Honduras

REFORMAS AL CÓDIGO PENAL: UN CIRCO A DOS LADOS

el

A principios de Febrero, la criminóloga y experta en asuntos de Seguridad, Arabeska Sánchez, manifestó a La Prensa que los políticos estaban utilizando el tema de la violencia como un elemento de sus campañas políticas. “Estamos viendo cómo temas tan sensibles, no solamente para las familias dolientes sino para la población en general, están siendo usados por los políticos que en vez de buscar soluciones al problemas comenzaron a tomar banderas políticas,” dice Sánchez. “Se están acusando entre sí sobre el tema de las masacres (…). Creo que esta clase política ha tocado fondo en términos de egoísmo. Están irrespetando a una ciudadanía que ya está harta de estar viendo cómo siguen existiendo altos niveles de violencia y ellos están usando esos datos.”

Basta con ojear los titulares de los medios de comunicación para percatarse de que lo expresado por Sánchez es verídico. Las facciones políticas han llevado un tema vital, que actualmente se encuentra en crisis, a un estado de elevada polarización, que deja la impresión de ser el resultado de un acuerdo en privado para atacarse en público y repartirse las partes de una estrategia mediática para agenciarse votos. Mientras tanto, la gente en los barrios y colonias de nuestro país sigue acechada por la delincuencia en todos sus niveles, sin encontrar una salida que logre frenar el cada vez más precipitado descenso del nivel de seguridad en Honduras.

David Chávez convocó a sus bases al Congreso Nacional, de donde seleccionó una delegada a quien presentó como representante de las asociaciones de mercados. La delegada leyó un comunicado apoyando las reformas.

David Chávez convocó a sus bases al Congreso Nacional, de donde seleccionó una delegada a quien presentó como representante de las asociaciones de mercados. La delegada leyó un comunicado apoyando las reformas.

El miércoles anterior, 15 de febrero, durante la reunión que sostuviera la comisión de dictamen con los secretarios en los despachos de Seguridad y Defensa para revisar nuevamente el dictamen y tratar de establecer consensos, el circo volvió a asomar su cabeza, esta vez con la ayuda del diputado nacionalista David Chávez Madison. Chávez conminó a sus bases para hacerse presentes en los bajos del Congreso Nacional, de donde eligió una delegada y la presentó como representante de los mercados del Distrito Central. En conferencia de prensa, la representante de Chávez –mal que bien– leyó un pronunciamiento en el que hacía patente el apoyo de las comunidades de los mercados a las reformas al Código Penal, en un argumento que iba de agradecer cómo la presencia de la PMOP en los puestos de negocios había mejorado la seguridad para los vecinos a que la situación de seguridad era insostenible y que las reformas eran necesarias para recuperar la paz en el país.

Chávez, vocero en nombre de las huestes nacionalistas, se ha dedicado en sus comparecencias desde principios de este año, a blandir la confrontación como estandarte político; más que la defensa de un proyecto a favor del pueblo, el discurso, encabezado por Chávez pero replicado por el resto de sus correligionarios, está dirigido a desacreditar a la oposición y de implicar indirectamente acusaciones de colusión con el crimen organizado que hasta el momento carecen de fundamento fehaciente.

Capturas de video anónimo que circula por las redes sociales, en el que equipara a los presidentes de los partidos que integran la Alianza de Oposición a cabecillas de maras.

Capturas de video anónimo que circula por las redes sociales, en el que equipara a los presidentes de los partidos que integran la Alianza de Oposición a cabecillas de maras.

Lamentablemente, y en detrimento del pueblo hondureño, éste es un circo a dos lados, y el otro lado muestra la misma falta de empatía con la situación cada vez más grave a la que están sujetas las familias hondureñas. Tenemos al coordinador general del Partido Libertad y Refundación, Manuel Zelaya Rosales, y al presidente del Partido Anticorrupción, Salvador Nasralla, difundiendo información errónea sobre el dictamen, que ha sido revisado en múltiples ocasiones, donde se han eliminado del mismo los elementos controversiales, como la inimputabilidad de los elementos de seguridad y la criminalización de la protesta ciudadana. Jorge Cálix, diputado suplente por el Partido Libertad y Refundación, publicó en sus redes sociales un video con información desactualizada sobre las operaciones de las maras en nuestro país, utilizando el tema como pretexto para hacer uso de la misma estrategia de desacreditación que los nacionalistas y hablar de “mareros en el Congreso Nacional, alcaldías y la Casa Presidencial”. ¿Y las propuestas para resolver estos problemas, más allá de las consignas para sacar a un gobernante, dónde están?

El verdadero sentir de los políticos, en particular de los diputados, al respecto del tema de las reformas al Código Penal, queda perfectamente evidenciado durante las dos primeras discusiones al paquete de reformas en las primeras sesiones de este año: desinterés total. Mientras el secretario del Congreso Nacional leía el paquete de reformas y luego la opinión de la Corte Suprema de Justicia, muchos diputados que hoy son álgidos oradores a favor o en contra de las reformas, si acaso no estaban ausentes, se dedicaron a continuar con sus alegres charlas, a merendar un poco o simplemente a cualquier otra cosa, en lo que llegaba el turno de tomar la bandera política, como bien expresó Arabeska Sánchez. La vasta mayoría del pueblo hondureño, que se encuentra atrapada en medio de la guerra mediática y electorera desatada entre oficialismo y oposición utilizando la seguridad como bandera, ya no es capaz de permanecer en esa posición intermedia, donde lo único que encuentra cada vez es más sangre, tragedia y dolor.

Lo justo para con el pueblo hondureño y lo ético en el ejercicio de la política nacional es, primero que nada, que todos los sectores políticos contraigan un compromiso sincero y auténtico por encontrar soluciones tangibles a corto, mediano y largo plazo en el tema de la seguridad, sin otro ánimo que el de salvar las vidas de nuestros compatriotas; y en segundo lugar, que por amor a Honduras, dejen de embarrar sus bocas en la sangre del pueblo para usarla como campaña electorera.

Acerca Nincy Perdomo

Nincy M. Perdomo, hondureña, nacida en Tegucigalpa. Es Licenciada en Comunicación y Publicidad (Unitec). Ha publicado textos varios en la revista Mera V (Honduras), La Rabia del Axolotl (México), Revista Ombligo (México) y República de Papel (Nicaragua). Actualmente es stringer video para la Agencia Francesa de Prensa (AFP).

Recommended for you