/Como “Crimen de Estado” califican operativo que acabó con la vida de Óscar Pérez en Venezuela

Como “Crimen de Estado” califican operativo que acabó con la vida de Óscar Pérez en Venezuela

Óscar Pérez, el expolicía, piloto y actor aficionado de 36 años que protagonizó en 2015 la película ‘Muerte Suspendida’, filme de acción basado en un famoso secuestro de un comerciante portugués en Caracas en 2012 y que se hizo famoso al sublevarse en contra del gobierno en el marco de una extensa jornada de protestas en contra del gobierno de Maduro, murió abatido el día de ayer martes en un operativo a manos de las fuerzas a las que antes sirvió. Los videos que muestran su intento de entregarse levantan las alertas del operativo que desde ya está siendo calificado como Crimen de Estado.

Declarado como el “criminal más buscado” en Venezuela, Pérez fue acorralado el lunes en un vasto operativo que dejó otros seis muertos de su grupo y seis detenidos, así como dos policías fallecidos y ocho gravemente heridos, según el informe oficial.

El ministro del interior, Néstor Reverol confirmó la muerte de Oscar Pérez a través de un comunicado. Según el ministro, Perez “atacó a nuestros funcionarios” cuando las autoridades se disponían a negociar la entrega. Cosa que el mismo Oscar Perez desmintió minutos antes de morir en varios videos publicados en sus redes sociales y que ahora se han viralizado.

El ministro Reverol también informó que la oposición venezolana facilitó información para la ubicación del ex policía insurrecto y parte del grupo de La Resistencia en la mesa de diálogo en República Dominicana.

584b2ad3b352d414fc0f88e9102843a17b1c1f86

Óscar Perez Estuvo unas siete horas sitiado con sus hombres, armados, en una casa en la carretera a El Junquito, unos 25 km al noroeste de Caracas. Durante el operativo difundió videos en Instagram y Twitter en los que, con el rostro ensangrentado, acusaba a las autoridades de intentar matarlos, pese a estar dispuestos a entregarse.

Su esposa, Dana Vivas, denuncia “una masacre” y organizaciones de derechos humanos alertan sobre una posible “ejecución extrajudicial”, mientras que el gobierno sostiene que las autoridades respondieron a fuego enemigo.

La acción se produjo siete meses después de que el expolicía atacara desde un helicóptero edificios gubernamentales, en medio de una ola de protestas contra el presidente Nicolás Maduro que dejó unos 125 muertos entre abril y julio del año pasado.

Maduro, a quien el exagente calificaba de “dictador”, aseguró el lunes que Pérez tenía “espeluznantes” planes terroristas.

Luego de un día de especulaciones e incertidumbre en Venezuela, la oposición, a través de un comunicado, tachó al ministro Reverol de mentiroso. Alegando que “la unidad Democrática deplora las irresponsables y falsas insinuaciones del Nestor Reverol (…) Todo el País conoce a este personaje y sus nuevas ‘mentiras oficiales’ no sorprenden a nadie.” De igual forma instó al ministro a responder qué hacían grupos paramilitares armados al frente de una operación de orden público; luego de que otro ministro, Freddy Bernal, congratulara a Heiker Vásquez, líder del colectivo/grupo paramilitar 23 de enero, al ser dado de baja en la operación.

Por otro lado, la ex fiscal protegida por el gobierno colombiano, Luisa Ortega Díaz calificó el caso de ejecución extrajudicial y que “No se garantizó la vida de estos jóvenes como se hizo con Hugo Chávez y Diosdado Cabello en 1992” haciendo referencia al golpe de estado fallido que lideró Hugo Chávez. Para la fiscal, la orden que llevaban los cuerpos de seguridad era asesinarlo.

Fue un “crimen alevoso” y “terrorismo de Estado”, alegó el diputado opositor José Luis Pirela. Para Pirela no tiene sentido que los cuerpos no sean entregados a sus familiares y continúen bajo jurisdicción militar, siendo que los cadáveres de los colectivos armados que participaron en el operativo ya fueron entregados.

Según Nicolás Maduro, quien en su Memoria y Cuenta del 2017 hizo mención del caso, Colombia financiaba a Oscar Pérez y a su grupo ‘terrorista’ con 4 dólares a cada miembro. Asegurando que, para el primer trimestre de este año, el grupo tenía planes terroristas como estallar un auto bomba en una embajada.

El refugio de Pérez en las afueras de Caracas quedó marcado con lanzacohetes y más de 120 tiros en la fachada y su dueño, un médico cirujano llamado William Sequera, fue detenido el día de ayer.