo genera interés e imitadores, y los gobiernos de Asia, África, Oriente Medio e incluso América Latina apuntan más hacia las preferencias políticas de Beijing porque las consecuencias de las transacciones directas se han vuelto mucho más impactantes”.

Tecnología: junto con Estados Unidos lideran la investigación y desarrollo de las nuevas tecnologías lo que se ha denominado: la guerra fría tecnológica mundial, tienen interés especial en dominar el campo de la inteligencia artificial. Aunque hay un punto de inflexión, mientras este desarrollo en los Estados Unidos es financiado por el sector privado, China lo hace desde el Estado lo que alinea a las empresas e instituciones más fuertes del país y garantiza que la población este en sintonía con lo que el Estado quiere.

También puede leer:

Conflictos 2018: Trump, Venezuela y Red Herring

Capitalismo autoritario y de Estado estabiliza a China, se prevé que este modelo se replique gracias a que es conveniente, esto será una influencia económica para sectores tecnológicos en naciones pequeñas con estándares y empresas chinas.

Valores: China tiene como principio la no injerencia en asuntos de otros países, esto se presenta como un atractivo para los gobiernos acostumbrados a las demandas occidentales tanto políticas como económicas a cambio de ayuda financiera. Según análisis, China no tiene un atractivo en la seguridad nacional basados en que se ha mantenido neutral en la guerra contra el terrorismo, lo que lo hace un gigante regional no mundial como su antagonista Estados Unidos.

El entorno comercial global tendrá que ajustarse a un conjunto de reglas, estándares y practicas regularizadas por China lo que representa un costo mayor para hacer negocios y se ira extendiendo por la influencia china en la economía mundial y su política dominante.

“la creciente asertividad de Xi corre el riesgo de tener efectos negativos en el hogar y crea una amenaza a largo plazo para el modelo chino.”

China no es un sustituto dominante pero es un alternativa, Xi está listo a extender aún más la influencia de China y este sería el mayor riesgo mundial este año, países desarrollados de Así como: Japón, India, Australia y, Corea del Sur podrían ver esta expansión como una amenaza para su modelo, esto afectaría las relaciones comerciales con Estados Unidos y mayor hostilidad con Corea del Norte.

 

Fuente original en inglés:

www.eurasiagroup.net

Acerca Redacción

Recommended for you