/COMO INACEPTABLE E INHUMANO CALIFICA MÉDICOS SIN FRONTERAS A LO OCURRIDO AYER EN GAZA
fotonoticia_20180406141132_640

COMO INACEPTABLE E INHUMANO CALIFICA MÉDICOS SIN FRONTERAS A LO OCURRIDO AYER EN GAZA

 

Lo sucedido hoy es inaceptable e inhumano. Así inicia el comunicado difundido este día por la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras, en relación a los enfrentamientos ocurridos ayer en Gaza entre manifestantes palestinos y el ejército israelí que hasta la fecha reportan más de 60 muertos y miles de heridos.

Según informan autoridades de salud palestina, la cifra proporcionada por las autoridades de salud de la Franja de Gaza es de  60 muertos y 2,271 heridos, incluidas 1,359 personas heridas con munición real.

“Es insoportable ser testigos de cómo una cantidad tan grande de personas desarmadas recibieron disparos en tan poco tiempo.”

“En uno de los hospitales donde trabajamos la caótica situación puede compararse con lo que observamos después de los bombardeos durante la guerra de 2014; con una afluencia masiva de personas heridas en unas pocas horas y desbordando por completo al personal médico. Hoy, nuestros equipos realizaron más de 30 intervenciones quirúrgicas; algunas de estas intervenciones se realizaron con dos o tres pacientes en el mismo quirófano, e incluso en los pasillos.”

“Este baño de sangre es la continuación de la política del ejército israelí de las últimas siete semanas: disparar con munición real a los manifestantes, bajo la suposición de que cualquiera que se acerque a la cerca de separación es un objetivo legítimo. La mayoría de los heridos se verán condenados a sufrir lesiones de por vida.”

Las protestas en la frontera de Gaza fueron convocadas por Hamás en contra del traslado de la Embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén en el día en que Israel cumple 70 años. Unas 40.000 personas participaron en marchas hacia la frontera divisoria en la Franja palestina. Los palestinos también protestaban con motivo de la ‘Gran Marcha del Retorno’, que reclama el derecho de los refugiados palestinos a volver a sus hogares.

A pesar de que el presidente estadounidense, Donald Trump, asegura que el traslado de su legación y el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí “servirá para avanzar hacia la paz”, este ha sido el día con el mayor número de muertos en un día desde 2014, informa el periódico español publico.es.

A las protestas acudieron familias enteras, padres, madres, ancianos y niños, algunos de los cuales se situaron en la vanguardia de las protestas frente a la divisoria.

En Ramala se congregaron más de tres mil personas, que marcharon hacia el puesto de control militar israelí de Qalandia, donde se registraron disturbios con 35 heridos y atendidos por asfixia, y también hubo manifestaciones menores en Hebrón, Nablus y Belén.

“Vamos a marchar hacia Jerusalén contra el traslado de la embajada estadounidense. Jerusalén es la capital de los palestinos y todos estamos unidos contra la decisión de EEUU”, dijo a Efe Isam Baqer, participante de la marcha de Ramala.

Líderes de la sociedad civil en Palestina han convocado a una huelga general para este día.

Escuelas y universidades, bancos, tiendas e instituciones públicas cerraron sus puertas y a primera hora de la mañana se quemaron algunos neumáticos en los principales cruces de la capital, donde apenas hay tráfico rodado.

Camiones y autobuses se desplazaron a varios puntos de Gaza y otras ciudades para recoger a los vecinos y trasladarlos a las fronteras con Israel, donde hay convocadas a media mañana marchas de protesta en un denominado Día de la Ira.

Desde los altavoces de las mezquitas se instaba a los ciudadanos a participar y a unirse a las protestas, pidiendo la participación de un millón de personas.

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) está en estado de alta alerta y ha reforzado sus efectivos alrededor del enclave costero controlado por Hamas, con un aumento del número de batallones de combate, unidades especiales, fuerzas de inteligencia y francotiradores.

La versión de Israel

El teniente coronel Jonathan Conricus, portavoz del Ejército israelí, señaló en conversación con un pequeño grupo de periodistas que “esta es la octava semana de la violencia orquestada por Hamás, y ha habido un nivel de violencia sin precedentes, en el que han tratado de plantar explosivos en la valla en tres diferentes puntos e intentado penetrar en Israel”.

Los islamistas, aseguró, “envían a civiles a la frontera para que sus operativos entren después a matar a civiles israelíes y también son culpables de quemar y destruir la parte palestina del cruce de Kerem Shalom”.

A su entender, “Hamas está matando a Gaza” y se puede ver “un claro patrón” para empeorar la situación humanitaria en la Franja, mientras que Israel lo que intenta hacer es “defender sus hogares”.

“No vamos a permitir ninguna infiltración en Israel ni riesgos para los civiles israelíes, por parte de miembros de Hamás o de hordas de gente tratando de romper la valla”, advirtió.

El ejército de Israel realizó hoy varios ataques aéreos a infraestructuras militares de Hamás alejadas de los puntos de las manifestaciones, que Conricus aseguró que no son tales, sino “disturbios violentos”.

El portavoz castrense considera los eventos de hoy como los más “feroces y violentos, tanto por la cantidad de personas como por la multiplicidad de lugares (trece en vez de los cinco habituales) y por los continuos intentos de cientos de amotinados de romper la valla en varios puntos distintos”.

Respecto a los heridos palestinos, dijo que la mayoría son por inhalación de gas y que no se puede confiar en los datos que da Hamás sobre heridos y muertos.

Además, considera que “el nivel de violencia que Hamás utiliza es el único factor que determina la cantidad de víctimas”.

El general de Brigada Ronen Manelis, por su parte, declaró que Israel “no puede tolerar este tipo de acciones terroristas, y serán respondidas con fuerza”.

Reacción de los países árabes

Tras los sucesos en Gaza, varios países árabes estudian pedir una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Gaza. Kuwait es el país que lidera esta iniciativa.

“Hoy o mañana podríamos pedir una reunión de emergencia”, dijo a los periodistas el embajador kuwaití ante Naciones Unidas, Mansur Al Otaibi.

Al Otaibi responsabilizó a Israel de lo ocurrido en las últimas horas en la frontera de Gaza, donde al menos 41 personas han muerto por disparos del Ejército israelí, según datos del Ministerio de Salud palestino.

“Lo condenamos y habrá una reacción por nuestra parte”, dijo el representante de Kuwait, que es miembro no permanente del Consejo de Seguridad.

El gobierno de Estados Unidos por su parte dijo a través de un comunicado, que no se podía culpar a Israel por lo sucedido en Gaza, sin dar mas detalles.

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.